La Jornada Guerrero - Sábado, 23 Noviembre 2019

Acapulco, Gro. En el Jardin sur del Centro de Convenciones de Acapulco se inauguro el Tercer Encuentro de Cocineras Tradicionales del Estado de Guerrero con cocineras del estado de Oaxaca y la alcaldía de Xochimilco como invitadas especiales al evento, para dar inicio a la inauguración oficial se contó con la presencia de la Presidencia del Patronato DIF Guerrero, Mercedes Calvo de Astudillo, el Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Ucrania, Ruslán Spírin, la Chef Internacional de Acapulco, Susana Palazuelos, el Secretario de Cultura de Guerrero,Mauricio Leyva Castrejón y el Titular de Sectur Acapulco, José Luis Basilio Talavera y el Rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña.

Durante la Inauguración el Secretario de Cultura de Guerrero, Mauricio Leyva Castrejón y el Embajador Extraordinario de Ucrania, Ruslán Sípirin, reiteraron su objetivo de crear una semana de Ucrania en Acapulco, donde se exponga su cultura y gastronomia de este país de europa oriental.

Con 25 estands de comida, bebidas y artesanias tradicionales del estado de Guerrero, Oaxaca y de la alcaldía de Xochimilco fue con lo que se contara este 23 y 24 de noviembre en Tercer Encuentro de Cocineras Tradicionales del Estado de Guerrero.

Publicado en Turismo y Economía

Chilpancingo, Gro. Minutos antes de la una de la tarde, hombres armados atacaron a un joven, a quien dejaron mal herido, en las inmediaciones de las colonias Ampliacion Obrera y Amelitos, en la zona alta del poniente de la capital del estado.

Familiares del joven, al ver que aún estaba con vida después del ataque, lo ingresaron a su hogar, donde falleció minutos más tarde sin recibir atención médica.

 

Publicado en Sociedad y Justicia

Tlapa de Comonfort, Guerrero, ante integrantes de comunidades indígenas de la región, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y la muerte del líder del Frente Popular de la Montaña (FPM), Arnulfo Cerón Soriano, y cuyo cuerpo fue hallado en una fosa clandestina tras 40 días en calidad de desaparecido, ya no se puede catalogar como crímenes de Estado, ya que él, como comandante supremo de las Fuerzas Armadas y presidente, no permitirá actos de injusticia.

Además, ofreció protección a quienes tengan información sobre ambos casos, incluso si se trata de quienes hayan participado en hechos delictivos.

El mandatario continuó este domingo una gira de trabajo por Guerrero como parte del acercamiento a comunidades de pueblos originarios en el país.

Entre los asistentes al acto desarrollado en la unidad deportiva Tlalpa en la cabecera municipal de dicha demarcación -cercana a los límites del estado de Guerrero con Oaxaca y Puebla- se observaron decenas de pancartas y lonas en las que denuncian casos de desaparecidos en el estado, acompañados de reclamos de justicia. Uno de los casos fue el de Arnulfo Cerón.

Durante su mensaje ante representantes de los pueblos mixteco, tlapaneco, amuzgo y náhuatl, el presidente López Obrador sostuvo que su gobierno no dejará de buscar a los 43 normalistas “porque tengo el compromiso de dar a conocer toda la verdad” y subrayó que no se escatimará recursos.

“También decirles a los que tiene información, que participaron en hechos delictivos, si ellos quieren ayudar a que se sepan las cosas, el gobierno los va a proteger, lo que necesitamos es conocer la verdad siempre y cuando no se trata de crímenes de Estado, siempre se llega a la verdad, si hay voluntad política de la autoridad”.

Reconoció que cuando son crímenes de Estado es muy difícil conocer la verdad de fondo, pero “en el caso de Arnulfo y de los jóvenes de Ayotzinapa no se puede hablar de crimen de Estado, por que ahora el representante del Estado mexicano, comandante supremo de las Fuerzas Armadas, el presidente de la República, el que les habla, no va a permitir ninguna injusticia, no va a permitir ningún estado autoritario”.

Antes, al hablar del caso de Cerón Soriano, indicó que ya están detenidos autores materiales pero “se tiene que saber sobre los autores intelectuales, y que les quede claro, es un gobierno nuevo, no se protege a nadie”.

Por su parte, el titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes, ante las denuncias de casos desaparecidos, compartió el clamor de justicia.

También, previo al acto, al salir del hotel en el que se hospedó en mandatario en Tlapa, un grupo de mujeres se acercaron para pedirle la continuidad del Centro Ciudad de las Mujeres de Tlapa, que opera desde 2015, y con el cual, señalaron, se atiende a mujeres indígenas de 19 municipios con servicios encaminados a la salud y a una vida libre de violencia.

Por medio de una carta que entregaron al presidente, señalaron que hasta la fecha hay incertidumbre del centro ya que no han tenido respuesta de ninguna autoridad al respecto. En un breve diálogo, el mandatario les respondió que “ahora el apoyo es directo pero vamos a buscar la forma”, y les pidió hablar con la secretaria del Bienestar, María Luisa Albores.

Publicado en Política

Zirándaro, Gro., Pobladores de las comunidades Los Alacranes y San Rafael, municipio de Zirándaro, ubicado en la región de Tierra Caliente de Guerrero, en la Sierra Madre del Sur, aseguraron que hay miles de desplazamientos y que la zona no cuenta con vigilancia permanente. Desmintieron las versiones de los gobiernos estatal y federal que negaban esos hechos.

