La Jornada Guerrero - Domingo, 11 Agosto 2019

Desorganización y mala atención en los Cader marcaron la entrega, dicen en Tecpan

Manifiesta que la Federación no trató de forma equitativa a productores del estado; se dice insatisfecho

El Movimiento Campesino Guerrerense exige a AMLO corregir en el futuro las fallas del reparto


El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que todavía hay miles de campesinos de Guerrero que no han recibido fertilizante, por lo que espera que el gobierno federal cumpla con entregar totalmente el insumo.

Manifestó que la Federación no trató de forma equitativa a los campesinos de la entidad, por lo que se dijo insatisfecho con la operación del programa.

Consultado previo a la instalación de la Comisión Ejecutiva para la Implementación de la Reforma Laboral en Guerrero, reiteró que no pretende confrontarse con el gobierno federal por el tema del fertilizante.

Astudillo Flores afirmó que ya no hay problemas de bloqueos y manifestaciones por el tema del fertilizante, pero reiteró que espera que sean atendidos los campesinos que aún no reciben el insumo. “El tema del campo, yo he declarado, he fijado mi posición respecto del tema del fertilizante. No voy a declarar más; no tengo ningún interés en entrar a una confrontación... mi posición está muy firme, está muy clara, ahí está, creo que la hice oportunamente, no me escondí. Si algo más tendría yo que concluir, es repetir que no estoy satisfecho con el trato y por supuesto en la operación, y yo espero que el gobierno federal haga, finalmente, un último esfuerzo por atender todavía a los miles de campesinos que no han recibido el fertilizante”, manifestó.

Enfatizó que los campesinos aún tienen la esperanza de recibir el fertilizante y aseveró que, aunque es un tema delicado, esto no acabará a los guerrerenses. “Lo que hay, si efectivamente y siga habiendo la esperanza en muchos que finalmente llegue... yo creo que también el tema del fertilizante es delicado, pero no es algo que va a acabar a Guerrero, ni a los guerrerenses; hay que ubicarlo también en su exacta dimensión”, expresó.

Exigen corregir fallas del reparto del insumo

Mientras que en Taxco, ante el cierre del programa federal del fertilizante en Guerrero y movilizaciones que se generaron esta mañana, el Movimiento Campesino Guerrerense exigió al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, corregir las fallas del reparto del insumo agrícola y “rectifique la desatinada política que su gobierno está aplicando al campo mexicano en este primer año de administración morenista.”

Los miembros del movimiento se pronunciaron en contra de “ya no seguir comprando al extranjero los alimentos que consumimos los mexicanos, este año está resultando funesto para la gran mayoría de los productores”.

En cuanto al tema del fertilizante los campesinos aglutinados en ese movimiento denunciaron que “este programa no es el único que está fracasando, en igual o peor situación está el Programa Producción para el Bienestar, los recursos del Programa Crédito Ganadero a la Palabra están quedando en promesa, lo mismo sucede con los apoyos para los productores de mango, coco, café, y prácticamente están fuera de toda ayuda federal los productores de jamaica, cacahuate y ajonjolí. Los apoyos para las actividades acuícola y forestal tampoco se encuentran en su mejor momento”.

Por eso, señalaron que los campesinos organizados y sus representantes “sabemos que para que el campo sea productivo debe invertírsele trabajo e insumos de buena calidad. En un estado como el nuestro, donde el territorio no nos permite sembrar grandes extensiones de tierra y no existe empleo que use la fuerza de trabajo de los campesinos para ahorrar y luego invertir en la siembra, los insumos como el fertilizante, los herbicidas, la semilla mejorada, que los gobiernos proyectan como apoyos a través de los programas sociales, se convierten en una ayuda determinante para poder producir, de tal manera que si estos fallan todo se viene abajo”.

En Ajuchitlán quedaron fuera 116 campesinos

En Tecpan, el comisario ejidal de Cuatro Cruces, Nepomuceno Rojas Bernardino, indicó que 116 campesinos quedaron fuera del Programa Nacional de Fertilizante del gobierno federal, debido a la desorganización que existió dentro de los lugares a donde se tramitó la entrega del insumo.

Dijo que en ese ejido, ubicado en la parte alta de la sierra del municipio de Ajuchitlán del Progreso, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), hizo entrega sólo de 46 vales a igual número de campesinos, los cuales, incluso, aún no reciben completos sus paquetes.

En entrevista, dijo que la desorganización se debió a la mala atención en ventanilla y la falta de voluntad del titular del Centro de Atención al Desarrollo Rural (Cader), de la Sader Miguel Treviño, “quien ha hecho a su antojo la entrega de insumos a los ejidatarios”.

Rojas Bernardino lamentó que a pesar de esa situación, las autoridades del ayuntamiento han sido indiferentes a las quejas de los productores que quedaron fuera del programa.

El comisario llamó a las autoridades del gobierno federal para que sean más flexibles y abran la entrega a aquellos campesinos que quedaron fuera, porque para muchos la cosecha de maíz es para consumo de sus familias y la mayoría se quedará sin ese alimento.

Asimismo, dijo que su llamado es también para las autoridades de la Sader para que verifiquen a detalle quiénes son los productores que en verdad siembran, para que el programa mejore el próximo año, además de que diseñen programas para apoyar a los campesinos no sólo con fertilizante sino con otros insumos que les ayude a mejorar sus cosechas, porque hasta hoy, al menos los ejidatarios de Cuatro Cruces, no han recibido ningún tipo de ayuda.

