La Jornada Guerrero - Domingo, 06 Octubre 2019

Con esta reforma podrían aumentar los homicidios, señala el alcalde de Chilpancingo

Remarca Leopoldo González González que sólo se debe usar la fuerza necesaria, sin llegar a matar

Califica la munícipe de Acapulco, Adela Román Ocampo, como drástica la medida, pero necesaria


El arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, señaló que la reciente reforma al Código Penal del estado de Guerrero, es para fortalecer la legítima defensa ante el riesgo de una agresión a la propia vida o de un familiar, no para matar.

Reflexionó que en la legítima defensa, sólo se debe usar la fuerza necesaria.

El jueves pasado, el Congreso local aprobó en el estado de Guerrero que la lesión o muerte de un agresor en legítima defensa no se considerará delito cuando esté en riesgo la propia vida, la de un familiar, o cuando el agresor ingrese a una propiedad, al reformar el artículo 31 del Código Penal de la entidad.

En la conferencia de prensa dominical, el arzobispo de Acapulco manifestó que toda persona tiene el derecho de defender su vida, su integridad y sus bienes, y los de aquellas personas que han sido confiadas a su cuidado.

Sin embargo, González González señaló que “si el delincuente ya ha sido reducido a impotencia no es lícito, no es humano agredirlo, eso ha de quedar claro en cualquier legislación, no se trata de permitir matar, si no de fortalecer el derecho de legítima defensa en el que ha de emplearse sólo la fuerza necesaria”.

Enfatizó que “como personas, miembros de la gran familia humana, cada uno hemos sido confiados al cuidado de los demás, de manera que toda persona tiene el derecho de legítima defensa ante un injusto agresor, para cuidar de sí y cuidar del prójimo”.

González González recalcó que “bien comprendemos que para las personas constituidas en autoridad, no solo es un derecho, sino una gran grave obligación, detener toda injusta agresión contra una persona y reducir al delincuente a una situación en la que ya no pueda seguir haciendo daño, recapacite y se arrepienta de su mala conducta, pueda luego reintegrarse a la sociedad como un bien ciudadano”.

Sin embargo, puntualizó que “el derecho que nos asiste es a defendernos del delincuente, no a matarlo, defendernos ha de ser lo que se ha de intentar para retener la agresión, se ha de emplear la fuerza necesaria”.

El arzobispo de Acapulco señaló que por desgracia sucede que la necesidad de evitar que el agresor cause daño, conlleva a veces a su eliminación, en esta hipótesis, mencionó, el resultado mortal se ha de atribuir al mismo agresor que se ha expuesto con su acción, pero no era su muerte lo que se intentaba, sino la defensa de la propia vida o la de otra persona.

Drástica pero necesaria: Adela Román

La alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo, calificó de drástica pero necesaria a la ley sobre legítima defensa que aprobaron los diputados locales.

Destacó que la legítima defensa dará a los guerrerenses la oportunidad de defenderse cuando alguien quiera atentar contra su vida o la de sus familiares.

Entrevistada por reporteros, Román Ocampo enfatizó que no había leído aún la ley aprobada por los legisladores; pero remarcó que está totalmente a favor de la legítima defensa. “Es drástica, pero creo que necesaria. Habría que leer bien la reforma, no la he leído; pero obviamente estoy en favor de la legítima defensa”, expresó.

La alcaldesa recalcó que esta ley otorga a los ciudadanos la igualdad en circunstancias de peligro. “La vida de cada quien es lo más valioso, y la ley procura que esté en igualdad de circunstancias para que pueda darse que esté en peligro tu vida si alguien te quiere atacar y atenta contra tu vida, tú tengas la disposición y la oportunidad de defenderte. Entonces si se meten a tu casa gente armada que quieran robarle o incluso llegan hasta la violación o el asesinato, el dueño de la casa tiene que defender su vida y a sus familias, y la ley dice que cuando se ejecuta una acción de esa naturaleza en defensa de los que dependen de ti, hay excluyente de incriminación”, aseveró.

