Ciudad de México. Las comisiones unidas de Presupuesto y de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobaron esta noche en lo general el dictamen de la Ley de Austeridad Republicana “de Estado”.

Aun cuando se argumentó en la reunión que el dictamen se presentó con serias deficiencias de técnica legislativa, y que los diputados anticiparon que distintas disposiciones de racionalidad del gasto ya existen en leyes vigentes, el dictamen se votó y será presentado como principal tema en la sesión de mañana.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se abstuvieron de votar y anticiparon que este martes, en sus reuniones plenarias, decidirán si votan a favor o en contra del dictamen.

Arturo Escobar, del PVEM, exigió que ante la violación del proceso legislativo por parte de Morena, esta bancada no utilice su mayoría en el pleno para regresar al proyecto de dictamen original, del que por la negociación se excluyó, por ejemplo, que el Congreso quede sujeto a la ley, debido a que no hay atribución expresa. "¿Morena va a regresar al dictamen original? Seamos sinceros. Dígalo", demandó al presidente de la Comisión, Alfonso Ramírez Cuéllar. Éste eludió: "Ya veremos".

La priísta Sara Rocha sostuvo que las preguntas sobre un albazo de Morena se deben a la desconfianza que esta bancada ha creado, al comprometerse con acuerdos que luego no cumple. "Nos hemos leído tanto las manos", expresó.

El Partido Acción Nacional (PAN) anunció su votó en contra, al argumentar que el dictamen choca con la legislación vigente e incluso con la Constitución. “No debería ser incluso una ley de Estado”, resaltó el diputado blanquiazul Xavier Azuara.

Ante el anuncio de esas tres bancadas, y a propuesta de Movimiento Ciudadano, la Comisión de Presupuesto aceptó integrar una subcomisión que “armonice” las observaciones y procure integrar la mayoría de coincidencias, con objeto de que se presenten como reservas durante la discusión en el pleno.

En la Comisión de Hacienda el dictamen se aprobó con 18 votos de Morena, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social, y siete abstenciones de PRI, PAN, PVEM, MC y PRD. En la de Presupuesto, con 24 a favor y once abstenciones, de PRI, PAN, PVEM, MC y PRD.

Diputados del PRI, PVEM y PRD explicaron que difícilmente se puede presentar un voto en contra de una ley que tiene como objeto la austeridad.

Sin embargo, el priísta Fernando Galindo, expresó que se quiere enviar a la sociedad “un mensaje político con el nombre bonito de una ley, pero con una contradicción de normas”.

Planteó que si el incentivo de la nueva ley es tener ahorro todos los años, este se logrará al final del año “y cuando lo queramos destinar a inversión, ya no se podrá, porque no habrá tiempo para destinarlos”.

Refirió que uno de los objetivos es que, en cada ejercicio subsecuente, se gaste menos que el año previo. “Si eso es así, no sirve de nada que aprobemos el presupuesto. Austeridad sí, pero para que sirva a la gente, no para que limite la capacidad del gobierno”.

Ramírez Cuéllar dijo que la Cámara aprobará una ley que mejorará la administración del gobierno, con respeto a los derechos de los trabajadores.

“Queremos dejar explícito terminar con la falta de transparencia en los fideicomisos, la contratación de funcionarios, y con la duplicidad de plazas”, indicó.

 

Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hoy nuevos límites a los gastos del gobierno, que incluirán el requisito de que el propio mandatario autorizará las giras de funcionarios públicos al extranjero.

Se cancelarán rentas y compra de vehículos y se restringirán uso de viáticos, telefonía y vales de gasolina, señaló el mandatario en su conferencia diaria.

Expuso que el gobierno sólo comprará vehículos para patrullas, ambulancias y equipos de bomberos, así como lo que requiera la protección civil, pero no autos particulares para funcionarios públicos.

Los viajes al extranjero se reducirán al mínimo y, además de la expresa autorización presidencial, deberán tener la autorización de una comisión especial, dijo López Obrador.

 

Zumpago, Mex. El comandante de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), Manuel de Jesús Hernández González, informó que se escogió la Base Aérea de Santa Lucía para construir el Aeropuerto Internacional "General Felipe Ángeles", ya que posee las dimensiones y condiciones necesarias para un aeropuerto mixto, civil y militar.

Al participar en el acto de Inicio de Estudios y Trabajos Preliminares para la Construcción del Aeropuerto Internacional "General Felipe Ángeles", detalló que éste operará con sistemas de navegación modernos y tendrá capacidad de recibir a 20 millones de pasajeros en su primera etapa.

En la ceremonia encabezada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el comandante de la FAM agregó que se tendrá un máximo desarrollo para recibir a 80 millones de pasajeros en un horizonte de 50 años, y además podrá recibir aviación de carga, así como aeronaves en general.

