Desde el 19 de septiembre 673 escuelas básicas están paradas


Chilapa, 6 de noviembre. El miedo se puede ver, oler. En los municipios de Chilapa, Atlixtac, Zitlala, Ahuacuotzinigo y José Joaquín de Herrera, en Guerrero, está en las escuelas: 673 de nivel básico están cerradas desde hace 46 días. 

Mensajes de amenazas por Facebook y Whatsapp han paralizado a todo el magisterio. Es lunes, y en la cabecera municipal de Chilapa la vida trascurre lenta, a un ritmo distinto.

Sus calles –angostas la mayoría– lucen libres. No hay tránsito y muy poca gente anda. 

En una ciudad que se dedica a dos cosas: el comercio y el magisterio, la ausencia de los profesores y estudiantes se nota en su cotidianidad.

Este día los alumnos tenían que regresar a clases, pero eso no ocurrió. Desde el 19 de septiembre, en los cinco municipios que integran la región de La Montaña baja, 59 mil 649 niños de prescolar, primaria y secundaria, y los 3 mil 742 profesores, administrativos y personal de apoyo, no han pisado las escuelas. 

El 19 de septiembre, con el terremoto, la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) dijo que las clases se reanudarían hasta que los planteles fueran evaluados. 

Las aulas están cuarteadas por el sismo, denuncia comisario


Atoyac, 7 de octubre. Alumnos de escuela primaria Hermenegildo Galeana de la comunidad de San Juan de las Flores, en la sierra de Atoyac, reciben clases en la explanada de la plaza cívica, debido a que las aulas presentan cuarteaduras en paredes y techos, ocasionadas por los sismos ocurridos el mes pasado.

Para ello, los profesores y padres de familia colocaron lonas y mantas para proteger a los menores de la lluvia y los rayos del sol, para que puedan recibir sus clases sin contratiempos, explicó el comisario municipal de la localidad, Mariano Flores Vázquez.

Explicó que la medida fue acordada por los padres de familia de la institución educativa por el temor que tienen de que sus hijos sufran un accidente por el mal estado en que se encuentran los salones de clases, los cuales, afirmó, fueron deteriorados por los temblores del 7 y 19 de septiembre pasados.

“Los padres de familia están temerosos de que un pedazo de loza se venga abajo o una parte de las paredes sobre sus hijos, sobre todo si se toma en cuenta de que se trata de un inmueble que fue construido hace más de 50 años en esta población y jamás ha recibido ningún trabajo de mantenimiento”, puntualizó Flores Vázquez.

Contó que hace tres años, el Instituto Guerrerense para la Infraestructura Física Educativa (Igife), autorizó la construcción de tres aulas en el plantel, las cuales no se hicieron porque el recurso se fue a la Telesecundaria de la localidad, que fue la que finalmente fue la beneficiada, misma que se encuentra en buen estado y no requería de obras.

En ese sentido manifestó que dará seguimiento a esa gestión al tiempo que presentará a las autoridades federales y estatales el reporte de las afectaciones que se registraron en ese plantel, causadas por los movimientos telúricos del mes pasado, a fin de que se aprueben la construcción de nuevos edificios.

Abundó que está avanzado el compromiso con el alcalde Dámaso Pérez Organes para que en noviembre de inicio la construcción de tres aulas equipadas con aires acondicionados, con el propósito de que las próximas generaciones tengan mayor comodidad y espacios educativos dignos, según palabras del presidente municipal.

Podrían sumarse más escuelas a protesta


Zihuatanejo, 29 de septiembre. Padres, alumnos y maestros de la primaria Vicente Guerrero marcharon por las calles del puerto y tomaron clases en el vestíbulo del ayuntamiento, para demandar la reconstrucción de la escuela; “si el lunes no hay solución se van a sumar al paro cinco escuelas más”, reclamó Juan Escobar Baños, presidente del Comité de Padres. Divididos en dos contingentes, los niños de primer año fueron llevados al ayuntamiento por sus maestros, y los de tercer y cuarto grado salieron de la primaria Vicente Guerrero y marcharon sobre la avenida principal hasta llegar al ayuntamiento.

Consultado en el trayecto, Baños dijo que si este lunes no se concreta nada se van a sumar cinco primarias y una jardín de niños a la suspensión de clases, ya que sus escuelas también tienen daños.

En el recorrido los niños portaron cartulinas con mensajes pidiendo la intervención del gobernador del estado Héctor Astudillo Flores, para que el Instituto Guerrerense de Infraestructura Física Educativa (Igife) de prioridad a la construcción de un nuevo edificio.

La infraestructura del plantel no puede ser utilizada, dictamina PC


Niños de la escuela primaria matutina federal Plan de Ayala, ubicada en la colonia Emiliano Zapata, en la periferia, tuvieron que empezar clases del actual ciclo escolar en pasillos y espacios exteriores del plantel, pues desde hace cuatro años, Protección Civil municipal emitió un dictamen de que la infraestructura del edificio principal, de dos pisos, no podía ser utilizada, pues representa un “alto riesgo”.

