Trabajar en la organización de los expedientes puede convertirse en una tarea titánica cuando no se posee las herramientas adecuadas.

Si una entidad financiera no se toma en serio el tema de la organización de sus expedientes, es muy probable que en poco tiempo se encuentre en una situación sumamente complicada cuando estos se empiecen a acumular o tenga que perseguir a sus clientes para que estos envíen algún documento faltante.

Dicha situación se traduce en consecuencias graves que van desde un servicio de poca calidad hasta la pérdida de negocios importantes por no cerrar a tiempo, evitando el crecimiento de la empresa.

Es allí donde Expediente Azul aparece en el mercado, con el propósito fundamental de suplir esta necesidad y brindar todas las herramientas necesarias para que, quienes accedan a sus servicios, puedan organizar y gestionar mejor sus papeleos y/o requisitos para con sus clientes y que puedan maximizar la calidad en sus servicios.

Un aliado ideal para los Brokers Financieros

El mercado mundial se encuentra en su mejor momento en la historia de la civilización, cada día son más las puertas que se abren para que cualquier persona pueda solicitar un préstamo para financiar un nuevo emprendimiento, lo que se traduce en un porcentaje cada vez más creciente de clientes para los brokers financieros.

Sin embargo, a medida que aumenta el número de clientes, los expedientes se acumulan y si no se le da la importancia que amerita se convierte en un desastre total.

El titular de la Secretaría de Turismo (Sectur) federal, Miguel Torruco Marqués, aseguró que Acapulco se prepara para un gran despegue en materia turística.

En el desarrollo de las actividades del Tianguis Turístico, habló de que hay interesados en invertir en el remozamiento del Centro Internacional Acapulco (CIA); también de la detonación del Acapulco Tradicional mediante un museo, así como de los recorridos por la bahía en un vaporetto –especie de autobús acuático–, de la construcción de un gran hospital turístico y la de un estadio.

Suena bien, pero todo son anuncios; son palabras que ni siquiera se saben, porque no se dijo, que estén plasmadas en papel, en un proyecto consolidado.

Cuando el gobierno de Vicente Fox Quesada (2002-2006) le declaró la muerte a Acapulco como destino turístico, a lo que le siguió el retiro de todo tipo de apoyo, el entonces secretario de Turismo, Rodolfo Elizondo Torres, advirtió que podría salvarse si se remodelaban los hoteles de las zonas Tradicional y Dorada, porque ya eran muy viejos, y si se diversificaban los atractivos turísticos.

Ni se han remodelado, ni ayer se habló de que se vayan a remodelar. El crecimiento turístico corre hacia la zona Diamante, el tercer Acapulco, donde hay orden, infraestructura urbana y hotelería nuevas. Es ahí donde se planean construir el estadio y el “gran hospital turístico”.

Resulta por demás absurdo la petición que el secretario de Turismo municipal, José Luis Basilio Talavera, hace a los maestros de la Ceteg en el sentido de no afectar al puerto con bloqueos y manifestaciones durante el Tianguis Turístico 2019. 

El propósito del funcionario es positivo; no obstante, exhortar a que no se realicen bloqueos ni manifestaciones es como hacerles ver a los cetegistas, que son esos movimientos precisamente los que causan daño y malestar.

Y los inconformes, cetegistas o no, llevan a cabo ese tipo de protestas para perjudicar no al gobierno, sino a la población, a fin de que los habitantes, que son los que resultan afectados, se irriten y enderecen su enojo contra la autoridad.

¿Qué efectos causaría entonces los bloqueos y manifestaciones que llegaran a realizar grupos inconformes? Los asistentes al Tianguis se llevarían la impresión de que Acapulco es un destino cuyos problemas sociales no atienden las autoridades y que por lo tanto la gente no tiene más opción que salir a las calles a exigir soluciones.

Si un grupo se queja porque inopinadamente le cambiarion el hospital para la prestación del servicio de hemodiálisis, cuando el actual les ha dado buen servicio, el mensaje es de una atención deficiente del IMSS.

Si los profesores toman las calles para exigir su incorporación al Fone, querrá decir que fue el gobierno el que les provocó el problema al contratar irresponsablemente docentes sin contar con el debido respaldo presupuestal.

Si usuarios se manifestaran públicamente contra la escasez del suministro de agua entubada, significaría que los responsables son puntuales para cobrar las facturas pero no proporcionan en igual condiciones el servicio, lo que constituye el delito de fraude.

