La Jornada Guerrero - Lunes, 30 Diciembre 2019

Son para la compra de un inmueble, pero aún no se concreta la operación, informa

Estamos a un día de que se cierre el ejercicio fiscal; el dinero es parte de las prerrogativas, dice

Iniciaremos el año con mucha actividad; fortaleceremos la estructura del partido, manifiesta


Chilpancingo, 30 de diciembre. El secretario del Comité Ejecutivo Estatal de Morena, Marcial Rodríguez Saldaña, informó que el partido tendrá que regresar poco más de 20 millones de pesos al Instituto Nacional Electoral como parte de las prerrogativas que no fueron utilizadas.

En entrevista, Rodríguez Saldaña informó que para este 2019, las prerrogativas que le fueron otorgadas a Morena Guerrero, fue de unos 40 millones de pesos, de los cuales se habían destinado poco más de 20 millones de pesos para la compra de un inmueble donde estarían las oficinas del partido.

El dirigente de Morena informó que se le enviaron documentos a la presidenta nacional, Yeidckol Polevnsky, así como al secretario de Finanzas, con la información precisa del lugar, los avalúos, sin embargo, no se concretó la compra.

“El Comité Ejecutivo visitó dos o tres edificios en Chilpancingo y vimos cuál convenía más al partido por ser céntrico; estamos a un día de que se cierre el ejercicio fiscal y si no se concreta la adquisición tendremos que regresar lamentablemente el recurso al INE, pero ya no será nuestra responsabilidad”.

Se dedicarán a fortalecer la cuarta transformación

Sin embargo, el secretario estatal del partido dijo que eso no detendrá las actividades en Morena, y aseguró que iniciarán el año con mucha actividad, entre ellas, la formación de círculos de estudio; el 2020 será un año preelectoral, por lo que se dedicarán a fortalecer los trabajos de la 4 transformación, reforzar las estructuras del partido, la plataforma del partido y se instalarán los órganos electorales.

 

Publicado en Política
Martes, 31 Diciembre 2019 00:02

AN y su oportunidad perdida

El Partido Acción Nacional (PAN) fue el único contrapeso que, bien que mal, tuvo el largo periodo de más de siete décadas de régimen de partido de Estado en México, conformado por reaccionarios a la Revolución mexicana y el sistema que, hay que decirlo, dio al país esas mismas décadas de estabilidad política y paz social, y un progreso acelerado, que en una de sus etapas se conoció en todo el mundo como el milagro mexicano.

Y si bien, y sin que ese fuera su fin mismo, ni darse cuenta, resultaron ser como el patiño que le dio legitimidad al régimen, al darle las herramientas necesarias para la pantalla de una democracia en las urnas, donde el único competidor real era el PRI, y donde los cargos de elección popular se decidían hacia dentro del partido tricolor.

Pero, en fin, el PAN dio una lucha cívica, que en sus orígenes no tuvo poco de loable, y que si bien no desde del gobierno, sí fungió como cierto contrapeso en ese largo periodo, contribuyendo con su parte al largo proceso de transición a una democracia plena, hoy aun inacabado, pero ya en franco y verdadero avance, que se cristalizó en las reformas electorales de 1996, que dieron como fruto los cambios en la correlación de fuerzas en el Congreso a partir de las elecciones intermedias de 1997, en las que el PRI perdió sus, en apariencia, eternas y aplastantes mayorías.

Esto devino en lo impensable: el triunfo de otro partido, en 2000, para ocupar la Presidencia de la República (con el PAN), y su repeticion en 2006, cuando ya de plano se vio que sus prácticas y sus maneras de ejercer el poder no sólo no distaban de todo lo que adolecía el PRI, sino le sumaban el terrible crimen (en política lo es) de la torpeza y la franca ineptitud en las sagradas cuestiones de Estado.