Debido a ello, los aproximadamente 600 niños que asisten al turno matutino, fueron divididos en grupos y distribuidos bajo la cancha de usos múltiples, jardineras, patios, andadores y acceso principal para tomar clases.

El sismo del pasado jueves por la noche, de 8.2 grados en la escala de Richter, ocurrido frente a costas de Chiapas, incrementó la incertidumbre entre padres de familia y la plantilla laboral.

Madres de familia explicaron que los papás se organizaron para pintar la escuela, y cuando acudieron a preparar las paredes, se percataron del desgaste, por lo que decidieron que los niños no tomen clases en los salones.

En recorrido por el plantel, se constató que existen fisuras en columnas, techos, castillos y paredes del edificio de 43 años de antigüedad.

Al menos dos salones y la dirección del plantel lucen con paredes cuarteadas.

Niños de primero “c” de primaria deben utilizar una mochila como pizarrón, mientras realizan algunas actividades sentados en el piso.

Un grupo de niñas efectúa actividades didácticas con resistol y palitos de madera bajo la cancha techada, y tres niños se acomodan en el interior de una portería de futbol con sus mochilas.

La escuela, asignada por la autoridad como refugio temporal en caso de desastres naturales, además carece de drenaje, pues la calle exterior fue construida un nivel más arriba, lo que provoca inundaciones en un sector del interior del centro escolar.

Padres de familia pidieron la intervención de autoridades estatales, al reprochar que ningún funcionario ha tomado cartas en el asunto, por lo que advirtieron que tendrán que bloquear calles para ser escuchados.

El director de la escuela, Ángel González Castrejón, expresó que “nuestra institución con el último sismo, sufrió más daños, se sacudió tremendamente, las paredes cuarteadas, que de por sí teníamos desde 2013, se agrietaron más”, y recordó que el centro escolar se daño debido a un sismo registrado el 21 de agosto de dicho año.

Subrayó que “el edificio no está en condiciones óptimas para laborar, los niños y los maestros sufrimos por nuestra integridad”, y reprochó que ha entregado oficios a autoridades educativas de Guerrero, sin que hayan hecho algo.

En el turno vespertino estudian aproximadamente 300 niños más.

Hacen falta once profesores que fueron cambiados pero no los remplazaron, dicen

Desde junio, la SEG dice que repondrán a mentores cuando haya, reprocha el secretario general


Chilpancingo, 18 de agosto. El secretario general de la zona escolar 015 ubicada en Tlacotepec, Juan Alberto Urióstegui Alemán, advirtió que no iniciarán el ciclo escolar este lunes debido a que la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), no ha repuesto a 11 maestros que fueron cambiados a otros municipios.

Urióstegui Alemán detalló en conferencia de prensa que la comunidad de Xochitepec está sin maestros desde mayo, debido a que la SEG les autorizó ausentarse.

“Hemos hecho los oficios correspondientes, porque en esta comunidad se han ausentado tres docentes, quienes atienden a unos 25 alumnos de nivel primaria”.

En otras escuelas, dijo, se han ausentado otros dos maestros “y la SEG sabe dónde están, pero los está respaldando; nosotros no sabemos por qué los maestros se ausentaron, no nos contestan las llamadas, hemos ido a preguntar en las oficinas de Personal pero las mismas autoridades los están respaldando porque no nos dicen dónde están”. Agregó que hay otra maestra que se jubiló y que no ha sido reemplazada. “No es la única zona que está en esta situación, hay otras zonas como la 17 también de la sierra donde hacen falta 7 maestros” denunció.

Ante esta situación, el secretario general de la zona 15 de Tlacotepec advirtió que este lunes no se iniciará el ciclo escolar 2017-2018 en las escuelas, “estaremos dando el banderazo de inauguración con una manifestación; ya se está convocando para que este lunes toda la zona 015 nos vamos a manifestar aquí en la capital para que las autoridades se dignen a darnos respuestas favorables y en caso contrario amenazamos con otro escenario, donde los padres de familia también se tengan que trasladar a la capital para exigir se nos repongan los maestros”.

Dijo que en total hacen falta cinco maestros, con lo que se afecta a 250 alumnos de nivel primaria.

El director de la primaria Héroes del Sur, de la comunidad de Tepehuajes, Octavio Romero Jerónimo denunció que en las comunidades Justo Sierra, Huautla y Xochitepec, los maestros se fueron, dejando sin clases a más de 470 alumnos.

“Desde el mes de junio estamos insistiendo a la SEG que nos repongan los maestros pero la respuesta de las autoridades es que cuando haya maestros los repondrán”, reprochó.

Dijo que son más de mil 500 alumnos los que van a parar clases este lunes, además de las zonas 14, 16, 17 y 18 que conforman el nivel primaria del sector Sierra además de la 08 y 09 de preescolar que tienen el mismo problema.

Archivo

« Junio 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30