La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Jueves, 04 Abril 2019
Viernes, 05 Abril 2019 00:15

¿Llegó la tranquilidad?

Muy insistente ha sido el gobierno en que durante marzo pasado se registró el nivel más bajo en homicidios en los últimos años, lo que ha llegado a calificar de histórico.

Y no es para menos, la evidente reducción de asesinatos constituye un respiro para la población, tan atemorizada por los hechos sangrientos durante sexenios.

Incluso, aplaude el sector oficial que, asegura, en marzo se registraron 120 homicidios, a diferencia de los 300 que hubo en enero y febrero, un promedio de 150 por mes.

A su vez, el proyecto Violencia en Guerrero (GVP), por sus siglas en inglés, emprendido por la Universidad de Alabama (Estados Unidos), informó que durante el último cuatrimestre ha disminuido la violencia en la entidad.

La noticia fue difundida por la Dirección de Comunicación Social del estado de Guerrero en la cuenta de Twitter Gro Violence Project.

El proyecto GVP es dirigido por Chris Kyle, del Departamento de Antropología de la Universidad de Alabama, Birmingham, y lleva un seguimiento de la violencia y asesinatos cometidos en el estado de Guerrero desde mayo de 2014.

De acuerdo con su última actualización el pasado 31 de marzo, la disminución de los asesinatos en Guerrero continuó por cuarto mes consecutivo.

“El total preliminar de marzo, 144, es el conteo mensual más bajo de cuerpos en la base de datos de GVP desde diciembre de 2014”, señala la información.

La diferencia de las cifras de muertos de marzo (120 contra 144) es muy notoria, pero es un hecho que la violencia ha decrecido, lo que resulta tranquilizador… hasta cierto punto, porque en tanto GVP no cita las razones de la disminución, las que maneja la administración estatal son débiles y, por consiguiente, pocos creíbles. Aduce, por ejemplo, que están dando resultados las estrategias de seguridad y que el hecho de que Guerrero tenga mayor inversión y menos desempleo, se refleja en una mejora de seguridad. Si finalmente han encontrado la fórmula para abatir la inseguridad, batir palmas sería un acto de justicia, mas queda la suspicacia de que la baja también podría derivarse de una escasa actividad premeditada del crimen organizado.

Ni a la delincuencia le conviene la violencia porque se calienta la plaza y, en consecuencia, motiva mayor participación de las fuerzas de seguridad, lo que les dificulta realizar su “trabajo”.

No obstante, cuando un grupo se mete al territorio del otro, por ejemplo, es motivo de enfrentamientos, balaceras y muertos. Nadie, ni el gobierno, puede garantizar que hoy o mañana no pueda originarse un suceso de esta naturaleza con las consabidas consecuencias.

Luego entonces, puede no haber razón para confiarse y pensar que todo seguirá como en marzo; empero, mientras la quietud perdure, bien puede darse el lujo la población de respirar tranquila, sin apagar, desde luego, el foco de alerta. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Septiembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30