Los 43 y 2018

Escrito por  Sep 10, 2017

Comenzado el proceso electoral correspondiente a las elecciones de 2018, se intensifica la activida política, como parte de lo cual los aspirantes saltan a la palestra en busca de ganar la candidatura deseada.

En este tenor, en Guerrero resurge la figura del ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, por conducto de su personero Sofío Ramírez Hernández, quien se encarga de insistir en que por el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala “el ex mandatario no tiene ninguna responsabilidad en términos de carácter penal, más lo que representa su responsabilidad política”.

La defensa de Ramírez Hernández se divulga en los momentos en que el nombre de Aguirre Rivero suena para ocupar la candidatura para la presidencia municipal de Acapulco.

Es verdad: al político ometepequense no se le ha adjudicado responsabilidad penal en el caso de los desaparecidos; no obstante, no se le libera de culpa porque, como gobernador que era, necesariamente tuvo que darse cuenta de lo que estaba ocurriendo, y nada hizo para impedir el ataque a los estudiantes.

Es bien sabido que un gobernador está bien informado de cuanto acontece en su jurisdicción en tiempo real; en consecuencia, está en condiciones de tomar decisiones en cualquier sentido. Pero Aguirre fue omiso.

Estuvo enterado, asimismo, de los pasos en que andaba José Luis Abarca en su condición de alcalde de Iguala, y tampoco hizo nada para que se le ajustaran cuentas.

La gente recuerda a un Aguirre Rivero sonriente, bromista, bonachón, que a todas las demandas decía que sí, aunque luego no las cumpliera; pero también recuerda que era gobernador cuando desaparecieron los 43, suceso que, si es designado candidato, lo perseguirá adonde quiera que vaya, y seguramente la población se lo recordará, y muchos en las urnas se lo cobrarán.

El caso de los 43 será, en estas elecciones, un estigma también para quien resulte candidato del PRI a la Presidencia de la República, sobre todo si es Miguel Angel Osorio Chong, quien como secretario de Gobernación tiene mucha responsabilidad en la resistencia que ha ofrecido el Estado mexicano para resolver el trágico acontecimiento. n