La Jornada Guerrero - Domingo, 20 Diciembre 2020
Lunes, 21 Diciembre 2020 01:57

Decisión salomónica

A riesgo de repetir un cliché –recurso cuasiprohibido en la redacción periodística, que no debe hacerse con lugares comunes–, es imperativo dejar constancia de lo salomónica que resulta la decisión tomada por las autoridades que controlan el color del semáforo epidemiológico, pues han permitido que los tres principales municipios de la entidad pasen al amarillo, lo cual implica aflojar en ellos las restricciones sanitarias para permitir el rejuego de la economía, mientras que mantiene el resto del estado en el naranja, con la posibilidad de que la zona Norte pase al color rojo, debido a la multiplicación de los contagios de Covid-19.

Esto implica un cambio en el manejo del semáforo epidemiológico, pues hasta ahora el color decretado por las autoridades se había extendido a toda la entidad, sin considerar las diferencias sanitarias entre sus regiones. Así, a partir de hoy en nuestra entidad tienen vigencia dos colores de este mecanismo, y en pocos días podrían ser tres, según lo anunciado por el gobernador Héctor Astudillo Flores y otros funcionarios.

Es una decisión arriesgada, como muchas otras que han tomado las autoridades en relación con la pandemia del nuevo coronavirus, porque implica mantener abiertas las puertas de los tres más importantes municipios del estado –por el tamaño de su población y de su economía– al principal mercado vacacional de la entidad: la Ciudad de México y el Estado de México, que hace poco fueron colocados en el semáforo rojo, el que indica el más alto riesgo de contagio, debido al crecimiento exponencial de los contagios de los días recientes.

En Guerrero se requerirá que tanto autoridades como pobladores extremen sus cuidados para evitar que esa ola de contagios que se está produciendo en aquellas entidades acabe por trasladarse a los tres municipios guerrerenses ahora en amarillo.

Por eso se requería de una solución equilibrada, que permitiera el rejuego de la economía, pero al mismo tiempo mantuviera a raya la cadena de infección del virus, pues de muy poca utilidad sería para acapulqueños tener trabajo e ingresos el fin de año, si en la primera semana de enero caerían enfermos por el virus. Guerrero necesita ingresos, pero “también necesitamos salud”, dijo el gobernador. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Abril 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30