La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 10 Abril 2019

Ante la movilización, aplazan la sesión y desalojan el Congreso


Chilpancingo, 10 de abril. Docentes de la Ceteg, sumándose al paro de 24 horas convocado por la CNTE, realizaron una marcha en Chilpancingo y finalizaron con un bloqueo carretero en la autopista del Sol, acompañados de estudiantes de cuarto año de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa.

Éste es su tercer día de movilizaciones en la capital del estado para exigir la derogación del dictamen de la nueva reforma educativa.

El contingente de más de 250 profesores, provenientes de las varias regiones del estado y que desde el lunes están en campamento fuera de las oficinas centrales de la coordinadora estatal, durante su recorrido sobre los carriles centrales del bulevar Vicente Guerrero, estuvieron acompañados de al menos de 50 integrantes del Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres (Sutcobach).

Esta marcha duró más de dos horas y culminó con un bloqueo en el punto conocido como Parador del Marqués, en la entrada-salida sur de Chilpancingo.

Luego de que se tuviera conocimiento de esta movilización, el Congreso local fue desalojado para evitar que se diera una toma, como la del martes y no se permitiera la salida o acceso al inmueble de trabajadores, diputados y visitantes.

Nuevamente se aplazó la sesión, la cual había sido reprogramada para hoy luego de que se suspendiera por la toma de la tribuna por los cetegistas el martes. Luego de la suspensión por la marcha, se reanudó y se reagendó para el 23 de abril, dado que se inicia el periodo vacacional, ya que no había quórum para reanudar los trabajos legislativos.

Publicado en Política
Jueves, 11 Abril 2019 00:37

Ardua identificación de cuerpos

A juzgar por el acelerado desarrollo de las tecnologías informáticas, es posible prever que llegará el día en que, como se ha hecho hasta ahora con la prueba de tamiz neonatal, a todo recién nacido en establecimientos sanitarios oficiales se le tomará muestras para determinar su perfil genético, y esa información será archivada en grandes bancos de datos para, cuando sea necesario, cotejarla con la que sea recogida en la escena de un crimen o tomada de un cadáver, donde sea que éste yazca.

Es deseable que ese recurso nunca sea necesario, porque impere un elogiable nivel de seguridad pública, pero, de llegar ese día, ya no sería necesario invitar al público a acudir a determinados lugares a dejar muestras de ADN para compararlas con restos humanos recuperados o por recuperar.

Tampoco se darían situaciones como la que ocurrió los pasados 6, 7 y 8 de abril, cuando la Fiscalía General del Estado y la organización Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos esperaban una cifra de personas que permitiera identificar al mayor número posible de 751 cuerpos que hoy yacen en los frigoríficos del Servicio Médico Forense, pero sólo llegaron 200, cifra que los organizadores consideraron muy reducida.

Ese día, ni el miedo, ni el hecho mismo de estar relacionado con actividades criminales, será obstáculo para determinar la identidad de la persona occisa. Ya el gobierno federal dio un paso importante en ese sentido al poner en operación el Protocolo Alba, que incluye una cartilla de identidad digital de dominio privado con datos de identificación biométrica que podrá ser llenada de manera voluntaria por cada ciudadano. n

Publicado en Editorial

Archivo

« Agosto 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31