Señaló que conscientes de la construcción de una obra de tal magnitud, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha buscado coordinación y consenso con diferentes dependencias del gobierno federal, para que desde el ámbito de sus respectivas competencias y, dentro de un marco legal, contribuyan a la mejor realización del proyecto.

El general refirió que se han consultado instituciones especializadas en el ámbito aeronáutico, tanto nacionales como internacionales, para que esta obra cuente con las capacidades y características necesarias.

Abundó que en todo momento se ha buscado que no se pierda ni disminuya la vocación estratégica de la Base Militar de Santa Lucía manteniendo su capacidad operativa y logística del desarrollo de las operaciones militares.

Hernández González destacó que hoy inician los estudios y trabajos preliminares para la construcción del Aeropuerto Internacional “General Felipe Ángeles”, que coadyuvará al desarrollo aeronáutico de México, por lo que agradecen la confianza que se ha depositado en los soldados mexicanos.

En el evento, al que asistieron los gobernadores del Estado de México, Alfredo del Mazo Meza; de Hidalgo, Omar Fayad Meneses; y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, agregó que la Sedena mantiene coordinación con la Fuerza Aérea y la Dirección General de Ingenieros, que impulsan esta obra que formará parte del Sistema Aeroportuario Mexicano para cubrir las necesidades del transporte aéreo nacional e internacional.

 

Reformas sí, pero a mitad de su sexenio, se compromete el candidato de Morena

Si le cometen fraude, se va a Palenque, dice; “Que el que suelte el tigre, que lo amarre”, expresa


A los banqueros, Andrés Manuel López Obrador les ofreció que –en caso de ganar la Presidencia– no habrá expropiaciones ni nacionalizaciones, ni tampoco iniciará su gobierno con reformas, las cuales sí hará pero a la mitad de su sexenio, ni cancelará contratos de obras que ya estén operándose.

En el caso del nuevo aeropuerto de Texcoco, dijo que negociará con los contratistas para hacer la misma cantidad de obra en los otros dos aeropuertos que ya existen, con la finalidad de evitar el costo tan grande que tiene ese proyecto.

Esta es la tercera vez que López Obrador asiste a la convención en su carácter de candidato presidencial y fue recibido con cordialidad, aunque sin entusiasmo evidente. Pero él se mostró obsequioso con sus anfitriones. Dijo que como presidente va a apoyar a la banca porque el país necesita una banca fortalecida, y a la iniciativa privada en general le dará la oportunidad de invertir en grandes proyectos junto con el gobierno federal, en proporción de un peso gubernamental por 60 pesos de inversión privada.

Solo les pidió que ellos también inviertan en su propio crecimiento, pues dijo que hay alrededor de mil municipios, que representan 60 por ciento del territorio nacional, donde no hay ningún servicio bancario y sí se va a necesitar, porque se derramarán recursos –alrededor de 500 mil millones de pesos anuales obtenidos de cancelar la corrupción– en programas para la población.

Dijo que México ya está preparado para el cambio, pero advirtió que si otra vez hay fraude, él simplemente se retirará a Palenque, Chiapas, y no andará conteniendo la irritación de la gente. “Que el que suelte el tigre, que lo amarre”, dijo.

Presenta el ex gobernador un proyecto en Acapulco llamado Redes Sociales Progresistas

Prevé una migración de votos perredistas y priístas a favor del candidato presidencial de Morena


El ex gobernador de Guerrero, Zeferino Torreblanca Galindo, previó una “migración” de voto de perredistas y priístas en el estado en favor del precandidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador. 

Opinó que es normal que haya perredistas que no estén a favor del precandidato a la presidencia de la República por la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés. 

“Es obvio, va a haber una migración (de perredistas), porque después de tanto tiempo si luchaste, cómo le explicas a la gente que hoy se revuelve una cosa y la otra, tanto que denostaste, criticaste... claro que va a haber una migración, es normal y va a haber priístas que voten por Andrés Manuel y va a haber otros partidos que van a votar por él, eso es evidente”. 

La tarde de ayer, Torreblanca Galindo presentó en un restaurante de la zona Tradicional y ante ciudadanos acapulqueños, un proyecto de redes sociales denominado “Redes Sociales Progresistas” en apoyo a López Obrador. 

En declaraciones a reporteros, dijo que en este proceso electoral no contenderá por ningún cargo de elección popular, que solamente estará apoyando a Andrés Manuel López Obrador, “no hay otra alternativa, de corto plazo es eso”. 

No descartó ser parte del gabinete de López Obrador en caso de que gane la presidencia de la República. 

Archivo

« Agosto 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31