La Jornada Guerrero - Jueves, 07 Mayo 2020

Recorren Astudillo y comandante el inmueble hospitalario


Chilapa, 7 de mayo. El gobernador Héctor Astudillo Flores informó que el hospital de Chilapa, que está siendo reconvertido y equipado para atender a pacientes diagnosticados con Covid-19, estará listo para operar en 12 días. Cabe destacar que el pasado 21 de abril el gobierno de Guerrero entregó este inmueble hospitalario para que fuera operado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Actualmente, el hospital, completamente nuevo, está equipado con una planta de agua que ya está en funcionamiento, cuenta con su propia planta de luz y equipo de bombeo y el personal está debidamente capacitado para su correcto desempeño.

Durante su mensaje diario para dar a conocer el desarrollo de la pandemia en la entidad, el Ejecutivo guerrerense estuvo acompañado en esta ocasión por el comandante de la 35 Zona Militar, José Ernesto Ávalos Pardo y del director del hospital en Chilapa, Emanuel Santa Cruz Hernández, con quienes momentos antes realizó un recorrido por las instalaciones del Hospital de Chilapa, que de acuerdo con el general Ávalos Pardo, presenta un avance de 98 por ciento.

Publicado en Política

Critica Martínez Núñez que el gobierno federal use listados elaborados en 2018


Tecpan, 7 de mayo. El diputado local Arturo Martínez Núñez consideró necesario y urgente que se revisen y se modifiquen los padrones de prestadores de servicios que hay en Guerrero para que estos reciban los apoyos que el gobierno federal aprobó para ayudar a los afectados por la contingencia sanitaria contra el Covid-19.

En ese sentido, llamó al delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, para que revise los padrones y los actualice, porque en los que se basan actualmente fueron elaborados en 2018.

Consultado sobre las demandas que han manifestado los turisteros de Tecpan, porque ninguno aparece en los padrones que posee la Federación, lamentó que los funcionarios federales usen esos listados, hechos hace dos años, en vez de salir a las calles y conocer a los que verdaderamente han sido afectados por la pandemia. “No todo el mundo puede darse el lujo de quedarse en casa. Mucha gente tiene que salir a las calles a trabajar para obtener el dinero que llevará a sus familias y si no lo puede hacer se deben buscar los mecanismos para ayudarlos”, apuntó.

Por ello, dijo que él personalmente buscará entrevistarse con Sandoval Ballesteros para darle a conocer la situación, al tiempo que garantizó que todos los prestadores de servicios de la región serán tomados en cuenta, sólo les pidió “que tengan paciencia”.

Asimismo, llamó a sus compañeros de bancada para que se acerquen y se solidaricen con los trabajadores que son afectados por la contingencia sanitaria en sus distritos, con el fin de que presionen a los representantes del gobierno federal en el estado, “para que se hagan las cosas de acuerdo con lo que impulsa el presidente de México Andrés Manuel López Obrador”.

A pregunta sobre los señalamientos de los turisteros en contra de la subdelegada federal en Costa Grande, Leticia Rodríguez Rodríguez, de que no le ha dado mucha importancia al tema del apoyo a los prestadores de servicios y que busca usar los apoyos económicos con fines electorales, respondió que también pedirá a Pablo Sandoval que se revise el trabajo de ésta en la región y que personalmente tomará el asunto de los trabajadores turísticos, “porque actualmente se quejan los mismos a los que se les ha apoyado siempre en Acapulco y Zihuatanejo y es tiempo de que se ayude a los de los otros municipios como Tecpan, San Jerónimo, Petatlán o los de Costa Chica, que son los que están siempre olvidados”, asentó.

Publicado en Política

La violencia en México, particularmente en los últimos años, ha provocado un enorme sufrimiento en la población, por lo cual, en el proceso de analizar la violencia, de entender el que pasa, como ha evolucionado y como se le podría enfrentar y resolver.

La escritora Sara Sefchovich ha escrito el texto Atrévete, propuesta hereje contra la violencia en México, en el cual plantea que la problemática de la delincuencia en México podría atenderse desde las relaciones familiares y el papel de las madres y la educación y formación de los hijos y en la familia, entendida esta como la célula más pequeña pero más importante de la sociedad

La violencia es un fenómeno que ha afectado todos los estratos y las capas de la sociedad, ya que los criminales no respetan clase, edad, sexo ni condición social y que permanece en el imaginario colectivo, en los medios de comunicación, en los noticieros, en los comentarios en redes sociales, en la literatura.

Algunas de las preguntas que están presentes, son el origen de la violencia, la responsabilidad del estado, las estrategias del gobierno para enfrentar los niveles de violencia y criminalidad, la opinión de los expertos sobre las causas y el origen de la violencia, la autora en el texto, realiza una propuesta interesante, diferente, desde otro modo de ver las cosas, desde la familia como base de la sociedad, desde el poder de la madre, desde la educación para la paz, desde la posición de que el tejido social se encuentra roto y la autora señala que el tejido social está sólido y fuerte.

