La Jornada Guerrero - Lunes, 11 Mayo 2020

Los rembolsos se hicieron a 4 trabajadores con 11 plazas en ocho centros de trabajo, revela

Emite el órgano fiscalizador observaciones por un presunto daño al erario federal, según informe


Taxco, 11 de mayo. Más de 2 millones de pesos del presupuesto del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone) fueron utilizados por la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG) para realizar 297 pagos indebidos a cuatro trabajadores que contaron con 11 plazas en ocho centros de trabajo comisionados a la sección 14 del SNTE-Ceteg en 2018, reveló el tercer informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Por tal motivo, el órgano fiscalizador emitió un pliego de observaciones 2018-A-12000-19-0916-06-001, por un presunto daño al erario federal, equivalente a 2 millones 245 mil 351.58 pesos, por realizar 297 pagos indebidos a cuatro trabajadores que contaron con 11 plazas, en ocho centros de trabajo, los cuales estuvieron comisionados a la sección 14 del SNTE-Ceteg en el estado de Guerrero.

Todo se deriva en que el gobierno estatal, por medio de la SEG, llevó a cabo 297 pagos indebidos a los cuatro trabajadores y con eso la ASF declaró como acto de incumplimiento a las leyes fiscales, de educación y del Servicio Profesional Docente.

En esta tercera entrega también se abrió la recomendación 2018-A-12000-19-0916-01-002, debido a que la SEG no proporcionó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) la “información actualizada y validada respecto de las nóminas autorizadas, pagadas con los recursos del Fone 2018, ya que las claves de los Registros Federales de Contribuyentes (RFC) de 503 trabajadores no se encontraron registradas en el padrón de contribuyentes del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Asimismo, se verificó que las Claves Únicas de Registro de Población (CURP) de siete trabajadores no se identificaron en la base de datos nacional de la CURP; de igual forma, se constató que 98 trabajadores tienen más de un RFC y 21 más de una CURP.

La ASF pidió al gobierno estatal hacer las gestiones correspondientes ante el SAT y el Registro Nacional de Población, y se lleven a cabo las acciones “necesarias para que la información proporcionada a la SEP, referente al RFC y CURP reportadas en las nóminas autorizadas con los recursos del FONE, sea actualizada y validada, a fin de garantizar el cumplimiento de los objetivos del fondo”.

Publicado en Política

Tecpan, 11 de mayo. El padrón de productores de maíz en el que se basa actualmente la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural federal (Sader), para entregar el fertilizante está amañado y fue hecho con fines electorales, aseguró el dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Evencio Romero Sotelo.

Abundó que el actual padrón no indica ni el origen o lugar de radicación del productor, ni el número de hectáreas que posee para sembrar, pues se basa en listados que fueron elaborados por los servidores de la nación en 2019, “claramente con fines electorales, pues entre los enlistados hay taxistas, albañiles, carpinteros y obreros que no se dedican a sembrar porque ni tierra tienen para sembrar”, puntualizó.

Afirmó que el padrón actual de productores tiene innumerables irregularidades e inconsistencias, como que más de 30 por ciento de los registrados no son agricultores. En entrevista, denunció además que la entrega del abono que inició recientemente la Federación es parcial, ya que los agricultores en los paquetes sólo reciben bultos de sulfato de amonio y no de urea, que es el que sustituye al DAP, y que el gobierno federal compró a otros países porque Pemex, que es la empresa que tendría a su cargo la fabricación, carece de capacidad para producirlo.

Romero Sotelo urgió al delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, para que revise los padrones con el propósito de que la entrega se realice a quienes verdaderamente son campesinos y que deje de usar el programa federal con fines electorales y políticos con miras al proceso electoral del próximo año a favor de su partido Morena.

 

Publicado en Política

Llama Marcial Rodríguez a aspirantes a la gubernatura a no realizar encuestas a modo


Chilpancingo, 11 de mayo. En estos momentos la salud de los guerrerenses es prioridad, no así las actividades electorales, manifestó el dirigente estatal de Morena, Marcial Rodríguez Saldaña, por lo que llamó a los aspirantes a la gubernatura del partido a evitar hacer encuestas “a modo”, pues quien determinará las candidaturas serán los consejeros estatales de Morena.

Rodríguez Saldaña rechazó que Morena vaya a realizar una encuesta en la que participen algunos militantes que aspiran a gobernar Guerrero, pues aseguró que ninguna encuesta hecha fuera del partido, tiene validez.

Rodríguez Saldaña llamó a todos los que aspiran ser gobernador de Guerrero por Morena a abstenerse de mandar hacer encuestas “a modo y difundirlas” y recalcó que nadie impondrá la agenda electoral de Morena, pues quien decidirá las candidaturas, entre ellas, la del candidato a gobernador, serán los consejeros estatales.

Por ello, llamó a todos los militantes del partido en Guerrero a dejar de lado por el momento las actividades eles y dar prioridad al cuidado de la salud ante la pandemia que se vive en el estado de Guerrero, toda vez que hasta ahora se tienen ya más de 500 contagios y 74 fallecidos.

Pidió a los guerrerenses a acatar las medidas sanitarias que impulsa la Secretaría de Salud federal, como quedarse en casa, guardar la sana distancia y el constante lavado de manos con agua y jabón.

