Pasan los días y la polémica sobre el asesinato de los sacerdotes Iván Añorve Jaimes y Germaín Muñiz García no pierden terreno, como cada vez que ocurre en casos como éste en los que, con sus prisas y su afán de querer aparecer como un funcionario eficaz, el titular de la Fiscalía del Estado de Guerrero, Xavier Olea Peláez, arma de inmediato la controversia entre su dependencia y los familiares y amigos de las víctimas.

De entre las explicaciones que como resultados de sus pesquisas manejó el fiscal, se aprecian algunos puntos que, cuando menos, tienen lógica, mas se observan otros que patinan en el absurdo, como aquel de que al baile al que asistieron los sacerdotes en Juliantla, “acudieron muchas personas pertenecientes a diversos grupos delictivos, tanto del estado de Guerrero, como de los estados de Morelos y Estado de México”.

Resulta difícil concebir que en una fiesta miembros de varios grupos delictivos coincidan, como si fueran grandes camaradas, cuando bien conocida es la rivalidad entre unos y otros. Otro más: sostiene el fiscal que en el baile “no hubo seguridad municipal, estatal o federal, puesto que el apoyo de seguridad preventiva para la celebración de dicho baile no fue solicitada a ninguna autoridad por los organizadores”.

Conocida la ligereza con que se conduce el titular de la Fiscalía General del Estado, Xavier Olea Peláez, en casos en que enfrenta presiones para el esclarecimiento de hechos sangrientos, surgen voces reprobando su versión que en conferencia de prensa propaló, vinculando al crimen organizado el asesinato de los sacerdotes Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes, perpetrado sobre la carretera Taxco-Tehuilotepec, después de acudir a una fiesta en Juliantla, comunidad taxqueña.

Muy conocida es la propensión del fiscal a involucrar sin más ni más a víctimas de la violencia con organizaciones criminales, razón por la cual no causa extrañeza que haga exactamente lo mismo en el caso de los dos clérigos.

Aseguró que Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes acudieron a un baile en la comunidad de Juliantla, donde, afirma, consumieron bebidas embriagantes y “se supo que hubo un conflicto de varias personas con el grupo de acompañantes de los sacerdotes".

“De los antecedentes investigados, abundó, se desprende que el sacerdote Germaín Muñiz García, fue fotografiado portando un arma de fuego de grueso calibre, y en otra fotografía en compañía de hombres fuertemente armados, pertenecientes a un grupo delictivo que opera en Mezcala, Carrizalillo, Taxco, Taxco El Viejo y parte de Iguala; dichas fotografías circularon durante mucho tiempo en las redes sociales, de lo que deviene que tanto la sociedad como grupos delictivos contrarios observaron dichas imágenes, así como, la nota que acompañaba a dichas gráficas, relacionándolo con uno de los grupos delictivos de la referida zona”.

El perredista David Jiménez Rumbo es otro aspirante a puesto de elección popular, para cuyo logro desliza ya buscapiés con qué llamar la atención del electorado, insinuando que podrá resolver un problema creado por la delincuencia organizada.

Precandidato a la alcaldía de Acapulco, ha desplegado su fotografía en los respaldos de autobuses urbanos en los que se anuncia una entrevista que se le hará en un medio informativo.

Astuto el hombre, no promete efectivamente solucionarlo; no se compromete. Se expone, como si fuera el entrevistador el que hablara, que se le preguntará al aspirante cómo evitar el cobro de piso, en lo que incluye la insinuación de que él sabe cómo lograrlo y que así lo hará si llega a la alcaldía acapulqueña. Así se entiende.

Interesante será conocer cómo cree el legislador por Michoacán que liberará a los comerciantes de este flagelo, que no es el único y que, como propuesta, no le daría lo suficiente para obtener el voto empresarial, que no el ciudadano, puesto que son los hombres de negocios los afectados por esta práctica.

El navío es el número 17 de la temporada

Elementos de la Policía Estatal se encargan de la vigilancia de los visitantes


Acapulco, Gro., 6 de febrero. Arribó al puerto el crucero Norwegian Star, de bandera Bahamas, mismo que trae a bordo tres mil 313 personas. Procedente de Cabo San Lucas, el barco capitaneado por Vanja Litovic, atracó en la Terminal Marítima alrededor de las siete de mañana con dos mil 301 pasajeros y mil 12 tripulantes.

El crucero estará en el puerto hasta las 18:00 horas para después partir hacia Puerto Quetzal, Guatemala.

Los pasajeros que descendieron para visitar los sitios turísticos, las playas, mercados de artesanía y centros comerciales, fueron recibidos con música de viento y bailes típicos de esta región. Algunos de los visitantes aprovecharon el momento para fotografiarse con los bailarines que portaban trajes tradicionales de Guerrero.

Los paseantes podrán visitar el museo del Fuerte de San Diego y sus tres nuevos museos para aprender más sobre la cultura guerrerense como son el de Las Máscaras, el Naval y el de las Siete Regiones.

El secretario de Turismo en el estado, Ernesto Rodríguez Escalona, informó que para la presente temporada de cruceros se espera que lleguen al puerto más de 70 barcos.

La llegada de más cruceros  a Acapulco es una demostración que las acciones que el gobierno del estado lleva a cabo rinden frutos, además de que trabaja arduamente para que esté puerto sea una parada importante para muchos cruceros internacionales, mejorando los atractivos turísticos de este municipio y también beneficiando a la gran parte de la población acapulqueña que vive de la llegada de vacacionistas.

 

Feria de promesas

Sep 26, 2018

Como era de preverse, aspirantes a puestos de elección popular comenzaron a formular planteamientos cuya ejecución está fuera de su alcance. Su propósito es claro: obtener por ahora la simpatía del electorado para que, llegado el momento, se transforme en votos, sin importarles haberlo logrado mediante engaños, sorprendiendo a la gente.

Manuel Añorve Baños, aspirante priísta a una senaduría, propuso ayer en Iguala un programa integral de seguridad basado en dos ejes principales: la atención a los cuerpos policiacos y blindar a los jóvenes contra el espejismo que les ofrece el dinero fácil, así como el fortalecimiento del núcleo familiar.

La violencia y la inseguridad constituyen estandarte seguro para los probables, como lo ha sido para los que acaban de pasar por el poder y nada hicieron en la materia y los que están a punto de terminar sin intentar nada.

Cuando Añorve Baños habla de la atención a los cuerpos policiacos como una forma de atacar la inseguridad, seguramente se refiere a certificar a los policías, capacitarlos, prepararlos, volverlos confiables y eficaces, labor que corresponde a un presidente municipal, al gobernador del estado, pero no a un senador de la República, cuya función específica es hacer leyes y fiscalizar el uso de los recursos públicos.

Bueno sería que el ex diputado federal explicara concretamente en qué consiste su plan y que dijera cómo piensa ejecutarlo.

Archivo

« Septiembre 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30