Cambios en el combate

Escrito por  Nov 09, 2020

Si bien Guerrero seguirá en semáforo epidemiológico ccolor naranja desde hoy 9 hasta el 22 de noviembre –dos semanas más–, el consejo de salud estatal ha establecido una serie de medidas tendentes a evitar que el lunes 23 el estado retroceda al color rojo.

Es evidente el interés del gobierno estatal, de no seguir en semáforo naranja, sino de avanzar hacia el amarillo; lo que no se ve claro es el resultado que pueda obtenerse con las nuevas disposiciones, porque importante porcentaje de la población sigue mostrándose renuente a acatar los protocolos sanitarios voluntariamente para reducir la propagación de la pandemia.

Así la situación, mientras la gente no asuma su responsabilidad para solucionar el problema y no haya la tan ansiada vacuna, se considera difícil, por no decir imposible, frenar el avance del virus.

Entre las medidas adoptadas para este nuevo periodo hay algunas que requieren una explicación más amplia de la autoridad, como aquella que anuncia el artículo VI del acuerdo correspondiente, que dice que los gobiernos municipales deberán establecer las medidas necesarias con el propósito de restringir la circulación vehicular y coadyuvar a reducir la movilidad en sus municipios de las 24:00 a las 6:00 horas, con el objetivo de disminuir los elevados riesgos de contagio.

Cualquier ciudadano podría preguntarse: ¿restringir la circulación vehícular cuando durante esas horas el movimiento resulta mínimo, prácticamente nulo?

¿En qué porcentaje se restringirá? ¿Cómo lo establecerán?

¿En qué consistirá la restricción? ¿Qué medidas podrían adoptar los ayuntamientos para cumplir esta decisión?

El inciso III del artículo 4 define, entre otros puntos, que en el transporte público, los choferes se abstendrán de admitir a pasajeros sin el uso de cubrebocas.

¿Y quién se encargará de verificar que los choferes cumplan?

¿Se atreverán hoteleros a exigir a sus clientes que atiendan las medidas sanitarias, entre ellas usar cubrebocas y gel antibacterial, como lo establece el inciso VI del artículo IV?

Las medidas, sin duda, son bien intencionadas; hacer respetarlas es otro asunto. nf