Combate sin combatientes

Escrito por  Jul 29, 2020

Prestadores de servicios de playa Icacos ofrecieron una muestra de capacidad de organización y voluntad para contribuir a llevar de mejor manera las consecuencias de la pandemia.

Al realizar ayer labores de limpieza desde la Base Naval hasta el hotel Calinda, en la zona Dorada, los más de 300 comerciantes y trabajadores de la franja de arena, dejaron en claro que no es conflicto lo que buscan, sino trabajar de manera correcta.

Tras el desalojo policiaco violento de que fueron objeto hace algunos días, la de ayer fue la respuesta de los trabajadores; es de esperarse que las autoridades tomen en cuenta esta actitud en el reordenamiento de la zona federal anunciada.

La experiencia reflejó que no siempre el uso del garrote aporta mejores resultados, sino el acercamiento y la comunicación con los involucrados, sobre todo si se toma en cuenta que su postura ha sido siempre la de ordenarse y trabajar de acuerdo con las normas legales, razón demás para atenderlos y apoyarlos.

Si hubiera que evaluar la actuación de las autoridades en el combate al Covid-19 en el ámbito municipal, quedaría al descubierto que han tenido aciertos y errores.

La falta de apoyo a generadores de empleos e impuestos ha sido uno de los puntos claros, pero también figura la ausencia de organización de la gente, que ha sido sustituido por el pataleo y los regaños.

No recurrir a medidas como la prohibición con la fuerza pública de salir a la calle en ciertos horarios, puede estar bien, pero tampoco se ha convocado a partidos políticos, empresarios, organizaciones sociales, jefes de manzana, para que cada quien en su área de influencia, haga labor de convencimiento.

No hay organización. Tampoco unificación. Ni poder de convocatoria para aprovechar el poder de cada dirigente, cada cabeza de grupo por pequeño que sea, para que se haga responsable de convencer a sus cercanos de que lo mejor para todos es respetar la medidas sanitarias, pues de lo contrario no la vamos a ver llegar. n