Por otra parte, Román Ocampo informó que el municipio no tenía registro de afectaciones por el sismo de 5 grados que se registró el pasado sábado.

“Podrían aumentar los homicidios”

Ante la aprobación de la reforma al Código Penal en Guerrero, calificando el asesinato de un delincuente en el hogar o el trabajo como legítima defensa y no castigarlo con cárcel, el alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, dijo que esto podría traer un incremento en los homicidios en el estado.

En entrevista, el edil capitalino dijo tener la esperanza de que, así como se aprobó la legítima defensa, se puedan crear leyes secundarias para que se pueda regular el tipo de armas que se puedan tener en los domicilios.

Asegura que se debe de tener cuidado con que el tipo de arma usada para la defensa del hogar no sean ilícitas o de uso exclusivo de las fuerzas armadas o policíacas.

“Yo creo que permitir esto, es como estar aventando a la ciudadanía a armarse, lo que va aumentar homicidios porque a lo mejor gente escudándose en esa salvedad puede incrementarse, pero estaremos atentos para actuar en lo medido”, señaló.

Argumentó que más que darle a la gente el poder para tener algún arma en su domicilio, habría que darle al estado el poder suficiente para que haga su trabajo e insistió en que se debe tener mucho cuidado que tipo de armas deben estar permitidas para tener en los domicilios.

Cabe recordar que el pasado día jueves, de manera unánime el Congreso local aprobó el reformar el Código Penal del estado para excluir el castigo penal a las personas que asesinen a un presunto agresor dentro de su hogar, al cual consideren que pueda poner en riesgo su vida o patrimonio, por lo que será considerado como legítima defensa, sólo dentro del hogar o del trabajo.

En la argumentación de la iniciativa se dijo que la intención de esa modificación es que al juez no se le dificulte la aplicación de la ley en un caso como este, no quede duda sobre el ejercicio de la defensa legítima de la víctima “y no se cometa una injusticia por ejercer el derecho de defenderse”.

Con la aprobación de la reforma al artículo 31 del Código Penal, la legítima defensa ante un invasor dentro del domicilio no será punible y quedará a salvo el derecho de defenderse sin importar los medios “para realizar esta conducta de defensa no siendo antijurídica en caso de lesionar o privar de la vida al invasor del domicilio”.

De acuerdo con la nueva redacción del Código Penal, existirá “presunción legal de Defensa Legítima Propia, al ejercicio del derecho de defenderse; al hecho de causar daño, lesión o privación de la vida, salvo prueba en contrario, a quien por cualquier medio trate de penetrar o se introduzca sin derecho al inmueble donde se encuentre el hogar o lugar de trabajo del agente pasivo, víctima o víctimas, al de su familia, comunidad afectiva o a las de cualquier persona que tenga la obligación de defender”.

Publicado en Sociedad y Justicia
Lunes, 07 Octubre 2019 00:05

Legítima defensa

Ha causado polémica aprobar la inclusión en el Código Penal de que la legítima defensa es una causa de justificación ante un acto de agresión que pone en peligro la vida y los bienes del sujeto pasivo, no considerándose a esta acción como un homicidio de tipo punible, sino en defensa propia.

El diputado promovente, Omar Jalil Flores Majul, manifestó que la legítima defensa es una causa de justificación ante un acto de agresión que pone en peligro la vida y los bienes del sujeto pasivo.

A las autoridades que fruncen el ceño y se refieren al tema como “muy radical” o expresiones parecidas de rechazo, habría que recordarles que, si cumplieran con su trabajo, no habría necesidad de hacer o reformar leyes en este sentido.

En este caso específico, vale apuntar que si bien los delincuentes se introducen a las casas a robar poniendo en peligro la seguridad de sus moradores, es porque la autoridad falla en la prevención del delito y la impartición de justicia, convirtiendo la impunidad en una invitación a delinquir.

