La Jornada Guerrero - Lunes, 21 Junio 2021

Más de 25 mil personas participaron en el macro simulacro por supuesto sismo de magnitud 8.1 que se desarrolló este lunes.

Un sismo de magnitud 8.1, con epicentro de la localidad de El Papayo, en la Costa Grande de Guerrero, activó la alerta sísmica a las 11:30 de la mañana, como parte del macro simulacro, en el que participaron mil 538 edificios públicos y privados, así como 25 mil personas.

En entrevista, el secretario de Protección Civil en Guerrero, Marco César Mayares Salvador, informó que en esta ocasión no se aplicó el plan de emergencia como en años anteriores, debido a la pandemia del Covid-19, por lo que ahora se organizó un simulacro más sencillo donde únicamente se evacuó a los trabajadores.

En el caso del recinto de las oficinas del Poder Ejecutivo del Estado, el funcionario mencionó que se evacuaron entre 600 y 700 trabajadores en 3:09 minutos, tiempo considerado dentro de lo normal.

Sin embargo, dijo que se debe considerar que no están todos los trabajadores que se tienen, ni las mismas condiciones en las que se han hecho simulacros anteriores, pero indicó que las brigadas internas están muy capacitadas.

Mencionó que como guerrerenses se debe tener una preparación para poder atender las emergencias que pudieran presentarse en cada uno de los escenarios que se tienen en el estado.

Recordó que Guerrero ocupa el segundo lugar en sismicidad, con más de mil 900 sismos registrados de enero a la fecha, siendo el más perceptible que se ha tenido es de intensidad 5.1 en las costas de Guerrero.

Buena participación de acapulqueños en el simulacro: autoridades

El simulacro se realizó a las 11:30 de la mañana y participaron en la actividad turistas, empleados, trabajadores de oficinas de gobierno y personas que se encontraban en negocios y plazas comerciales.

El simulacro fue supervisado por la presidenta municipal Adela Román Ocampo, en el hotel Krystal Beach, de la zona Dorada. Allí se simuló también una explosión en el área de la cocina, que como saldo dejó supuestamente dos personas lesionadas.

Se observó durante el ejercicio que visitantes salieron de sus habitaciones de hotel para participar en el simulacro, así como trabajadores del Palacio Federal y otras oficinas de gobierno.

De acuerdo con el coordinador de Protección Civil municipal, Cuauhtémoc Gayosso Pérez, en Acapulco se contó con la participación de 593 establecimientos y más de 25 mil personas.

Comentó que a nivel estatal se estima que participaron unos mil 193 establecimientos. Destacó que en el puerto hubo una buena participación en el Simulacro Nacional, tomando en cuenta la situación de la pandemia de Covid-19.

“Más de 25 mil personas participaron solo en el municipio; es una participación activa, no obstante que tenemos todavía el virus de Covid-19 presente en el municipio de Acapulco”, indicó.

Publicado en Sociedad y Justicia

Se manifiestan jefes de enseñanza e inspectores en el bulevar de las Naciones

Tienen más de 10 años con salarios menores a los correspondientes a sus funciones, señalan


Maestros con funciones directivas, jefes de enseñanza y inspectores de educación física, se manifestaron la mañana del lunes en el bulevar de las Naciones, en la zona Diamante de Acapulco, sin bloquear la vialidad, para exigir a autoridades educativas la asignación de claves directivas, pues en muchos casos tienen más de 10 años con salarios menores a los correspondientes con las funciones que desempeñan.

Los inconformes, trabajadores directivos del nivel prescolar, primarias y secundarias, advirtieron que formarán una nueva delegación sindical de directivos, independiente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), para defender sus derechos.

Señalaron que debido a la falta de compromiso de autoridades estatales y federales, directivos no firmarán boletas y documentación final de calificaciones de los alumnos en 65 planteles de Acapulco y Coyuca de Benítez. En el estado de Guerrero son unos 2 mil 600 afectados, indicaron.

Carlos Emilio Salazar Burgos, director de la escuela secundaria Bicentenario de Llano Largo, expresó que “tenemos más de 10 años en la función directiva, en algunos casos 15, 18 años, con nuestras mismas claves como docentes, y hasta la fecha seguimos cobrando igual”.

Salazar Burgos consideró como injusta la más reciente convocatoria de promoción vertical publicada por la Secretaría de Educación Guerrero, para buscar obtener una clave de directivo, pues solo ofrece cuatro subdirecciones a concurso, y nueve direcciones para todo el estado de Guerrero.

Manifestó que “es una ley nueva que acaban de aplicar, de la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestros y Maestros (Usicamm), no se puede aplicar de forma retroactiva a los que ya estamos en servicio por más de 10 años en la función. Solo pedimos la regularización de nuestras claves en base a la función que estamos desempeñando”. Salazar Burgos señaló que “hace dos semanas tuvimos una audiencia, nos atendió el secretario de Educación con mucho gusto después de bloquear la vialidad, pero solamente nos sentimos engañados, nos llevaron con el director de Usicamm, nos recibieron expedientes para tener la esperanza de poder concursar, pero al otro día salimos rechazados”.

