La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Viernes, 09 Noviembre 2018

Medidas extremas, especiales y extraordinarias son necesarias, dice Abel Barrera


El director del Centro de Defensa de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, advirtió que autoridades niegan el problema de los desplazados de Guerrero, con lo cual evaden su responsabilidad.

En entrevista, Barrera Hernández recriminó que “las autoridades están negando una realidad; por lo mismo, no hay una atención; es donde se tendría que abocar todo el aparato, no sólo de seguridad, sino todo el Estado, para brindar protección”.

Consultado en relación al grupo de familias que durante la semana huyeron de Tlaltempanapa, municipio de Zitlala, Barrera Hernández alertó que “vemos a muchos niños, a muchas madres, que tienen que caminar en la noches, pues no hay garantías para permanecer en su propio lugar de origen”.

Criticó que “no vemos este compromiso de las autoridades con las víctimas; se les está estigmatizando; no se les está reconociendo como desplazados; tiene que haber el reconocimiento de un problema grave en el estado, que hay desplazamiento forzoso de familias en el estado de Guerrero por motivos de violencia”.

El director de Tlachinollan recalcó que tanto el gobierno federal como el estatal tienen que tomar medidas extremas, especiales, extraordinarias, para poner a salvo a las familias.

Señaló que “si se salieron es porque tuvieron que tomar una medida extrema, y hasta la fecha no están encontrando una respuesta institucional que los ponga a salvo”.

Publicado en Política
Sábado, 10 Noviembre 2018 00:24

Ley de Remuneraciones

El pasado 5 de noviembre se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto que expide la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que es reglamentaria de los artículos 75 y 127 de la Constitución Política. Esta ley señala como norma básica en su artículo 3 que todo servidor público debe recibir una remuneración adecuada e irrenunciable por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, la cual ha de ser proporcional a sus responsabilidades.

Estas remuneraciones se determinarán de acuerdo con los principios rectores siguientes, desarrollados en el mismo numeral: la anualidad; el reconocimiento del desempeño, de acuerdo con el cual la remuneración reconoce el cumplimiento eficaz de las obligaciones inherentes al puesto, y el logro de resultados sobresalientes. Asimismo, los principios de equidad, fiscalización e igualdad; legalidad, transparencia y rendición de cuentas.

Las bases para la determinación de la remuneración de los servidores públicos se establecen en consideración de lo establecido en el artículo 6º de la propia ley. De esta determinación destaca el límite introducido, en la fracción I, según el cual ningún servidor público puede recibir una remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión mayor a la establecida para el Presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

También se señala como limitante en la fracción II que ningún servidor público puede tener una remuneración igual o mayor que su superior jerárquico, salvo que el excedente sea consecuencia de situaciones especiales, como el desempeño de varios puestos, cuando haya un dictamen de compatibilidad correspondiente; cuando se trate del contrato colectivo o las condiciones generales de trabajo, o bien de un trabajo técnico calificado, considerado así cuando su desempeño exige una preparación, formación y conocimiento resultado de los avances de la ciencia o la tecnología. Igualmente, si se trata de un trabajo de alta especialización, determinado así cuando las funciones conferidas exigen para su desempeño de una experiencia determinada, de la acreditación de competencias o de capacidades específicas o de cumplir con un determinado perfil y, cuando corresponda, de satisfacer evaluaciones dentro de un procedimiento de selección.

Publicado en Artículo
Sábado, 10 Noviembre 2018 00:20

Cuando las balas hacen mella

No hay más opción que conceder la razón a la dirigente estatal del Frente de Defensa Popular (FDP), Clemencia Guevara Tejedor, al hablar de que el tema de los feminicidios sólo adquiere relevancia cuando suceden casos como el asesinato de Valeria Cruz Medel, hija de la diputada federal de Morena Carmen Medel Palma, quien se enteró del crimen en plena sesión ordinaria de la Cámara de Diputados.

El asunto obtuvo trascendencia, dijo la dirigente, por tratarse de la hija de un actor político de talla federal, “mientras en Guerrero, como en el resto del país, las autoridades simulan que se aplican las alertas de género, y continúa la impunidad, lo mismo que los asesinatos de mujeres”.

Es verdad, pero no sólo en lo que a asesinatos de mujeres se refiere, sino a todos los homicidios en general.

Se toma como normal el hecho de que cada día amanezcan cadáveres por acciones violentas en cualquier zona de la ciudad o en cualquier comunidad del estado; si se trata de un trabajador pobre o una muchacha común, por mencionar dos ejemplos, nada pasa.

Determinados sectores de la sociedad elevan sus protestas cuando alguno de sus integrantes resultó afectado: un distinguido hombre de empresa, una doctora prestigiada, una profesora conocida, un periodista; y es entonces cuando la autoridad alcanza a reaccionar y le da por hacer compromisos de esclarecer los crímenes, mismos que en la mayoría de los casos incumple.

Transcurrido el tiempo, superada la indignación y la inconformidad, la “normalidad” vuelve a vestir su ropaje de uso diario: la indiferencia ante los asesinatos de quienes no cuentan, el exterminio de los que no valen, bastando con incluirlos en la lista de los que mueren en la supuesta lucha de conquista de territorio de las bandas del crimen organizado.

“Se están matando entre ellos”, solían decir hace poco. Con el tiempo hasta las palabras se desgastan y van a parar al archivo muerto.

¿Nuevas estrategias de seguridad? Hasta que entre el próximo gobierno, suelen argumentar en el medio gubernamental como una manera de zafarse del embrollo, en tanto gobernantes y funcionarios aguantan, resisten, mientras transcurren los días en espera de un cambio que, evidentemente, esperan que llegue revestido de magia.

Pero sí aplican puntualmente su infalible estrategia, particularmente en el caso de los asesinatos de personajes destacados: armar mucho ruido, prometer prontas soluciones y… aguantar, mientras el milagro sucede. n

Publicado en Editorial

El concierto se llevará a cabo hoy a las ocho de la noche en el teatro Juan Ruiz de Alarcón

Es parte de las actividades de la doceava edición de La Nao; los boletos serán gratuitos, informan


Como parte de las actividades de La Nao 2018, este viernes se presentará en concierto con la Orquesta Filarmónica de Acapulco (OFA) el pianista mexicano Jorge Federico Osorio.

La presentación se llevará a cabo este viernes a las ocho de la noche en el teatro Juan Ruiz de Alarcón del Centro Internacional Acapulco (CIA).

Será el décimo concierto de la segunda temporada de gala 2018 de la Orquesta Filarmónica de Acapulco como parte de su XX aniversario, y formará parte de la doceava edición del festival internacional de La Nao.

Los boletos para el concierto serán totalmente gratuitos.

Jorge Federico Osorio es un pianista mexicano que ha recibido numerosos premios, distinciones y ha tocado con diferentes prestigiadas orquestas del mundo.

Este viernes interpretará con la Orquesta Filarmónica de Acapulco el Concierto Número 2 del compositor y pianista alemán Johannes Brahms, bajo la dirección del maestro Eduardo Álvarez.

Los boletos para acceder al concierto este viernes a las ocho de la noche en el teatro Juan Ruiz de Alarcón del Centro Internacional Acapulco pueden ser descargados a través de la página oficial de Facebook de la Orquesta Filarmónica de Acapulco.

Publicado en Sociedad y Justicia

Archivo

« Marzo 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31