La Jornada Guerrero - Domingo, 25 Octubre 2020
Lunes, 26 Octubre 2020 02:04

Educación clásica

La educación en la antigua Grecia se caracterizó por ser una de las más extraordinarias y completas de los pueblos europeos; los griegos le dieron especial importancia al valor, la libertad, el saber y la vida del hombre. Buscaban a través del conocimiento la autonomía, el desarrollo político y la creación de leyes, sin dejar a un lado la literatura, la poesía y la historia.

La vida del hombre se vio modificada por distintos acontecimientos que llevaron a la transformación de planes en la educación; la filosofía fue para los griegos una de las materias más completas que permitían al hombre llegar a un pensamiento racional.

Tradicionalmente, el origen de la educación griega se encontraba en una iniciativa privada, que después se fue tornando como pública; Aristóteles encontró una forma en la que un grupo de personas buscaran en conjunto el conocimiento, para lograr así las mejores oportunidades en los distintos ámbitos que el Estado les demandara. Por otro lado, se encontraban los sofistas que representaban un papel de maestros.

La educación griega se divide en cuatro periodos. Primero, la educación heroica o caballeresca, que se distingue porque la impartición de la educación fue en palacios o castillos y en ellos se preparaba a los jóvenes, quienes eran enviados en calidad de escuderos. En esta etapa la educación de la mujer fue obsoleta, aunque existieron algunos casos de éxito, pero en general la mujer realizaba actividades domésticas y se consideraba que para sus labores no se necesitaba mayor instrucción.

Hay que mencionar que la sociedad espartana se caracterizaba por ser una de las más rígidas; en el campo de la educación los espartanos destacaron en materias como danza, música y deporte, y se dio una preparación especial para todos aquellos jóvenes interesados en el campo militar.

La educación espartana es sustentada en aspectos militares, pues busca tal vez como una consecuencia natural, superar el sentido bélico que marcó la época homérica, que tuvo también algunos tintes de tipo poético y literario; empero, en Esparta predomina como más importante y fundamental el aspecto bélico, que es la razón de ser de los espartanos. En general se considera un sistema aristocrático el que imperó en Esparta.

La educación ateniense estaba organizada por una institución de actividades pedagógicas, no contaba con una organización educativa propia, se desarrollaron conocimientos como la filosofía, la dialéctica, la historia y el arte. La formación ateniense fue una de las más relevantes de Grecia; se consideraba completa, es decir que se lograba el desarrollo en todos los ámbitos por lo que, como consecuencia, se obtenían mejores condiciones sociales, un alto nivel educativo y alta relevancia en la cuestión pedagógica.

Finalmente, en la educación helenística, en este periodo la educación deja de ser asunto de la iniciativa privada y se convierte en educación pública, aunque no del Estado, sino de los municipios, de las ciudades. Sólo la efebia, la preparación de los efebos, queda en función del Estado como en las épocas anteriores. Existe también la enseñanza privada impartida en las escuelas particulares sostenidas con las retribuciones de los alumnos.

La educación griega sobresale, entre otras cosas, por los principios socráticos enfocados en la filosofía. Sócrates ha sido uno de los filósofos más reconocidos de todos los tiempos, su pensamiento estaba dirigido al valor del individuo, el alma y el conocimiento humano. Platón, por su parte, fue también un impulsor de la educación helenística. Como discípulo de Sócrates, intervino en aspectos públicos y de estos elaboró obras como La república o Las leyes.

Después de Sócrates y Platón, el pensamiento de Aristóteles ha sido uno de los más influyentes en la educación griega; con su lógica formal busca encontrar la verdad y en el año 334-335 fundó su propia escuela en Atenas, en la que impartía cursos con regularidad. n

Publicado en Artículo
Lunes, 26 Octubre 2020 02:02

El desprestigio de la justicia

La activista guerrerense Kenia Inés Hernández, integrante del colectivo Zapata Vive, se encuentra ya recluida en el penal de Acapulco.

Detenida el pasado domingo 18, la encerraron primero en el Centro de Reinserción Social de Santiaguito, en el estado de México, acusada por robo con violencia.

Tras liberarla bajo caución, la volvieron a detener ahora por ataque a las vías de comunicación.

¿Culpable o inocente?

Difícil saberlo.

La parte oficial acusa de robo en un caso y de daños en otro.

La defensa cuestiona desde ahora la forma de detención.

Antonio Lara Duque, el abogado defensor, informó que es la tercera acusación en cuatro meses que le imputan a la defensora de derechos humanos.

Se trata de un montaje, asegura.

“Pretenden acusar a Kenia de que se subió a un camión a robar a los pasajeros. Está fuera de toda noción de la realidad. Hace cuatro meses la acusaron de que el robo con violencia lo hace en un auto privado. Ahora, que subió a robar a un autobús”, dice.

Defender a la activista es su papel y tiene que armar la defensa que ponga en libertad a su defendida.

Es su trabajo, como el trabajo de la autoridad es comprobar las acusaciones.

El problema es que la justicia no actúa y cuando llega, maneja los casos de manera cuestionable.

No es confiable, pues.

La mayoría de quienes conocen el caso de Kenia pueden no tener la seguridad de que la justicia se conduce con rectitud.

Hoy o mañana se llevará a cabo la primera audiencia en la que se sabrá más de la situación de la luchadora social.

El asunto relacionado con Juan Pablo de la Cruz Reyes, detenido como presunto participante en el asesinato de la menor Ayelin Iczae Gutiérrez Marcelo, es otro caso.

Ayer, familiares del detenido se manifestaron en la entrada de la Fiscalía General del estado para exigir que no sea usado como “chivo expiatorio”.

¿Culpable o inocente?

Imposible saberlo por ahora, conociendo ya la manera en que opera la justicia en Guerrero.

No es confiable.

No es seria.

La presión social en casos como el de Ayelin lleva a los funcionarios a actuar precipitadamente para vender la idea de que trabajan y dan resultados, así después tengan que disculparse.

Habrá que esperar.

Tiempo al tiempo. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Enero 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31