El sismo de 8.2 grados en la escala de Richter que el pasado jueves 7 de septiembre a las 23:49 horas sacudió el centro y el sur de México, nos hizo recordar a miles de personas el terremoto del 19 de septiembre de 1985, que además de quitarle la vida a sus seres queridos hizo que se cayeran viviendas, escuelas, centros de trabajo y hospitales.

Ciertamente, después de 1985 México se encuentra mejor preparado en materia de protección civil en caso de temblores.

Expertos del Servicio Sismológico Nacional aseguran que, en particular, la Ciudad de México es una zona altamente sísmica, y cada año se generan miles de temblores. Sin embargo, la mayoría de ellos no alcanzan magnitudes considerables, ni de peligro para la población.

Existen antecedentes de sismos de magnitud considerable, como el de 1957 que tuvo una intensidad de 7.7,  cuando se cayó el Ángel de la Independencia;  el ocurrido en 1979 que tuvo una magnitud de 7.6, y el del 19 de septiembre de 1985, que alcanzó los 8.1 grados y que propició la muerte de cientos de personas.

Los sismos grandes ocurren muy raramente. La Ciudad de México ha sufrido sismos en toda su historia, pero uno tan destructivo como el de 1985 ocurre solamente dos o tres veces en cada siglo.

Desde el sismo de 1957, la Ciudad de México ordenó crear una Norma Sísmica del Distrito Federal para clasificar las zonas más propensas a sufrir daños por los movimientos telúricos y con base en eso definir un esquema para la construcción de edificios en esos lugares.

La Norma Sísmica dividió la Ciudad de México en tres zonas: Zona I o de lomas; Zona II, que es una franja intermedia con un terreno un poco más firme (por ejemplo, los Viveros de Coyoacán) y la Zona III, la del lago.

En la capital del país, la Zona III es la de mayor riesgo por la vulnerabilidad provocada por las características del subsuelo sumamente blando y la cantidad de habitantes. Esta zona abarca desde la Villa de Guadalupe hasta Xochimilco, y desde la Condesa hasta Texcoco, en lo que fue el antiguo lago.

La ayuda será enviada a Oaxaca, Chiapas y Tabasco, informa la presidenta del DIF

La respuesta de los habitantes de Guerrero ha sido abundante, celebra Mercedes Calvo de Astudillo

Saldrán tres camiones con 40 toneladas de provisiones y un barco con 60, anuncia el gobernador


Entre 20 y 25 centros de acopio se instalaron en Guerrero para apoyar a los damnificados por el terremoto en Oaxaca, Chiapas y Tabasco, con ayuda que sería enviada desde anoche mismo, informó la presidenta del DIF, Mercedes Calvo.

La esposa del gobernador Héctor Astudillo hizo un recorrido ayer por algunos centros de acopio en Acapulco, y señaló que la respuesta de la ciudadanía ha sido abundante. En el centro instalado enfrente del Centro Acapulco, una sola persona, un médico cardiólogo, hizo una aportación de 5 mil pesos en efectivo.

En tanto, la Secretaría de Marina informó que hoy martes zarpará un barco con víveres. La unidad de superficie (barco) que transportará la ayuda a Salina Cruz, Oaxaca, será la patrulla costera ARM Romero, informó la dependencia en un comunicado.

El gobernador Héctor Astudillo, por su parte, informó que a las 3:17 de la tarde salieron cinco camiones cargados de víveres que irán a Oaxaca y el barco de La Marina que saldrá a las 8 de la mañana.

Indicó que su destino final es la zona de Juchitán y el barco va a la zona del Itsmo en Oaxaca.

Dijo que en esta actividad de acopio de víveres participó la Universidad Autónoma de Guerrero y reiteró la permanencia de los centros ubicados en el parque Papagayo en Acapulco, en el Centro de Convenciones, y en Chilpancingo, en el CRIT que está frente al palacio de Gobierno.

Suspendieron labores en oficinas generales, reanudarán el lunes, informa director

Bardas caídas, techos colapsados y pequeñas fisuras presentan los inmuebles por el temblor


Varios planteles del Colegio de Bachilleres del Estado (Cobach) resultaron con afectaciones a causa del sismo de 8.2 grados con epicentro en Chiapas, registrado la noche del jueves.