El legislador cumple su labor interpretando las necesidades de la población; hace pues su chamba para subsanar deficiencia de quienes incumplen la suya.

Está por otro lado, la voz clerical que reza que la legítima defensa es una ley persuasiva, no para matar.

¿Estarán diciendo los sacerdotes que la sola inclusión en el Código servirá para que los delincuentes se persuadan de que deben portarse bien?

¿O querrán decir, tal vez, que estando frente al delincuente el responsable de la familia sólo deberá mostrarle el arma para que se persuada de que debe salir en estampida? ¿Y si no funciona la persuasión?

Otra: ¿Se está hablando de que los moradores de la vivienda se deben convertir en profesionales en manejo de armas para no caer en pánico y disparar el arma sin pensarlo o sin que todavía el delincuente no haya cometido ningún daño?

Cada quien interpreta el tema a su manera, así como el abogado del atracador herido o muerto podría hacerlo para perjudicar a quienes, en un acto que creyeron de defensa porque se vieron amenazados, dispararon causando daño al intruso.

Habrá que considerar que cualquier ciudadano podrá tener un arma en su casa para su defensa, la de su familia y la de su patrimonio, pero en la mayoría de los casos sucederá que no tiene la experiencia, el conocimiento, la destreza ni la sangre fría, para manejar la situación.

Lo más deseable sería que nunca se presente un escenario de esta naturaleza porque, independientemente de las repercusiones legales que pueda tener, indudablemente podría desquiciar emocionalmente de por vida a la familia que viva la experiencia.

En consecuencia, lo más conveniente es que las autoridades correspondientes cumplan su responsabilidad y se pongan a trabajar ya en garantizar el respeto y la seguridad a la población, pues cualquier desaguisado que pudiera presentarse en un hogar no sería más que resultado de sus incumplimientos. n

Publicado en Editorial
Lunes, 07 Octubre 2019 00:05

Protección de la familia

La familia no debe confundirse con el matrimonio; éste último como bien sabemos es uno de tantos instrumentos para formar una familia, pero deben diferenciarse ambos conceptos, ya que como es evidente, un matrimonio (contrato o sociedad) por si solo no constituye una familia, sino cuando hay descendientes, adoptados, o bien, en otro tipo de circunstancias (relación con padres u otros parientes); por lo contrario, hay familias que no se originan en el matrimonio; en más, desde nuestro particular punto de vista, el matrimonio es una institución caduca, obsoleta, que requiere revisarse.

Otras figuras como el matrimonio por comportamiento o el concubinato, identificado con el mismo matrimonio, son formas inteligentes para superar esa manera solemne en que se ha entendido el matrimonio, misma que en ocasiones se confunde con un mecanismo para pérdida de la libertad, o bien como un instrumento para asegurar condiciones jurídicas que distan mucho de lo que implica el matrimonio en sí, como es el cariño que deben profesarse quienes lo contraen.

Nuestra convicción y planteamiento, considera que lo relevante es la familia, más no el matrimonio. La familia se constituye por una decisión de las partes adultas, con el fin de protegerse, ayudarse, ampararse; asimismo, educar y formar completamente a los menores que la integran. Cabe añadir –porque atañe al tema– que el concepto de familia, no ha sido definido de manera completamente satisfactoria por los códigos civiles ni familiares, circunstancia que debe promoverse para ubicar tanto sus fines, como sus principios.

Mi reflexión respecto al matrimonio, puede parecer audaz; empero, me place añadir un concepto del insigne Benito Pérez Galdós, quien en su obra Fortunata y Jacinta, pone en boca de don Evaristo Feijuo (personaje ficticio, que con justa razón es estimado autobiográfico) el siguiente juicio: “Sigo creyendo que el casarse es estúpido. Lo que llaman infidelidad no es más que el fuero de la naturaleza, que quiere imponerse al despotismo social......”.