No tuvo que pasar mucho para que los dos exponentes en cuestión, ocupantes de la silla presidencial, sacaran el cobre y traicionaran, no sólo a su país, sino a su partido mismo. Primero Vicente Fox, quien de plano se sumó a la campaña del PRI en 2012, al apoyar abierta y públicamente a Enrique Peña Nieto; seguiría Calderón, quien –es algo ya documentado– también se sumó al candidato priísta en cuestión enviando a una candidata de sacrificio, como Josefina Vázquez Mota, para pagar el favor, de haberle Peña, aun como gobernador del estado de Mexico, transferido cosa de medio millón de votos en 2006 (aprovechando que el priísta Roberto Madrazo no tenía ya oportunidad alguna de triunfo), lo cual le permitió llegar, así haya sido por una vergonzosa puerta trasera, en diciembre de ese año.

No está de más decir que todos estos enjuagues tuvieron como resultado una partidocracia en el poder, acaso con menos contrapesos que en el régimen anterior de partido único; el gatopardismo en su maxima expresión, pues.

Lo que es de llamar la atencion fue que en ningun momento en el PAN hubiera voces que clamaran por lo que sería obvio: la expulsión de estos dos, no sólo en esos momentos, sino aun después, cuando Fox renegó del PAN y cuando Calderón amagó con salirse del partido y al final lo hizo, y llevó con él a su círculo más cercano para la aventura de un minipartido propio.

Esos fueron momentos dorados que el blanquiazul dejó pasar, para verstirse de frac, sacudirse lo que ya se adivinaba como sabandijas, de lo que hoy no queda duda. Sin embargo, la aparentemente solitaria voz de Manuel Espino no fue suficiente: los dos ex presidentes mandaron al diablo al PAN, y no al revés, como hubiese sido lógico y natural. Si ese escenario se hubiera dado, hoy ese partido tendría una fuerza moral, no como para equipararse al Movimiento Regeneracion Nacional (como fenómeno social y como partido), pero cuando menos para no estar así de mermado y sumido cada vez más en el descrédito.

Las oportunidades suelen presentarse una sola vez en la vida; el partido blanquiazul no tiene hoy la oportunidad de expulsar a nadie porque, repito, estos personajes se adelantaron y mandaron al carajo a su propio partido... La improvisación, máxime en política, cuesta muy cara. n

Publicado en Artículo
Martes, 31 Diciembre 2019 00:01

Zozobra y desesperanza

Si para los desplazados por la violencia 2019 fue un año de incertidumbre, 2020 no tiene mejor pinta; el horizonte que se vislumbra es de zozobra y desesperanza.

El gobierno se está ocupando de los desaparecidos por la delincuencia organizada, lo mismo que por las víctimas de la guerra sucia, pero no por quienes han tenido que abandonar sus comunidades acosados por los grupos delictivos.

Para el gobierno estatal, legalmente no son considerados víctimas, lo cual –se justifica–, dificulta su atención, “pues no cumplen con los requisitos para acceder a programas”, en tanto la Federación no los tiene incluidos en sus planes.

Lo ocurrido este fin de semana en la comunidad El Naranjo, municipio de Chichihualco, donde grupos armados desataron una balacera con duración de varias horas y saldo de un adolescente muerto, es ejemplo del peligro que corren los desplazados, que no sólo padecen el abandono gubernamental, sino también el acoso de criminales.

Provienen de las comunidades Los Morros, Filo de Caballo, Carrizal de Bravo, Campo de Aviación e Izotepec, unos del municipio de Eduardo Neri, y de Heliodoro Castillo los otros, según reporte del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, cuyos representantes han acusado que el gobierno no ha creado condiciones de seguridad para que regresen a sus pueblos.

El de El Naranjo es sólo un ejemplo de desatención.

En Tecpan, región de la Costa Grande, más de 180 familias que por la inseguridad salieron de sus pueblos en la parte alta de la sierra de cuatro municipios del estado, están desde hace seis años olvidadas por las autoridades, hacinadas en un hotel, carentes de alimentos, agua, ropa y atención médica.

El corresponsal de La Jornada Guerrero ahí, Rodolfo Valadez Luviano, reporta que los niños no van a la escuela y los hombres tienen pocas oportunidades de trabajo.