“Sabemos que las autoridades federales están apoyando a través de herbicidas subsidiados, semilla a precio de proveedor, con la intención de apoyar a los productores, pero a mis ejidatarios no se les ha apoyado en nada”, lamentó.

Publicado en Sociedad y Justicia
Lunes, 12 Agosto 2019 00:05

Ligereza gubernamental

No deja de sorprender la ligereza con que las autoridades insisten en manejar aspectos relacionados con la violencia, buscando minimizarla, sin importarles caer en la ilegalidad.

Si, como dice la autoridad municipal, la Fiscalía General del Estado (FGE) asegura que la mayoría de los asesinatos ocurridos en el municipio son de personas que estaban involucradas en cuestiones delictivas, habría que preguntarle en qué fundamenta su aseveración.

Si habla de una mayoría sin especificar casos, los familiares de todos los asesinados –no de la mayoría, sino de todos– cargarán con el estigma conferido por la sociedad, también tan dada a juzgar a la ligera, de que su difunto andaba en malos pasos.

Sin duda, las investigaciones que desarrolla la Fiscalía no son suficientes para declarar culpables a las víctimas, además de que hacerlo no es su papel; si hubiera una investigación sólida, seguramente habría homicidas detenidos, lo cual no sucede.

Por otro lado, según la autoridad municipal, no se puede impedir que ocurran los asesinatos; cierto es. Aun asignando un policía a cada habitante, el que trae en su lista la delincuencia caerá; el caso es grave, pero no menos grave es el hecho de que ni se puede evitar los asesinatos, ni se puede castigar a los asesinos, porque la violencia y la impunidad cabalgan en el mismo corcel en Guerrero.

Ante tales condiciones, pasar como delincuentes a los asesinados sin tener la certeza de que así sea se convierte en la fórmula más práctica para justificar el fracaso en prevenir la delincuencia, por un lado, y por otro, la incapacidad de someterla al imperio de la ley.

Lastima a la sociedad, por otra parte, la atención selectiva –no digamos justicia, porque la justicia no llega– a homicidios de personas que descuellan en ciertos ámbitos, entre ellos el político.

Ayer, el jefe del Ejecutivo informó haber ordenado al fiscal asignar un equipo especial para que investigue el asesinato de Bertha Silva Díaz, ex candidata a diputada local.

Asesinatos de políticos van y asesinatos vienen sin que nunca se aclaren, pero el hecho de que en algunos casos haya atención prioritaria no deja precisamente un buen sabor de boca a gente común que le han matado a algún familiar y está en espera de que la Fiscalía haga su trabajo, así no utilice equipos especiales. n

Publicado en Editorial

Más de 90 niñas y jóvenes aprendieron a bordar chaquira, telar de cintura, punto de cruz y regularización académica


Tlacoachistlahuaca, 11 de agosto. En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas se clausuraron los talleres de verano que se realizaron en esta cabecera municipal, donde el alcalde Bacilio Florentino Díaz reiteró que rescatar la cultura de los indígenas es parte fundamental de su gobierno, porque la identidad del municipio de Tlacoachistlahuaca está precisamente en su cultura.

En el acto que se realizó en el auditorio municipal, el alcalde puntualizó que se tiene que valorar todo aquello que identifica a los indígenas de Tlacoachistlahuaca, luego agradeció a los padres por enviar a sus hijos para que aprendieran los oficios que ha sido transmitido en generaciones por adultos.

“Esperemos que en los próximos talleres sean más, inviten a sus demás compañeras y compañeros”, les dijo los más de 90 niñas y jóvenes que terminaron su taller de chaquira, telar de cintura, punto de cruz y regularización académica.

En entrevista recalcó que la lengua, vestimenta, costumbres, tradiciones y todo aquello que identifica a las comunidades mixtecas y amuzgas del municipio, son prioridad en su gobierno, “estamos apostándole para que esta identidad que tenemos como indígenas no se pierda; preservar las costumbres y tradiciones, rescatar el telar de cintura y demás costuras en niñas y adultos, porque se ha ido perdiendo. Las niñas aparte de rescatar esta valiosa actividad aprendieron un oficio que les servirá como fuente de trabajo”.

El primer edil, indígena tu’un savi (mixteco), expuso que Tlacoachistlahuaca es pobre en presupuesto, pero muy rico en cultura, por lo que invitó a la gente que visite el municipio y conozca la cultura de los amuzgos y mixtecos que lo conforman.

Los talleres de chaquira, dirigido por Marlene Valenzo Evaristo; de telar de cintura, por Martha Reyes Clemente, y punto de cruz, por Felipe Benito Reyes, así como la regularización académica de niños de prescolar y primaria, se llevaron a cabo en el auditorio principal de la cabecera.

En el acto se expusieron los productos de los participantes, y a cada uno se le entregó reconocimiento del ayuntamiento. Una de las niñas les regaló una servilleta al alcalde y a su esposa.

También estuvieron en la clausura la presidenta del DIF municipal, Antonia Santiago Martínez; la síndica procuradora Ángela María Salazar Maceda; el secretario general, Librado de la Cruz, y las representantes de las fiestas patrias con sus chambelanes.

Publicado en Cultura

Archivo

« Noviembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30