Fertilizante, va de nuevo

Escrito por  Mar 05, 2020

El hecho solo de reunirse con las autoridades locales –no sólo con el gobernador; también con los alcaldes– y escucharlas, ya deja ver en los representantes del gobierno federal comisionados al programa del fertilizante en Guerrero una actitud distinta a la de hace un año, cuando, dominados por una actitud que muchos afectados calificaron de soberbia, rechazaron escuchar consejos y tomar nota de la experiencia acumulada por quienes antes se habían ocupado del asunto.

El resultado de esa penosa actitud es bien conocida: un desastre en la distribución del insumo agrícola, que dejó a muchos campesinos enojados, inconformes y empobrecidos, y que afectó la productividad agrícola del estado.

El incidente demostró una vez más que nadie tiene la verdad absoluta, aunque esté convencido de ello a plenitud, y que una victoria –electoral o de otro tipo– por sí sola no hace más eficiente, ni más capaz, al vencedor. Ahora el programa tiene nuevo coordinador, pues el anterior, al parecer, no satisfizo las expectativas de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, ni de la Presidencia de la República, motivo por el que tuvo que dejar el cargo.

El nuevo coordinador, Miguel García Winder, escuchó y dialogó con el gobernador y con los presidentes municipales, quienes conocen el estado y todos sus municipios, sus caminos y su orografía, sus costumbres y sus talantes, mucho mejor que cualquier funcionario designado desde el centro del país.

Y el gobernador hizo gala de su expertise política con sutileza y diplomacia: al convocar a los reunidos a centrar sus esfuerzos en sacar adelante el programa este año, parafraseó al presidente Andrés Manuel López Obrador y les pidió no caer en “politiquerías ni grillas” en esta tarea.

Así no hay quien pueda reprocharle su llamado que, por otro lado, constituye una especie de bofetada con guante blanco a quienes descarrillaron el programa el año pasado. n