Es de señalarse, que en muchos momentos y lugares, el crimen organizado ha generado prácticas y apoyos sociales que han suplantado al Estado y a la provisión de bienes y servicios.

La familia es el sostén de la sociedad y dentro de ellas las madres son eje y sostén, como dadora de vida, cuidadora y protectora; de acuerdo a las estadísticas, existen en México 33 millones de madres y por lo tanto se debería de redimensionar el papel de la familia y de las madres para por lo menos disminuir los niveles de violencia y criminalidad en que nos encontramos inmersos, particularmente con la intervención de la relación familiar y de las madres.

El panorama de la violencia en México es desolador; los niveles de violencia y criminalidad van en aumento, las estrategias construidas desde el estado no han dado resultados, ni las de desarrollo social ni tampoco las que buscan una salida policiaca o militar a la violencia.

El drama de la violencia y el sadismo, van en aumento en los últimos diez años, es necesario por tanto, buscar estrategias y acciones pendientes a la búsqueda de la construcción de la paz, tomando en cuenta las raíces del problema, como son la educación, la pobreza, la problemática social.

El espiral de violencia no tiene fin, la mayor parte de la población no cree en el gobierno, la violencia no cede y hoy surge la propuesta contra la violencia en México de buscar disminuir los niveles de violencia a partir de redimensionar el papel de la madre y su responsabilidad frente a la familia en la construcción de un nuevo ciudadano y nuevas formas de gobernar.

La delincuencia crece, invade ciudades o comunidades rurales, su característica principal es la impunidad con que se cometen los delitos, por lo tanto es necesario buscar nuevas formas de conciencia familiar basada en dar a las madres en la educación y la formación de nuevos y buenos ciudadanos.

Sara Sefchovitch nació en la Ciudad de México el 2 de abril de 1949. Realizó sus estudios de Sociología a nivel licenciatura (1977) y maestría (1987) en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de México (UNAM). En 2005 obtuvo un doctorado en Historia de México en la Facultad de Filosofía y Letras de la misma universidad. Ha impartido clases en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y ha sido profesora visitante en la Universidad Estatal de Arizona.

Se desempeña como investigadora del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM desde 1977 y del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) desde 1985. Obtuvo la Beca Guggenheim en el periodo 1989-1990. Ha escrito libros de ensayo, novelas, libros colectivos, cuentos, artículos para revistas y suplementos culturales.

Algunas de sus obras se han traducido a seis idiomas. En 2002, su novela Demasiado amor fue adaptada al cine bajo la dirección de Ernesto Rimoch y protagonizada por Karina Gidi y Ari Telch. Su libro La suerte de la consorte se presentó como texto medular del programa cultura. n

Publicado en Artículo
Viernes, 08 Mayo 2020 06:06

Pretextos

En su momento la inseguridad pública resultó ser, para la clase gobernante, un excelente argumento para justificar la caída de la afluencia turística.

Pero antes de que comenzara la ola de violencia en la que los descabezados era lo cotidiano, ya la corriente de visitantes de Estados Unidos y Canadá, que eran nuestros principales provedores de turismo extranjero, se había desviado hacia otros destinos, Cancún, entre ellos, debido, entre otras razones, a la distancia y la ausencia de atractivos.

Crearon, a raíz de ello, algunos proyectos como el de la zona arqueológica de Palma Sola y la Laguna Negra de Puerto Marqués, pero lejos de llevarlos a cabo, se echaron a dormir.

Luego, empezó la violencia, que llegó como anillo al dedo para que las autoridades la manejaran como la causa de la ausencia de turismo.

Es de esperarse que el surgimiento del Covid-19 no sea utilizado de la misma manera.

Antes de que empezara a pegar en Guerrero, funcionarios y políticos pataleaban ya aferrados al argumento de la falta de presupuesto, presagiando desde entonces el estancamiento del crecimiento.

Ahora, con el azote del virus, vislumbran ya tiempos complejos derivados de la crisis económica, que viene aparejada a la epidemia. Y sí, el panorama se anticipa crítico; la paralización de las actividades en casi todos los sectores agudiza la desesperación de empresarios, comerciantes, turisteros y trabajadores, que amenazan ya con reabrir sus fuentes de ingresos y reanudar labores porque ya no les es posible seguir inactivos y sin apoyo de ninguna clase.

Es verdad que los gobiernos han estado atentos al problema y presionan para que la población lleve a la práctica las medidas de prevención para evitar la expansión del mal. Eso ha sido bueno, pero no suficiente, porque a la gente se le ha condenado a sobrevivir de lo que pueda.

Exige la autoridad a lavarse las manos de manera obsesiva, pero en muchos núcleos poblacionales no hay agua; ordenan no salir de casa, medida imposible de acatar para los que viven al día y que, por lo tanto, si no salen a buscar el sustento, no comen.

Es, pues, asfixiante el momento y desolador el futuro. Veremos en qué queda. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Octubre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31