Apenas este viernes 22 de noviembre, en la tarde, por primera vez hicieron acto de presencia la Guardia Nacional (GN) y la Policía Estatal (PE) , en particular en Guayameo, la más grande de las 410 comunidades del municipio, donde se encuentran unos 300 de los más de mil 400 desplazados por la violencia del pasado 10 de noviembre en los pueblos de San Rafael, Los Guajes, La Cañita, El Pino, La Parota del Cuartel, Los Alacranes y 14 comunidades más que vivieron horas de terror: Nosotros no venimos seguido porque apenas contamos con cinco policías municipales, justificó el alcalde Gregorio Portillo Mendoza, de Morena.

Protesta en Guayameo. 

El mismo viernes, en Guayameo hubo una protesta a la que asistieron unos 200 personas que huyeron por el terror y la violencia de los grupos delincuenciales que operan en esa zona limítrofe con Michoacán. Las autoridades municipales reconocen que en al menos 40 comunidades de Zirándaro ni la Marina, ni la GN, ni el Ejército pueden entrar, ahí manda la delincuencia.

Habitantes de Los Alacranes, ubicado a unos 500 kilómetros de Chilpancingo, pidieron al alcalde Portillo Mendoza, a la GN y a la PE que visitaron Guayameo, que los acompañaran a rescatar algunas pertenencias de las 33 familias que huyeron de la violencia. La propuesta fue aceptada. Alrededor de las 14 horas dio inicio el retorno vigilado.

Al llegar a Los Alacranes, los uniformados se detuvieron en una casa a revisar decenas de cartuchos percutidos y a inspeccionar el inmueble. Entonces se escuchó en los radios de comunicación un mensaje de uno de los presuntos delincuentes: Tírenle al jinete, refiriéndose a los dos artilleros de la GN que se encontraban en dos camionetas pick up artilladas con su respectiva ametralladora Barret de 50 milímetros.

Un desplazado advirtió de la presencia de civiles armados en los cerros aledaños. De inmediato el responsable de la GN pidió a la comitiva, incluidos los reporteros, tomar las medidas de protección. Los dos artilleros, apoyados por policías estatales, buscaban minuciosamente entre los árboles de los cerros a los pistoleros, mientras apuntaban sus armas.

Cuando por fin los encontraron, estuvo a punto de ocurrir un enfrentamiento, pero alcanzaron a huir hacia los cerros aledaños mientras los perros, que llevaban varios días sin comer, devoraban la comida que sus amos dejaron abandonada, igual que sus pertenencias.

En una de las casas, una estufa sostenía el recipiente de agua para calentar, se presume que era de uno de los pistoleros que estaba por bañarse. También dejaron cartuchos de diversos calibres, zapatos, ropa y un teléfono celular, que fueron decomisados.

Cuando una hora después empezó a oscurecer, la tropa y los desplazados comenzaron el retorno de tres horas a la cabecera municipal de Zirándaro por un camino de terracería, pero los campesinos no pudieron llevarse sus pertenencias.

Ahí quedó su maíz, el ganado lechero, sus caballos, burros, sus perros que deambulan por las calles buscando a sus amos. Nada se pudieron llevar.

Deciden armarse. 

Antes, en la entrada a San Rafael, acompañado de los pobladores, que se armaron desde el 10 de noviembre pasado, el comisario municipal, que solicitó el anonimato, explicó que la decisión de armarse fue debido a que los delincuentes pretenden apoderarse de su pueblo.

San Rafael, dijo el comisario, vive de la cosecha de maíz, nos dicen que es el poblado con más producción del grano en la entidad; un campesino obtiene por año hasta 20 toneladas de maíz. También es un pueblo ganadero, y estos cabrones (los delincuentes) piden que les paguemos 150 pesos al mes por cada cabeza de ganado que tengamos.

A este pueblo desde hace mucho no vienen los soldados ni la policía, y tampoco había venido la Guardia Nacional, solamente el alcalde (Gregorio Portillo), nos ha visitado, estamos abandonados por el gobierno estatal y federal.

Posteriormente los campesinos, algunos armados, participaron en una protesta en el centro de la comunidad, en donde ya los esperaban sus esposas con frases escritas en pancartas contra del gobierno.

En presencia del alcalde Portillo Mendoza, reclamaron a la GN y la PE por qué hasta ahora se presentaban a la comunidad, de donde han salido más de 500 de mil ciudadanos que viven en ese lugar.

Una de las mujeres recordó que la violencia se inició el año pasado, pero se incrementó hace dos meses e hizo crisis el 10 de noviembre. Los más de 200 niños que estudian prescolar, primaria, y telebachillerato no han tenido clases; nosotras no podemos surtir nuestra canasta básica porque los delincuentes no dejan pasar el transporte a Ciudad Altamirano y Coyuca de Catalán; podríamos ir a Huetamo (Michoacán) pero nos queda como a cinco horas.

Esa gente (los delincuentes) mandó decir que nos daban media hora para que abandonáramos el pueblo y pues todos salimos corriendo, hubo terror entre las familias, salimos sin traernos nada, narró uno de los desplazados.

Los pobladores de Guayameo reclamaron que el gobierno federal y estatal no los apoye enviando a la Guardia Nacional y a la policía. Queremos que el gobierno establezca tres puntos de revisión permanente en esta zona de la sierra, para que disuadan la presencia de esos grupos, y regresen las mil 400 personas desplazadas, de un total de 120 familias afectadas.

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Noviembre 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30