Mencionó que “no se vale que nos estén engañando, que nos estén tomando el pelo, ya que nosotros a la hora de la responsabilidad, cuando es fin de cursos, estamos puestos, le decimos al secretario de Educación y al gobernador, que si no nos toman en cuenta la función que estamos desempeñando, no vamos a hacer ninguna documentación de fin de curso”.

Publicado en Sociedad y Justicia
Martes, 22 Junio 2021 00:25

Fútbol y pandemia en México

En cuanto al tema que atañe a la continuación de la primera parte del presente texto, el campeonato de liga ganado por el popularísimo equipo Cruz Azul mexicano, pudimos ver festejos en el Ángel de la Independencia, en la Ciudad de México, más concurridos aunque no pocos logros de la mismísima selección nacional, y no sólo eso: en prácticamente todas las ciudades de México la gente salió a las calles a festejar.

Leía a un importante comentarista deportivo que esta catarsis era causada por un logro que había humanizado a los mexicanos por unas horas, pues la mayoría estábamos, independientemente del club de nuestra preferencia, apoyando al Azul, dado sus múltiples descalabros en finales, no sólo las seis de liga, desde su último título, en 1997, sino también algunas de Copa (baste ilustrar esto con la final perdida en 2001 de copa Libertadores, frente al Boca Jrs. en Buenos Aires, en la fatídica tanda de los penales). El Presidente López Obrador mismo dio un mensaje en cuanto a que la perseverancia, así las dificultades sean mayores, algún día rendirá frutos, que acaso él lo vivió y sufrió al quedar a un paso de la Presidencia en dos ocasiones consecutivas, con su cúmulo de injusticias incluidas, cometidas sobre el y su amplísimo movimiento social y político, en 2006 y luego 2012.

Pero estos festejos fueron también la catarsis de mucho más: coincidieron con un avance sustancial en el Plan Nacional de Vacunación por la pandemia del Covid-19, un porcentaje de “inmunidad humoral” que se acerca en mucho a la ansiada inmunidad de rebaño, que es la meta para prácticamente terminar con el flagelo, y mucha gente se pudo volver a abrazar, a brindar con una cerveza, a gritar, a correr por las calles y reunirse sin el ya desagradable accesorio de la mascarilla y medidas como la (¿in?) sana distancia; sin ya una virtual prisión domiciliaria que duró no mucho menos de año y medio; de poder en cierta medida recordar a toda la gente entrañable que ya no pudo vivir eso que parecía imposible a causa de alguna maldición inexplicable: un Cruz Azul campeón de liga.

Vimos videos de todo tipo, donde la gente sacó todo tipo de emociones que estaban ahí encerradas, ahogadas y atoradas, y que hallaron un buen, ya no pretexto, sino motivo e ideal ocasión para salir en forma de euforia; y bien podríamos decir que en el segundo partido de la final Cruz Azul contra Santos Laguna, a finales de mayo de 2021, en el estadio Azteca se encuentra inscrita una fecha que supone un parteaguas: el día en que el infierno de la peste por el nuevo coronavirus empezó a ver su final en México.

Y lo anterior lo vemos ya, con los índices de hospitalizaciones y defunciones en franco descenso, que han llevado a suspender en su frecuencia las tan famosas conferencias de prensa diarias, que se llevaron a cabo durante casi un año y medio, encabezadas por el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell Ramírez. n

Publicado en Artículo
Martes, 22 Junio 2021 00:25

Escollos

Los conflictos magisteriales bien merecen figurar en la agenda de prioridades del próximo gobierno estatal.

El rosario de reclamos de docentes y administrativos es asunto de un día y de otro también.

Los inconformes protestan de varias maneras, sin recibir atención gubernamental; cuando llegan a reunirse con ellos quedan en lo oscuro los acuerdos alcanzados, y después los trabajadores vuelven a las calles porque no les cumplieron. No hay transparencia.

Ayer, como expresión de estas inconformidades, maestros con funciones directivas, jefes de enseñanza y supervisores, se manifestaron en el bulevar de las Naciones, sin bloquear la vialidad, para exigir la asignación de claves directivas, pues en muchos casos tienen más de 10 años con salarios menores a las funciones que desempeñan.

En Chilpancingo, profesores de las regiones del estado marcharon para exigir cambio de adscripción.

Mención especial merece el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone), comparable con una bola de nieve que, rodando cuesta abajo, no ha detenido su carrera y que bien podría estrellarse contra el gobierno de Evelyn Salgado Pineda.

Si bien la administración de Héctor Astudillo Flores ha paliado el caso, el mismo no se ha resuelto, quedando aún fuera del Fone miles de trabajadores, que no tienen garantizado el pago de sus sueldos.

Ha ocurrido ya en el actual gobierno. Profesores y administrativos todos han llegado a unirse y han parado labores y bloqueado calles.

La solución depende del gobierno federal y estriba en la asignación de recursos para pagar a los afectados.

Astudillo ha hecho gestiones merced a las cuales ha sobrellevado la situación, pero no se ha superado.

El problema –quién sabe en qué términos– sigue latente y pende como espada sobre la cabeza de quien rija los destinos de la entidad.

El sector educativo está hecho un amasijo de conflictos para cuya atención, Salgado Pineda necesitará una buena cantidad de energía, disposición y gestoría de alto nivel para deshacerse de esto que sería una piedra en el zapato. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Julio 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31