Legítima defensa

Oct 13, 2019

Ha causado polémica aprobar la inclusión en el Código Penal de que la legítima defensa es una causa de justificación ante un acto de agresión que pone en peligro la vida y los bienes del sujeto pasivo, no considerándose a esta acción como un homicidio de tipo punible, sino en defensa propia.

El diputado promovente, Omar Jalil Flores Majul, manifestó que la legítima defensa es una causa de justificación ante un acto de agresión que pone en peligro la vida y los bienes del sujeto pasivo.

A las autoridades que fruncen el ceño y se refieren al tema como “muy radical” o expresiones parecidas de rechazo, habría que recordarles que, si cumplieran con su trabajo, no habría necesidad de hacer o reformar leyes en este sentido.

En este caso específico, vale apuntar que si bien los delincuentes se introducen a las casas a robar poniendo en peligro la seguridad de sus moradores, es porque la autoridad falla en la prevención del delito y la impartición de justicia, convirtiendo la impunidad en una invitación a delinquir.

El legislador cumple su labor interpretando las necesidades de la población; hace pues su chamba para subsanar deficiencia de quienes incumplen la suya.

Está por otro lado, la voz clerical que reza que la legítima defensa es una ley persuasiva, no para matar.

¿Estarán diciendo los sacerdotes que la sola inclusión en el Código servirá para que los delincuentes se persuadan de que deben portarse bien?

¿O querrán decir, tal vez, que estando frente al delincuente el responsable de la familia sólo deberá mostrarle el arma para que se persuada de que debe salir en estampida? ¿Y si no funciona la persuasión?

Otra: ¿Se está hablando de que los moradores de la vivienda se deben convertir en profesionales en manejo de armas para no caer en pánico y disparar el arma sin pensarlo o sin que todavía el delincuente no haya cometido ningún daño?

Cada quien interpreta el tema a su manera, así como el abogado del atracador herido o muerto podría hacerlo para perjudicar a quienes, en un acto que creyeron de defensa porque se vieron amenazados, dispararon causando daño al intruso.

Habrá que considerar que cualquier ciudadano podrá tener un arma en su casa para su defensa, la de su familia y la de su patrimonio, pero en la mayoría de los casos sucederá que no tiene la experiencia, el conocimiento, la destreza ni la sangre fría, para manejar la situación.

Lo más deseable sería que nunca se presente un escenario de esta naturaleza porque, independientemente de las repercusiones legales que pueda tener, indudablemente podría desquiciar emocionalmente de por vida a la familia que viva la experiencia.

En consecuencia, lo más conveniente es que las autoridades correspondientes cumplan su responsabilidad y se pongan a trabajar ya en garantizar el respeto y la seguridad a la población, pues cualquier desaguisado que pudiera presentarse en un hogar no sería más que resultado de sus incumplimientos. n

Una tras otra

Oct 13, 2019

Guerrero no sale de una tragedia cuando comienza otra.

No se ha terminado la reconstrucción originada por el sismo del 19 de septiembre de 2017, y ya enfrenta las consecuencias de la tormenta tropical Narda, que motivó la declaratoria de emergencia para 23 municipios y la de desastre para 40.

¿Cuál es la diferencia entre una declaratoria de emergencia y una declaratoria de desastre?

Según el Sistema Nacional de Protección Civil, dependiente de la Secretaría de Gobernación, la declaratoria de emergencia está dirigida a la atención de la vida y la salud de la población, en tanto la declaratoria de desastre tiene por objeto proporcionar recursos para la reconstrucción de los daños sufridos en las viviendas y la infraestructura pública.

Ambas declaratorias constituyen un requisito obligatorio para que los gobiernos tengan acceso a recursos del Fonden (Fondo de Desastres Naturales) para atender las necesidades derivadas de las catástrofes.

Respecto a la reconstrucción relacionada con el sismo de 2017, el subsecretario de Ordenamiento Territorial y Urbano federal de la Sedatu, David Ricardo Cervantes Peredo, declaró que se lleva hasta ahora 84 por ciento de reconstrucción.

