Reconoce el esfuerzo inédito de los docentes para terminarlo


Chilpancingo, 2 de julio. El gobernador Héctor Astudillo Flores y el secretario de Educación Pública federal, Esteban Moctezuma Barragán, encabezaron de manera virtual la clausura de cursos del ciclo escolar 2019-2020, que debido a la pandemia por Covid-19, las clases presenciales fueron suspendidas.

El Ejecutivo guerrerense expresó su felicitación a las maestras y maestros guerrerenses por el gran esfuerzo histórico que pusieron para que no se perdiera el ciclo escolar ante una situación por la que Guerrero no había pasado antes.

Felicitó a quienes hoy concluyeron el ciclo escolar, en estos momentos en los que la educación se transformó, pero que se tuvieron que adaptar frente a una situación que impone nuevos retos.

“Sin duda la tecnología va a seguir siendo un factor muy importante que nos va a ayudar mucho para mantener la ruta en el sistema educativo nacional y en el mundo la tecnología el internet”, apuntó.

El gobernador señaló que será importante que el servicio de Internet llegue a comunidades y lugares más alejados de esta entidad suriana.

Fueron donados a cuatro municipios donde hay más hospitalizados


Chilpancingo, 2 de julio. Con el compromiso de preservar la salud de las y los guerrerenses, el Pleno del Congreso del Estado aprobó por unanimidad, un Acuerdo mediante el cual resolvió descontar un mes de salario a las diputadas y diputados para la compra de insumos requeridos en las zonas y regiones de nuestra entidad, a fin de atender la contingencia generada por el Covid-19.

Considerando el descuento salarial y los ahorros generados por la actual administración, que sumaron 5 millones 244 mil pesos, mediante licitación se adquirieron 12 ventiladores médicos para ser donados a los Hospitales de Chilapa, Coyuca de Catalán, Ometepec y Tlapa, cuatro de las regiones donde se presenta el mayor número de casos y personas hospitalizadas. Para su distribución, se escuchó previamente la opinión del sector salud.

Con esta acción, las y los legisladores que integramos el Congreso manifestamos nuestra solidaridad ante la emergencia sanitaria, al suministrar equipos médicos que logren salvar la vida de pacientes que han sido contagiados con el virus.

En Acapulco y en otras ciudades del estado y del país, a partir de ayer, se empezaron a echar las campanas al vuelo por la reactivación económica, pero… no todo es tan sencillo como parece.

Lo ha estado recalcando el gobernador Héctor Astudillo Flores: la reanudación de actividades no significa que el coronavirus fue vencido y erradicado. No. La pandemia va para largo, por lo que no se debe bajar la guardia en el sentido de continuar las medidas sanitarias que han dictado las autoridades de salud.

La sana distancia, el uso de cubrebocas, el estornudo de etiqueta, el confinamiento, todas estas recomendaciones deben seguir siendo aplicadas por todos para tratar de disminuir la propagación del Covid-19.

El cierre de negocios de todos los sectores, principalmente del turístico, que es el más importante en Guerrero por la generación de empleos y la captación de divisas, ha sido un golpe muy fuerte tanto para los empresarios como para la clase trabajadora y el gobierno, por la falta de pago de impuestos de toda clase.

Es a partir de ayer que se apreciará cuántos negocios pudieron soportar la falta de ingresos para reanudar sus actividades en la nueva realidad. Asimismo, la clase trabajadora verá si aún conserva sus empleos después de casi cuatro meses sin trabajar, la mayoría sin recibir ingreso alguno, como los que se dedican al comercio ambulante, tanto en las calles como en las playas.

Las autoridades de los tres ámbitos de gobierno trataron de promover más apoyo a las empresas de todo tamaño, el cual no fue suficiente ante el tiempo que se prolongó y que nadie tenía idea que fuera a ocurrir como fue.

La crisis económica con que se reanudan las actividades en Guerrero, principalmente en Acapulco, va para largo; faltan meses para llegar al nivel en que estaba la economía a principios de este año.

Si comparamos la actual situación económica en que se encuentra el puerto con la que padece un infectado en estado grave por coronavirus, Acapulco también necesita un respirador que lo saque de la crisis. n

Reapertura

Jul 10, 2020

Si hay apego a la verdad, no habría manera de negar que la decisión de poner en color naranja el semáforo Covid para Guerrero dependió menos de las circunstancias meramente sanitarias relacionadas con la proliferación del nuevo coronavirus que de la crisis económica que golpea a amplísimas capas de la población del estado, empobrecidas de por sí, pero ahora llevadas a la desesperación por la falta de ingresos.

La prueba más clara de la urgencia por poner de nuevo en marcha la economía de manera generalizada es esa especie de confusión que han dejado las declaraciones de los representantes de las autoridades del estado en lo que se refiere a la fecha específica en que eso debería ocurrir: si este jueves, cuando sea oficial la declaratoria, o si el siguiente lunes, como era el procedimiento acordado por quienes en el país están al frente del combate a la pandemia.

De seguro, la mayoría de los establecimientos comerciales que lograron supervivir al prolongado cierre abrirán hoy mismo.

En el país, los contagios todavía van a la alza, pero de alguna manera en el estado “hay una tendencia a la baja en los dos indicadores de tendencias, que son el cambio de los casos de Covid y en los casos que se hospitalizan”, explicó el gobernador Héctor Astudillo que le informó el subsecretario Hugo López-Gatell.

Más vale que sea verdad, porque ese es el supuesto del que parte la decisión de reabrir. Pero también más ha de valer que los habitantes del estado se tomen la laboriosa –y tal vez tediosa– tarea de cumplir los rigurosos protocolos sanitarios, y que las autoridades estatales y municipales sean, más que estrictas, implacables en la verificación de su ejecución.

De no ser así, es muy probable que el semáforo regrese del naranja al rojo, y otra vez todos tengan que volver a recluirse. Y así de poco habrán valido tanto sacrificio y tanta pérdida previa de vidas humanas y de avances económicos, si los hubiera. n

Plantea la Conago la posibilidad de inversiones en los estados


Chilpancingo, 30 de junio. El gobernador del estado de Guerrero Héctor Astudillo Flores participó en la reunión virtual que sostuvieron integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), con el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, con quien dialogaron sobre las posibilidades de inversión en los distintos estados del país con el Tratado de Libre Comercio de México, Estados Unidos y Canadá (T-mec) que entrará en vigor este 1º de julio.

En esta sesión, el gobernador del estado de Guerrero Héctor Astudillo Flores aprovechó la oportunidad para agradecer al embajador la donación de equipo médico, como camas y ventiladores para Zihuatanejo; así como el anuncio de retirar la alerta de viaje para Taxco, uno de los destinos turísticos más importantes de la entidad.

En esta reunión, también dialogaron sobre la reactivación económica en cada una de las entidades tras la pandemia provocada por el Covid-19.

El gobernador Héctor Astudillo Flores destacó la importancia del T-mec, al convertirse en un instrumento eficaz para el intercambio comercial y de inversiones en América del Norte, que favorecerá a los tres países involucrados.

Archivo

« Julio 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31