Por otro lado, cuando menos 15 comunidades de la Tierra Caliente, entre Coyuca de Catalán y Ajuchitlán, se transformaron en pueblos fantasmas hace varios meses, por la inseguridad y la violencia incrementadas, admiten por separado los alcaldes respectivos, Eusebio Echeverría Tabares y Hugo Vega Hernández.

La representante del centro de derechos humanos Tepoztlán Víctor Urquidi, Clara Jusidman, ha advertido que el tema de desplazamiento forzado interno ha adquirido vigencia muy grande debido al efecto de la violencia y la colusión perversa entre autoridades, crimen organizado y empresas, las cuales buscan apoderarse de territorios naturales y minerales.

Así la situación, la solución al problema no asoma por ningún lado: la población sigue convertida en rehén de la violencia. n

Publicado en Editorial

Ayutla de los Libres, Gro., 30 de diciembre de 2019.- el senador Félix Salgado Macedonio aseveró que la corrupción es el origen de todos los males del país y por ello es necesario combatirla para que haya seguridad y crecimiento económico.

El legislador visitó este lunes el municipio de Ayutla de los Libres, donde participó como invitado en el Ritual Tradicional y Misa de los Pueblos. 

El evento fue convocado por los coordinadores del Concejo Municipal Comunitario, con el objetivo de fortalecer el diálogo y la reconciliación entre familias y pueblos.

En su mensaje, Salgado Macedonio reconoció el gobierno por usos y costumbres de Ayutla de los Libres, primero en su tipo a nivel estatal. 

"Tienen un gobierno honesto, honrado, que está trabajando a favor de las comunidades, del pueblo", apuntó.

Admitió que hay "complejidades con las reglas de operación", porque no existen antecedentes de un gobierno comunitario. 

Sin embargo, destacó que el proyecto avanza con éxito porque se erradicó la corrupción.

En ese sentido señaló que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha priorizado el combate a la corrupción en su proyecto de nación.

Ejemplo de ello, indicó, es el combate al robo de hidrocarburos, mejor conocido como "huachicol".

"Se robaban el petróleo, se robaban la gasolina y eso era un 60 por ciento de lo que tenía que ingresar a las arcas federales, pero ingresaba a los bolsillos de los corruptos; entregaron Pemex al extranjero, entregaron la CFE al extranjero, entregaron lo más rico que teníamos los mexicanos; también entregaron a empresas privadas las carreteras y pusieron sus casetas caras", reprochó.

Por ello, el senador de Morena respaldó al presidente López Obrador en su estrategia para erradicar la corrupción.

"Lo primero es acabar con la corrupción, porque si no se termina la corrupción no hay desarrollo, no hay progreso, no hay bienestar, no hay crecimiento económico, no hay seguridad, ese es el origen de todos los males", expuso.

Destacó que "en Estados Unidos agarraron a un pollo gordo", en referencia a Genaro García Luna, quien fuera secretario de Seguridad Pública federal durante el gobierno del panista Felipe Calderón Hinojosa. 

El ex funcionario está acusado de conspiración para tráfico de drogas y de realizar declaraciones falsas.

El senador Félix Salgado Macedonio advirtió que, además de García Luna, "faltan otros, faltan más" políticos corruptos que deben ser investigados y detenidos.

Por último, el legislador felicitó la labor del Concejo Municipal Conunitario de Ayutla de los Libres, porque atienden a la voluntad de los pueblos. 

Reconoció que existen críticos y opositores al gobierno por usos y costumbres, pero explicó que "es normal", ya que el recurso no se aplica exclusivamente en la cabecera municipal, sino que ahora llega a las comunidades más marginadas, donde las obras no se ven, pero mejoran la calidad de vida de los más olvidados. 

La prueba de que el gobierno comunitario es un éxito, dijo, es que en Tecoanapa y Florencio Villarreal hay solicitudes para adoptar ese tipo de gobierno.

Publicado en Política

Archivo

« Noviembre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30