Luego entonces, Basilio Talavera debió enfocar su petición a los funcionarios públicos en el sentido de que hagan su chamba y resuelvan los problemas de la población.

Si a la gente se le atiende y le resuelven sus problemas, le quitan armas para armar borlote, por un lado, por otro, nadie protesta sólo por causar problemas y si lo hace por intereses oscuros, hay un instrumento que se llama ley. n

Muy insistente ha sido el gobierno en que durante marzo pasado se registró el nivel más bajo en homicidios en los últimos años, lo que ha llegado a calificar de histórico.

Y no es para menos, la evidente reducción de asesinatos constituye un respiro para la población, tan atemorizada por los hechos sangrientos durante sexenios.

Incluso, aplaude el sector oficial que, asegura, en marzo se registraron 120 homicidios, a diferencia de los 300 que hubo en enero y febrero, un promedio de 150 por mes.

A su vez, el proyecto Violencia en Guerrero (GVP), por sus siglas en inglés, emprendido por la Universidad de Alabama (Estados Unidos), informó que durante el último cuatrimestre ha disminuido la violencia en la entidad.

La noticia fue difundida por la Dirección de Comunicación Social del estado de Guerrero en la cuenta de Twitter Gro Violence Project.

El proyecto GVP es dirigido por Chris Kyle, del Departamento de Antropología de la Universidad de Alabama, Birmingham, y lleva un seguimiento de la violencia y asesinatos cometidos en el estado de Guerrero desde mayo de 2014.

De acuerdo con su última actualización el pasado 31 de marzo, la disminución de los asesinatos en Guerrero continuó por cuarto mes consecutivo.

“El total preliminar de marzo, 144, es el conteo mensual más bajo de cuerpos en la base de datos de GVP desde diciembre de 2014”, señala la información.

La diferencia de las cifras de muertos de marzo (120 contra 144) es muy notoria, pero es un hecho que la violencia ha decrecido, lo que resulta tranquilizador… hasta cierto punto, porque en tanto GVP no cita las razones de la disminución, las que maneja la administración estatal son débiles y, por consiguiente, pocos creíbles. Aduce, por ejemplo, que están dando resultados las estrategias de seguridad y que el hecho de que Guerrero tenga mayor inversión y menos desempleo, se refleja en una mejora de seguridad. Si finalmente han encontrado la fórmula para abatir la inseguridad, batir palmas sería un acto de justicia, mas queda la suspicacia de que la baja también podría derivarse de una escasa actividad premeditada del crimen organizado.

Ni a la delincuencia le conviene la violencia porque se calienta la plaza y, en consecuencia, motiva mayor participación de las fuerzas de seguridad, lo que les dificulta realizar su “trabajo”.

No obstante, cuando un grupo se mete al territorio del otro, por ejemplo, es motivo de enfrentamientos, balaceras y muertos. Nadie, ni el gobierno, puede garantizar que hoy o mañana no pueda originarse un suceso de esta naturaleza con las consabidas consecuencias.

Luego entonces, puede no haber razón para confiarse y pensar que todo seguirá como en marzo; empero, mientras la quietud perdure, bien puede darse el lujo la población de respirar tranquila, sin apagar, desde luego, el foco de alerta. n

Piedra angular

May 23, 2019

Ayer comenzó la segunda etapa de excavaciones en las instalaciones que fueron el cuartel militar de Atoyac en los años 70 del siglo pasado, en busca de los restos del luchador social Rosendo Radilla Pacheco, desaparecido –como está documentado– tras ser detenido por efectivos militares el 25 de agosto de 1974.

La irracionalidad con que ha sido buscada la más famosa víctima de desaparición forzada de la guerra sucia en Atoyac no ha cambiado un ápice entre la actual Fiscalía General de la República y la anterior Procuraduría General de la República, a pesar del cambio del gobierno federal.

Del todo certeros han sido los señalamientos al respecto del presidente de la Afadem, Julio Mata Montiel, quien lo ilustró con dos frases hechas de uso muy común: dijo que buscar restos de desaparecidos con el método con que lo hace la FGR es como buscar una aguja en un pajar y como dar palos de ciego.

¿Por qué buscarlos a partir de testimonios de víctimas colaterales de los hechos, pero que no los presenciaron, en vez de llamar a declarar a los militares que participaron en ellos, así como a sus jefes, incluidos el entonces secretario de la Defensa Nacional y el entonces presidente y jefe supremo de las fuerzas armadas, Luis Echeverría Álvarez? ¿No sería esto más barato y más efectivo?

Archivo

« Mayo 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31