Luego de que autoridades municipales realizaron una supervisión en las instalaciones del Colegio de Bachilleres plantel 7, ubicado en la colonia Santa Cecilia, el director general del Cobach, Juan Carlos Martínez Otero, informó que el reporte preliminar era de 10 planteles con afectaciones menores.

Las afectaciones se presentaron en dos planteles de Acapulco, seis de Tierra Caliente y otros dos en la Costa Chica.

Martínez Otero indicó que los planteles con más afectaciones fueron los de la Tierra Caliente.

El coordinador de Protección Civil municipal, Sabás de la Rosa Camacho, destacó que en Acapulco no hubo afectaciones mayores y no hubo retiro del mar, ni incremento del oleaje por el sismo de magnitud 8.2, que se registró la noche del jueves. Ayer, el alcalde Evodio Velázquez Aguirre, acompañado por funcionarios municipales y autoridades del Ejército hicieron una supervisión en las instalaciones del Colegio de Bachilleres plantel 7, donde informó que por la mañana se instaló formalmente el Consejo Municipal de Protección Civil ante cualquier posible emergencia, y que también se encontraban listos los albergues temporales y los comités vecinales. El alcalde afirmó que en el municipio hubo saldo blanco, que no había reporte de afectaciones en unidades habitacionales, pero que se efectuaría una supervisión. El coordinador de Protección Civil del municipio, Sabás de la Rosa Camacho informó que no hubo incremento del nivel del mar ni hubo retiro, y que tampoco hubo daños en la infraestructura turística. “Este fin de semana puede venir el turismo a Acapulco, no hay reporte de afectaciones y el oleaje está en condiciones muy normales, un oleaje muy suave”. Añadió que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Telmex y el aeropuerto estaban dando servicio de manera normal. El funcionario municipal pidió a la población no propagar información falsa por la alerta de tsunami emitida la madrugada de ayer, ya que la emergencia ya había pasado. “La alerta fue un protocolo mundial que lanza el sistema de alertamiento de tsunami; ya pasó, no se está retirando el mar, no suban información falsa... Acapulco está bien, la infraestructura hotelera está bien, en la zona hotelera no pasó nada con el sismo; las playas están bien, el oleaje normal”. De la Rosa Camacho subrayó que continuarían los recorridos por las colonias, así como por las zonas de playas para verificar el comportamiento del mar. Pidió a la población acapulqueña hacer caso de los avisos oficiales y no entrar en pánico. Asistieron a la supervisión, el director de Protección Civil, Carlos Amezcua Avalos; el director general del Cobach, Juan Carlos Martínez Otero; el delegado de la región Acapulco de los Colegios Bachilleres, José Luis Odriozola y el director del Cobach plantel 7, Enrique Sotelo Buila.

 

“Continuarán los recorridos para verificar el estado de los planteles en el municipio”

Cuarteaduras en techos y paredes, hundimientos de pisos y daños en bardas perimetrales, el saldo


Tecpan, 8 de septiembre. Varias escuelas del municipio de Atoyac registraron afectaciones, como cuarteaduras en techos y paredes, hundimiento de pisos y daños en las bardas perimetrales, por el sismo de 8.2 grados que se registró la noche del pasado jueves con epicentro en Chiapas, informaron autoridades educativas en esta región y la dirección de Protección Civil (PC) municipal.

Consultados por separado, el jefe de los Servicios Estatales de Educación, Gilberto Abarca Ojeda informó que varias escuelas estatales de prescolar sufrieron daños por el movimiento telúrico, como el jardín de niños Cuauhtémoc, en el centro de la ciudad, –que fue hecho hace 60 años-, donde PC clausuró el baño porque quedó en mal estado y se cuartearon dos paredes de la barda perimetral; en el jardín de niños Vicente Suarez se cuarteó una pared; en el kínder Benito Juárez, de la comunidad de El Ticuí, se movieron las láminas del techo y en el kínder de la comunidad de Arenal de Gómez se cuarteó la barda perimetral.

Archivo

« Diciembre 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31