¿Mejoras sin transparencia?

Escrito por  Mar 17, 2020

En medio de la adversidad, resulta alentadora la información del síndico administrativo, Javier Solorio Almazán, en relación a que el ayuntamiento de Acapulco recibirá este año 38 millones 231 mil pesos del programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), es decir un millón 113 mil pesos más que el año anterior.

Especial mención merece el hecho de que Acapulco es el único municipio de Guerrero al que el gobierno federal le incrementó los recursos del programa, debido a que en 2019 alcanzó las metas establecidas, de acuerdo con la versión del síndico.

No obstante, algo no cuadra.

El 28 de enero, la síndica procuradora Leticia Castro Ortiz dio a conocer en entrevista que en Acapulco no se han visto reflejados los recursos del Fortaseg del año pasado.

Acusó que el gobierno municipal no ha transparentado en qué se ha gastado la partida; añadió que ya había solicitado esta información a la secretaria ejecutiva del Consejo de Seguridad Pública municipal, Martha Patricia López Ruiz, pero que hasta ese momento no se la había otorgado.

Para la síndica no queda claro dónde se ha invertido y dónde se ha direccionado “todo ese recurso que no vemos... no me digas que en patrullas, en equipo, en uniformes; en qué. Entonces eso es lo que no ha quedado claro”.

Habría que deducir que Solorio Almazán no se atrevería a proporcionar la información referente al aumento de recursos si no fuera verídica; pero si la síndica denuncia opacidad en el uso, significa que uno y otro no transitan por el mismo sendero.

Solorio Almazán habla maravillas del Fortaseg, y Castro Ortiz se queja de falta de transparencia.

Si no sería lógico que un regidor desconociera cómo se usan los recursos del programa, menos lógico resulta que lo desconozca la síndica procuradora.

El mensaje que salta a la vista es que no hay armonía y comunicación en el cabildo; no es la primera vez que queda de manifiesto públicamente, y eso no es nada sano para un gobierno que se precia de democrático y, por tanto, incluyente.

Si navegan en el mismo barco, conveniente es que se pongan de acuerdo, remen juntos y al mismo tiempo, para alcanzar mejores resultados.

No deberían perder de vista que gobiernan para Acapulco; no están escribiendo en su cuaderno. n