Dijo que más de mil millones de pesos están listos para continuar la tarea y que quedarán pendientes al menos algunas viviendas; habló de que todavía se revisarán algunas escuelas y, si sufrieron daño, en automático pasarían al programa.

Es decir que no hay para cuándo; la actual administración culpa a la anterior, la de Enrique Peña Nieto, de no haber hecho su trabajo; habrá que ver ahora qué pasa, pero, por el momento, no hay plazo para terminar.

Mientras tanto, una nueva catástrofe arrastra a buena parte de los guerrerenses: los efectos de Narda.

De entrada, habrá que reconocer la prontitud con que el gobernador Héctor Astudillo firmó la declaratoria de emergencia, avalada ahora por la Secretaría de Gobernación; muy atento estuvo el mandatario al curso que seguía el temporal, lo mismo que la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo.

La coordinación entre ambos, a pesar de militar a diferentes partidos políticos, surgió de inmediato, para escozor de quienes acusan a la presidenta de ser priísta, sin entender que, si bien fue Morena el partido que la llevó al poder, gobierna para todos los acapulqueños, no sólo para los morenistas.

Sano sería que, en adelante, así estén fuera de los reflectores, permanezcan igual de atentos para que lleguen los recursos para la reconstrucción, a efecto de que no se traben en la maraña burocrática. n

Vida o muerte

Oct 13, 2019

De seguro, si se pregunta a los presidentes municipales la causa por la que los cabildos que los acompañan no redactaron en seis meses reglamento alguno para aplicar la Ley de Aprovechamiento y Gestión Integral de los Residuos del estado, que hoy cobra vigencia, todos tendrán argumentos razonables y creíbles: uno podrá referirse a la situación de desastre en que recibieron los ayuntamientos, que los ha obligado a trabajar horas extras y  a concentrar su atención en impedir que se les hunda el barco; otro puede ser la drástica reducción de apoyo financiero del nuevo gobierno federal y, por ende, del gobierno estatal –obligado a extremar la administración de los recursos a su disposición–; la delincuencia sería un tercer argumento de peso, pues es un elemento capaz de paralizar las actividades lícitas, económicas o no, como lo han demostrado la extorsión y el secuestro, por mencionar sólo dos expresiones del crimen.

Pero ningún argumento, por razonable que sea, debería ser pretexto para no cumplir la disposición oficial. Y no tanto porque se trata de una ley como porque en este caso se refiere a un asunto de vida o muerte: la proliferación de plásticos en el planeta –y en la parte que Guerrero ocupa en él–, que van a dar a vertederos, a ríos, lagunas y mares, donde contaminan y matan a miles de ejemplares de muchas especies a diario durante mucho tiempo. n

 

A pesar de que algunos países de América Latina pueden considerarse riesgosos debido, principalmente, a la inestabilidad política de muchos de ellos o a su abultado endeudamiento, no hay que perder de vista sus oportunidades de inversión.

De hecho, en los últimos 30 años, las inversiones en América Latina han multiplicado por 55 su capital, según los gestores de fondos del Foro Latibex. Nada hace presagiar que esta tendencia no vaya a continuar así en el corto y medio plazo.

Los países de América Latina están redefiniendo sus estrategias frente a EE.UU., Europa y China para afianzar su inserción con el mundo. Debe hacerse viable y atractiva para las empresas, tanto extranjeras como locales.

Hay sectores específicos, como las energías renovables, electromovilidad y automotriz, así como la economía digital y las telecomunicaciones que tienen el suficiente potencial como para contribuir a patrones de desarrollo más sostenibles en el país y a diversificar la estructura productiva.

Según IDC Latin America, más del 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la región provendrá de la economía digital en 2022. Si a esta tendencia le sumamos las limitaciones físicas y el alto coste de gestionar una tienda tradicional, se pueden prever que América Latina va a ser uno de los mercados de e-commerce que más rápido va a crecer en el mundo. Si hablamos de países en particular deberíamos centrarnos particularmente en Brasil, México y Argentina para este sector.


