La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Domingo, 21 Abril 2019

Los cinco fallecidos, por accidente, resalta el mandatario


El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que los cinco fallecimientos de turistas en la primera mitad del periodo vacacional de Semana Santa se debieron a accidentes, “ninguno relacionado con cuestiones delictivas o dolosas”.

Puntualizó “los reportes negativos que lamentamos, como el accidente del sábado en Chilpancingo de una motocicleta (con dos adultos muertos), un niño que lamentablemente perdió la vida al caerse de un cuarto piso, y un par de personas fallecieron por tener problemas en el mar”.

El gobernador subrayó que “hasta este momento las cosas han transcurrido dentro de la normalidad con los percances que he mencionado y que son lamentables.

Por otro lado, insistió en que la puesta en marcha de la Guardia Nacional beneficiará al estado de Guerrero.

La mañana del domingo, el mandatario estatal participó en la ceremonia por la conmemoración del 105 aniversario de la Gesta Heroica de la defensa de Veracruz, en la plaza Heroica Escuela Naval, frente al fuerte de San Diego.

Después de recordar la participación de los guerrerenses Virgilio Uribe, alumno de la Escuela Naval Militar, quien perdió la vida en el ataque; y el teniente de artillería José Azueta Abad, en la defensa del puerto de Veracruz el 21 de abril de 1914, el mandatario estatal sostuvo que el estado de Guerrero en su pasado tiene historia, y en su presente tiene ruta y futuro.

Recordó que “en el pasado Guerrero se alineó con las luchas libertarias y por la defensa de la soberanía; siempre llamo a mirar la historia, esa historia que en Guerrero es intensa, simbólica, inspiradora y esperanzadora”.

Astudillo Flores resaltó que “la Guardia Nacional es la respuesta del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al reclamo de seguridad de los mexicanos, fundada en una doctrina policial al servicio de la sociedad, la disciplina y el respeto a los derechos humanos”.

Publicado en Política

Llama el comandante Francisco Limas López a “recuperar nuestro tejido social”


El comandante de la Octava Región Naval, Francisco Limas López, declaró que la violencia en Acapulco es consecuencia de la pugna entre bandas delictivas por el control de la plaza.

Señaló que los crímenes ocurren en zonas más céntricas del puerto porque por mucho tiempo se reforzó la seguridad en las colonias con mayores índices delictivos, y los delincuentes se desplazaron.

En declaraciones a reporteros tras asistir a la ceremonia por el 105 aniversario de la gesta heroica del Puerto de Veracruz, el comandante respaldó las afirmaciones de autoridades municipales de que han disminuido los homicidios dolosos en Acapulco.

“Ciertamente, los números no mienten, son fríos; hemos tenido un indicador a la baja de los homicidios dolosos, sobre todo”, enfatizó.

Atribuyó la disminución a que “se está haciendo consciencia y que la gente ya denuncia, y vamos a todas (las denuncias)”.

Reconoció que, aunque han disminuido los asesinatos, ahora los crímenes ocurren con mayor frecuencia en las zonas turísticas, lo cual dijo que se debe a que antes los delitos ocurrían más en colonias como la Emiliano Zapata y El Coloso, pero como las corporaciones hicieron mayor acto de presencia en esas áreas, “pues ellos andan buscando en dónde establecerse, como lo que ocurrió en La Mira”.

A pregunta expresa, confirmó qué hay varias bandas delictivas disputándose la plaza en Acapulco; y aunque no precisó cantidad, dijo que son más de cuatro y menos de veinte.

“Ciertamente, son organizaciones delincuenciales organizadas en bandas que están en pugna entre ellos mismos por ocupar la plaza; pero nosotros cuidamos que eso no ocurra, porque ellos, dentro de sus actividades ilícitas, siempre habrá que hagan daño a alguna persona inocente”, explicó.

Publicado en Política
Lunes, 22 Abril 2019 00:25

¿Quién se llevó nuestra agua?

En los días que corren, de la Cuaresma, es muy común que en Acapulco el agua llegue más racionada a nuestros grifos con relación al resto del año, o que en definitiva se ausente; también ha sido común a lo largo de los años que culpemos a las autoridades de que privilegian la zona turística o de que no cumplen su obligación de garantizar el abasto durante todo el año para todos.

¿Quién se llevó nuestra agua?, podría ser la pregunta que nos hemos hecho cuando evocamos los tiempos en que al abrir el grifo –todos los días, sin falta– el líquido salía con tal fuerza que incluso frecuentemente rompía mangueras, y no nos quedaba otra que reparar una y otra vez sus fugas.

¿Quién se llevó nuestra agua?, podría también parafrasearse así el título del libro ¿Quién se llevó mi queso? (Who moved my cheese?), publicado por el estadunidense Spencer Johnson en 1998, en el que narra la historia de dos ratones y dos liliputienses (seres del mismo tamaño que los roedores, pero con aspecto e inteligencia similar a los humanos), quienes comparten la aventura de buscar queso para su sobrevivencia y felicidad.

En una ocasión encontraron un depósito de buen queso y se dispusieron a radicar cerca de ese lugar, que se convirtió en su zona de confort. Tenían a la mano lo que querían y eso era lo único que importaba. Los más cómodos con esta situación eran los liliputienses, quienes llegaron a creer que ese queso era de su propiedad y que les habría de durar para siempre.

Publicado en Artículo
Lunes, 22 Abril 2019 00:23

Presagios de violencia

Nada constructivo presagian los anuncios que por separado hicieron el líder de la Upoeg (Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero), Bruno Plácido Valerio, y la Crac-PF (Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores).

A raíz del ataque perpetrado a medidados de la quincena contra sus efectivos, del que resultaron muerto un comandante y heridos tres policías, Plácido Valerio advirtió que “se acaba la etapa de prevención y se va a ir contra el objetivo, que son los grupos, que los tenemos ubicados, y se han dedicado a delinquir, y vamos a restablecer el orden; esa es la intención”.

Ya antes, a consecuencia del autobomba que explotó en Xaltianguis, cerca de las instalaciones de su comandancia, había sentenciado que tomará medidas con el mismo propósito.

El reciente 15 de abril, la Crac-PF de La Montaña baja advirtió a los gobiernos federal y estatal, también a organismos de derechos humanos, que hará una limpia en su territorio, puesto que, dice, grupos criminales han infiltrado la organización y ocasionado enfrentamientos.

Pero antes, el 30 de marzo, el coordinador regional de la Crac-PF, Martín Francisco Tolentino, recibió una notificación del coronel de infantería José Luis Lima para hacerle ver que la seguridad la deben brindar dentro de sus comunidades; de lo contrario, se procederá a aplicar la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, es decir que se les desarmará.

Publicado en Editorial

Archivo

« Septiembre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30