Entre las propuestas de despenalizar el consumo de drogas naturales y de despenalizar el aborto –ambas retomadas por el equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador– hay similtudes que vale la pena revisar, pues podría ayudar a destrabar una polémica que a ratos parece haber llegado a un callejón sin salida.

La iniciativa de despenalizar las drogas no tiene por objetivo lucrar con ellas, ni aumentar su consumo lúdico, sino acabar con la principal causa de violencia en México, porque su prohibición es la causa del enorme margen de utilidad que proporcionan a los grupos que se dedican a traficar con ellas. A mayor ganancia, menos consideraciones éticas o morales.

La despenalización del aborto no sería para incentivar a las mujeres a abortar, sino para poner fin a un añejo problema relacionado con esa práctica: las condiciones insalubres en que se practica debido a la prohibición, y que termina en miles de muertes.

Porque está probado que la prohibición de las drogas no frena su producción, comercialización y consumo, y sí posibilita un gran número de muertes.

Igual, la prohibición del aborto no impide que las mujeres aborten, como lo han hecho desde tiempos inmemoriales, pero sí genera un mercado negro en el que ellas tienen que pagar mucho por ese servicio, muchas veces con su vida, si no es con su libertad.

La prohibición no sirve para los efectos que pretenden los antiabortistas, sino para exactamente lo contrario.

Vale la pena recordar lo expresado por el coordinador de la bancada priísta en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón, en el acto en que el gobernador Héctor Astudillo Flores pronunció un mensaje con motivo de su tercer informe de gobierno, en el que el legislador convocó al gobierno en sus tres órdenes y a la sociedad en su conjunto “a que impulsemos juntos una cruzada por la reconciliación social de Guerrero”.

Fue claro que el priísta se refería a reconciliar a los guerrerenses, lastimados por la ola de inseguridad y violencia ante la cual sucumbe la entidad.

No es la primera vez que se menciona el término reconciliación en el mismo contexto, pretendiendo que la ola de sangre que ha ahogado a miles de habitantes quede en el olvido, haciendo de cuentas que no pasó nada.

La Iglesia ha formulado exhortaciones en ese mismo sentido, igual que algunos políticos cuando estaban en campaña.

Sería bueno que todos los dueños de esas voces preguntaran a los familiares de Reyna Valenzo Pérez y la profesora Itzel Vega Radilla, al igual que a las miles de familias que han sufrido la pérdida de alguno de sus integrantes como consecuencia de la violencia, si están dispuestas a olvidar la afrenta y a perdonar a los victimarios.

Resbalones

Jun 20, 2021

Expresión más desafortunada no pudo haber emitido el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, cuando expresó que las mujeres que han sido asesinadas “precisamente no andaban en misa o en la catedral”, dando a entender que las privaron de la vida por transitar por caminos irregulares.

Luego, pisó el freno pero ya había chocado contra la pared: “no es una situación generalizada; hay que estudiar casos como el de la oftalmóloga (Reyna Valenzo Pérez) asesinada en Acapulco”, expresó, al percatarse tal vez de que estaba ofendiendo a familiares de las víctimas, algo en lo que se especializaba en su función de fiscal general del estado, Xavier Olea Peláez.

Tan informado como aparentemente está, monseñor Rangel debe saber que no todas las féminas han sido asesinadas por andar metidas en cuestiones delictivas, y que, aunque las víctimas acabaran de salir de una cantina a cualquier hora del día o la noche, o de cualquier otro sitio a los que las personas santas no acuden, no era razón para que las atacaran como tampoco para criminizarlas.

Es de suponerse que la gente de cualquier sector de la sociedad goza de cabal libertad para asistir a cualquier sitio cuyo funcionamiento esté permitido por la ley, sin que ello sea motivo para que antenten contra su integridad. Rangel Mendoza volvió a resbalar al apuntar que “en el fondo aún subsiste el machismo en Guerrero”, pues su expresión pareciera estar encuadrada precisamente en este contexto, en el machismo, aunque luego volanteó para retomar el camino del bien al subrayar: “ojalá los hechos recientes hagan reflexionar a toda la sociedad y le dé su lugar a las mujeres que valen tanto como los hombres”.

Alerta de género

Jun 20, 2021

Es claro que la alerta de género, vigente en ocho municipios de la entidad, no está funcionando; el número de asesinatos de mujeres por razón de género –o evidentemente dedicadas a actividades lícitas– es prueba de ello.

También es claro que la solución de fondo es cultural y pasa por inculcar en toda la sociedad, hombres y mujeres –sobre todo en las nuevas generaciones, las que están en formación mental y emocional–, los valores que posibiliten una convivencia equilibrada y armoniosa, solidaria y respetuosa, entre todos los géneros. Pero no es sólo eso. Porque por más que el Estado se emplee a fondo en procurar en sus ciudadanos esa nueva mentalidad y esos valores esenciales para la vida en comunidad, siempre habrá antisociales inmunes a todo valor, o perturbados obsesionados con el deseo de hacer daño y causar dolor.

En estos casos la autoridad tiene que adoptar su rol coercitivo y hacer uso del legítimo monopolio de la fuerza que le ha confiado la sociedad.

¿Cuánto de ambas tareas están haciendo las autoridades? Los recientes asesinatos de mujeres parecen indicar que poco o nada.

Seguramente habrás escuchado la popular expresión: el bolso de una mujer es su vida. Pues aquí lo reafirmamos: sí, el bolso es lo más importante que lleva una mujer, es un cofre precioso del tesoro. La vida entera de una dama está en su bolso.

Pero, un bolso no es solamente una herramienta de ayuda para trasladar tus cosas personales, tus libros, lo que sea que utilices en tu trabajo, instituto o rutina diaria. El bolso, en cualquiera de sus presentaciones: carteras, mochilas, bolsas, es considerado para los expertos en vestimenta como un accesorio.

Archivo

« Junio 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30