México, país favorito por los inversores extranjeros

Para invertir en Latinoamérica hay que contar con una estrategia personalizada y unos objetivos de expansión muy claros. Descargar metatrader 4, plataforma de trading con amplia experiencia, nos ayudará a comprender el mercado local para saber aprovechar la volatilidad en los mercados para reforzar o salir de algunas inversiones con el fin de mantener una cartera robusta.

De acuerdo con el Informe sobre la Facilidad de Hacer Negocios 2019 del Banco Mundial, México ocupa el puesto 54 entre 190 economías, lo que le convierte en el país favorito por los inversores extranjeros para hacer negocios de toda Latinoamérica, muy seguido por Chile que ocupa el puesto 56 y Perú en el 68.

Con un PIB de US $ 1.5 billones y un PIB per cápita de US $ 8,902.83, las empresas extranjeras que estén pensando en invertir en México deberían hacerlo más pronto que tarde.

En cuanto a los fondos, las principales inversiones se están concentrando en el sector de servicios financieros. Por ejemplo, con la llegada de Jair Bolsonaro al poder se han comenzado una serie de reformas que tienen como finalidad reducir el peso del sector público. La reforma del sistema de pensiones nacional o la reforma fiscal hacen entrever que la banca privada tendrá un mayor peso en Brasil, lo que dará lugar a un gran potencial de crecimiento del sector.

También hay que destacar el acuerdo comercial entre América del Sur y la Unión Europea, que elimina 4.000 millones de dólares en aranceles beneficiando la exportación en países como Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay.

Las infraestructuras en América Latina siguen siendo también uno de los sectores donde los inversores pueden encontrar grandes oportunidades, debido a las extensas necesidades de sus países. 

En definitiva, invertir en Latinoamérica puede parecer muy arriesgado, pero si sabemos aprovechar la volatilidad y la distinta visión del mercado, atendiendo a la distribución geográfica y sectorial, podremos acceder a grandes posibilidades de inversión.

 

Feministas están en su derecho de exigir a los legisladores locales la revisión y la reforma del Código Penal para otorgar a las mujeres la libertad para decidir si continúan o no un embarazo hasta antes de las 12 semanas de gestación.

Están en su derecho de aspirar a que legalmente se les permita hacer con su cuerpo lo que crean conveniente, como lo reclaman de manera insistente y hasta en tono de desafío.

“Las mujeres no despertamos y planeamos que vamos a tener relaciones sexuales irresponsables para luego practicarnos un aborto; no hay ninguna mujer que disfrute un aborto; es la marginación y la falta de información lo que lo provoca”, reprocharon indignadas ayer en conferencia de prensa.

Vale resaltar, no obstante, que aun logrando los cambios pretendidos, el aborto o interrupción del embarazo, como quieren llamarle en adelante, ya no será una cuestión legal, es verdad; tampoco ética o moral, sino sencillamente emocional.

Es indudable que en caso de que un embarazo ponga en peligro la vida de la madre, procede en todo sentido el aborto.

Tal vez, una mujer violada que recurra a la interrupción del embarazo no deseado por haber sido víctima de un ataque o porque el niño viene enfermo o con alguna discapacidad, no se arrepienta de su determinación. Tal vez.

Pero una que decida esa misma acción por miedo a la reacción de la familia, por temor al qué dirán o porque “no desee echar a perder su vida por una criatura fuera de matrimonio”, por ejemplo, podría cargar toda su vida con un sentimiento de culpa, y los remordimientos le impedirían ser feliz durante toda su existencia.

Cada vez que vea un pequeño que pudiera tener la misma edad que el bebé perdido, recordará lo que hizo, y oleadas de arrepentimiento y dolor llegarán a su corazón.

Luego, pues, así tengan las leyes a su favor, la comisión de un aborto sustentado en la marginación o falta de información, como expresaron ayer, o bien por miedo, podrían salvarse de ir a prisión, pero no podrán escapar a su conciencia, que atenaza más que las rejas de una cárcel. n

Archivo

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31