Publicado en Política
Martes, 12 Mayo 2020 03:44

Las utopías han muerto; ¿qué sigue?

En un principio, el llamado modelo neoliberal, entró a México como una serie de medidas de urgente aplicación, en un primer periodo, con el presidente Miguel de la Madrid, más de estabilización ante una ‘borrachera’ de excesos estatistas que dejaron estragos tanto en la macroeconomía como en los bolsillos de millones de familias mexicanas, enumerar aquí dichos abusos sería ocioso, pero basta decir que si Cuauhtémoc Cárdenas hubiese ganado en el 88 la presidencia, el país sólo se enfrentaba a perder lo poco que se había recuperado con Miguel de la Madrid. Con Carlos Salinas, los equilibrios en las finanzas públicas se consolidaron, el país crecía a tasas y ritmo acelerados con el indispensable cambio de rumbo; el sexenio 88-94 habría resultado un total éxito casi, si no es por el demencial año de 1994 (y sus nefastas consecuencias en 1995), en el que simplemente al presidente Carlos Salinas se le salió la sucesión presidencial de las manos, llevando al país a perder no poco de lo ya recuperado.

Los utópicos del socialismo se vieron orillados, cómo era natural, a montarse en el relativo pero innegable éxito de ese nuevo paradigma del libre mercado, desincorporación de paraestatales hacía el sector privado y toda esa serie de llamadas “recetas” de los organismos financieros internacionales, y lo hicieron de manera proactiva, confeccionando e implementando, por ejemplo, el también en su momento exitoso Programa Nacional de Solidaridad (Pronasol), que llevaba todo tipo de infraestructura y servicios a las comunidades y colonias más necesitadas, donde el gobierno aportaba los recursos presupuestales y la gente su mano de obra calificada, dando a la vez, empleos temporales bien pagados.

El modelo neoliberal comenzó a desvirtuarse, con más claridad, desde Vicente Fox, cayendo en un proceso decadente de acumulación de capital y saqueo por parte de empresas nacionales y extranjeras, permitiéndoles, bajo la bandera del credo neoliberal, todo tipo de excesos y abusos, reduciendo al Estado ya ni siquiera a un mero rector de la actividad económica y, en general, la vida nacional, sino a un vulgar comité al servicio de una pequeñísima pero muy poderosa élite económica. No es casualidad, que una famosa columna periodística lleve el atinado nombre de México S.A.

El modelo neoliberal llegó al exceso de los extremos, y cómo es sabido, suele suceder que los extremos se toquen, como una serpiente se muerde la cola, los neoliberales terminaron por ser más estatistas que los estatistas mismos a los que combatió en sus excesos en sus primeros años; utilizaron al Estado las élites empresariales, parte de ellas creadas o crecidas durante los inicios del multicitado periodo salinista, para hacer rentables muchas empresas que, y he ahí la más grande paradoja, en un contexto de libre mercado, nunca lo habrían sido, y claro, cómo intermediarios, los jóvenes funcionarios públicos egresados de institutos (nacionales y extranjeros educativos) semilleros de estos talentos mal encausados, que, a manera de premio por los servicios prestados, se les permitió la creación una alta burocracia dorada, mediante no pocas instituciones públicas obesas e improductivas, que no hicieron más que acabar contribuyendo a que el país cayera en algunas de las misma taras del anterior modelo estatista, como el sobre endeudamiento público, que apelaba al nacionalismo revolucionario, que (no sobra decirlo) tantos avances dio a México durante algunas décadas.

Entonces hoy, ya bien entrado el Siglo 21, nos enfrentamos al fin de las utopías, cuando menos cómo las conocimos en la centuria ya pasada: desde el llamado comunismo, que jamás pudo haber existido en la práctica, y se quedó en el llamado ‘socialismo realmente existente’ y su bloque de países, cuyo fin llegó con su fracaso ante su contraparte, el capitalismo, que a la postre, por cierto, resultó por ser triunfador, el más salvaje de todos, hasta el otro extremo, igual de inalcanzable que la utopía comunista, que es (o era) la llamada “competencia perfecta”, en donde se suponía que la mano invisible del mercado sería la panacea; los fracasos del modelo, en Chile y México, por ejemplo, dos de los alumnos más aplicados en dicho dogma neoliberal, han dado de sí, nos hacen ver que los modelos dictados o copiados desde el extranjero no nos llevarán hacia puerto seguro, lo que parece venir a continuación, máxime con la irrupción de la pandemia, son modelos propios, ajustados a las realidades de cada país e incluso región de un país en específico, modelos “tropicalizados”, se les pudiera llamar, en donde una especie de pragmatismo utópico sea la guía y hoja de ruta.

De entrada, ya hago énfasis, la absurda y hasta cínica contradicción de un modelo que sataniza al Estado a la vez de tenerlo cómo imprescindible para sus fines privados parasitarios, hace que el modelo neoliberal haya llegado a su fin, con un fracaso igual, y muy posiblemente hasta más estrepitoso que los modelos estatistas, hablando de ellos en general, con todos sus matices y grados de implementación, dependiendo del país al que nos refiramos. n

Publicado en Artículo

Archivo

« Octubre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31