¿Dónde están los videos?

Escrito por  Sep 29, 2020

Resulta difícil concebir que las investigaciones relacionadas con la desaparición de los 43 lleguen a buen término sin conocer el contenido de los videos sobre el caso en manos del Poder Judicial del estado.

Y en esa dirección parecen enfocar sus baterías la Fiscalía General de la República (FGR) y el Congreso local.

Durante el informe que rindió el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con motivo del sexto aniversario de la desaparición forzada de 43 estudiantes en el municipio de Iguala, el titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero, aseguró que ha exigido al Poder Judicial de Guerrero rendir cuentas respecto al presunto extravío de los videos que grabaron las cámaras de seguridad del Palacio de Justicia de Iguala, y que pudieron haber captado el momento en que un autobús con normalistas de Ayotzinapa fueron raptados entre la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014.

El fiscal fue tajante: “es necesario que esas autoridades judiciales de Guerrero rindan cuentas al respecto; se lo estamos exigiendo y haremos que lo cumplan”.

Gertz Manero pronunció un discurso duro contra el Poder Judicial guerrerense, pero tuvieron que pasar dos años del actual gobierno para que dirigiera su mirada hacia ese poder de la entidad, no obstante el mucho polvo que ha levantado el tema.

Mucho tienen que explicar al respecto las autoridades judiciales, pues en ningún momento han dejado en claro cuál es la verdad que se cierne en torno a los videos.

¿Qué ocultan? ¿A quién protegen?

Parece ser que al exgobernador Ángel Aguirre Rivero no, porque prácticamente se le ha excluido de responsabilidad.

Entonces, ¿al ex presidente Enrique Peña Nieto? ¿A ex funcionarios federales? ¿A la delincuencia? ¿Al Ejército?

Gertz Manero podría desenredar la madeja, si es que realmente va para allá y si lo dejan.

Por otro lado, el presidente de la Comisión Especial para el caso Ayotzinapa en el Congreso de Guerrero, Arturo López Sugía, parece haber despertado.

Declaró que es necesario que los funcionarios del Poder Judicial sean llamados a comparecer para esclarecer el asunto de los videos.

Se trata de una declaración, no de una decisión y menos aun de un hecho.

Aunque se creó esa comisión para apoyar supuestamente en las investigaciones de la desaparición, no se les ha ocurrido pedir –si no pueden exigir– una explicación a las autoridades judiciales en torno a los videos.

Bueno sería que dijera la comisión qué ha aportado para el esclarecimiento de los hechos.

No en balde este 22 de septiembre normalistas atacaron las instalaciones del Congreso local, reprochando que se ha resistido a llamar a comparecer a representantes del Poder Judicial para que informen sobre los videos.

¡Ah! Pero todavía se victimizaron, arguyendo que siempre han apoyado el movimiento normalista.

Los normalistas no buscan apoyo; demandan hechos, trabajo, cumplimiento de compromiso, el respeto a la palabra empeñada. No poses.

Habrá que esperar para verificar si FGR y Congreso de veras van por la verdad o siguen impulsando el espectáculo. n