A mayor abundamiento, dicha expresión data de añejos tiempos, ya que la vida de Pérez Galdós transcurrió de 1843 a 1920; prolongado lapso que le brindó la ocasión de reseñar magistralmente las guerras Carlistas, el atraso y las costumbres mojigatas de la España del siglo XIX. Esta consideración hace más singular aún, el pensamiento galdosiano.

Es usual en este tema –particularmente en las civilizaciones iberoamericanas– que la familia la integren padre, madre, hijos e hijas y algunos parientes; suele suceder con frecuencia que en el ámbito familiar haya violencia, generalmente el padre golpea a su pareja o a sus hijos; tal conducta es deleznable, sobre todo, si se realiza de manera bestial y con frecuencia.

En nuestras legislaciones hay disposiciones expresas para castigar los golpes, las graves lesiones que se infieren a los menores; no obstante, tales medidas no han sido suficientes. En la praxis, generalmente la ley no funciona, en ocasiones por corruptelas y otras porque los hechos no se denuncias por temor, o bien formulada la denuncia respectiva, proviene el arrepentimiento o desistimiento de las víctimas. Sí estamos de acuerdo en que las medidas tomadas no han resuelto el problema, ¿qué hacer?; sin lugar a dudas, en el caso de los menores de edad golpeados, la pérdida de la patria potestad por parte de los agresores, es fundamental, y el divorcio o separación automática, para el caso del cónyuge o pareja golpeada; en ambas circunstancias deben privarse y aplicarse sin más a favor de las víctimas, los bienes propiedad del agresor. Esta medida parecerá demasiado drástica, pero el problema de la violencia interfamiliar requiere resolverse con rigor y de una vez por todas. n

Publicado en Artículo

Representante local en México, de la activista sueca Greta Thunberg, organiza una protesta en Taxco, por el cambio climático


Taxco, 6 de octubre. “Se está destruyendo el planeta y no hacemos nada, queremos que nos dejen a los jóvenes y futuras generaciones un medio ambiente sin contaminación”, demandó, Jazmín Castillo Martínez, representante local en México de la activista sueca Greta Thunberg, del Movimiento Friday on the future, durante una protesta en Taxco, por el cambio climático.

A los adultos les criticó: “fíjense ustedes. Nunca se han puesto a pensar ¿qué mundo les estamos dejando- en referencia a sus hijos o nietos- y qué planeta les quieren dejar? La casa es de todos y tenemos que cuidarla”.

Valiente soltó: “A mis 17 años pienso en un futuro no tener hijos, porque al menos no quiero condenar a mi descendencia a un futuro incierto, y también es triste estudiar una carrera que ya no pueda ejercer”, por los problemas ambientales.

También denunció que hay muchas personas pesimistas que no ayudan a los ambientalistas, con el simple hecho de decirles “tú solo no vas a cambiar al mundo”.

Luego de una marcha contra el cambio climático, dentro de la Segunda Jornada para el Cuidado de la Creación y en Conmemoración del Día Mundial de los Animales, en el que menores de edad, acompañados de sus padres, así como organizaciones animalistas y ambientalistas de Taxco, protestaron en las calles por la destrucción del medio ambiente, la representante del movimiento a nivel internacional, Castillo Martínez llamó a la sociedad a respaldar las acciones que está haciendo la activista sueca a nivel internacional en defensa del mejoramiento al medio ambiente.

Con la postura de “Todos somos Greta”, remarcó que con “pequeñas acciones podemos hacer cambios significativos para el planeta”.

Le dijo a la sociedad, y especialmente a los jóvenes, darse cuenta del “problema tan grande que existe en el mundo, porque al paso que vamos nos vamos a consumir el mundo”.

Por eso ahora, pidió ser escuchada, porque “a miles de jóvenes nos preocupa la situación ambiental por lo que “estamos viviendo. Debemos ser un despertar, porque lo que estamos viviendo es grave”.

Exigió que se apliquen las tecnologías, no para destruir, sino para mejorar el entorno natural.

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Julio 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31