La Jornada Guerrero - Elementos filtrados por fecha: Martes, 09 Octubre 2018

Encabeza Adela Román el 21 aniversario del paso de Pauline


La presidenta municipal Adela Román Ocampo llamó a los ciudadanos a crear, entre todos, una cultura de protección civil y trabajar más en la prevención que en lo posterior a un desastre.

Dijo que como gobierno municipal buscará que haya albergues específicos para las situaciones de riesgo, pues hasta ahora solo son las escuelas las que se utilizan para tales fines.

Román Ocampo encabezó ayer dos actividades en conmemoración de las víctimas del huracán Pauline, ocurrido el 9 de octubre de 1997.

Por la mañana encabezó el izamiento de la bandera a media asta en la Costera, frente al parque Papagayo, y luego la colocación de una ofrenda floral en la plazoleta de La Esperanza, ubicada en el cruce de Cuauhtémoc y el río del Camarón, que se construyó en el gobierno de Alberto López Rosas para recordar a las víctimas del meteoro.

“La sociedad civil con las autoridades tenemos que ir de la mano, tenemos que crear esa cultura de protección civil que todavía no tenemos en Acapulco. Han pasado tragedias y parece que no aprendemos la lección”, señaló.

La alcaldesa estuvo acompañada de regidores, entre ellos Hugo Hernández Martínez, Patricia Batani, y los síndicos Leticia Castro Ortiz y Javier Solorio Almazán, así como el comandante del 68 Batallón de Infantería, Alfredo González Cuevas; el vicealmirante Santiago Jorge Morgado, de la Octava Región Naval y otras autoridades.

“Desde ahora hemos tomado las medidas pertinentes, todas y todos debemos estar preparados ante la eventualidad de una catástrofe, saber qué hacer y cómo actuar en un momento crítico para aplicar las medidas necesarias tendientes a disminuir el impacto que cualquier evento natural pueda ocasionar”, señaló.

Publicado en Política
Miércoles, 10 Octubre 2018 00:16

Al rescate del sur de México

Hace unos días, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, presentó el programa Sembrando Vida, con el que se buscará generar empleo y bienestar, sobre todo en el sur del país, que es la más rezagada.

El programa costará entre 12 mil y 15 mil millones de pesos. Esta acción del próximo gobierno federal debe verse no como un gasto, sino como una inversión, pues una planta armadora de automóviles apenas daría 100 mil empleos, mientras que este programa de árboles frutales y maderables generará 400 mil nuevos empleos permanentes.

La próxima secretaria del Bienestar, María Luisa Albores, destacó que los ejidatarios que deseen participar recibirán 5 mil pesos mensuales, de los cuales, 4 mil serán pagados en efectivo y 500 pesos serán retenidos para destinarlos a una caja de ahorro para el campesino.

Mencionó que se buscará que esta actividad no tenga complicaciones burocráticas, porque se estará trabajando con la gente que menos tiene.

El programa contribuirá a combatir la pobreza y la desigualdad en los estados del sur país, donde se encuentra el mayor número de personas en rezago.

El objetivo del programa es dar 400 mil empleos para productores, y sembrar 1 millón de hectáreas de sistemas agroforestales. Se podrá sembrar cacao, canela, café, palma de coco, achiote, pimienta, huele y agave, entre otros.

Estos cultivos se sembrarán en sistemas agroforestables, intercalados con maderables, frutales y otras especies. Si un campesino con una superficie de 2.5 hectáreas pudiera destinar 1.5 hectáreas para el sistema agroforestal maderable y 1 hectárea para el cultivo de granos básicos, podrá generar ingresos a mediano plazo con ambos insumos.

El programa dará cobertura en 19 estados, principalmente Chiapas, Tabasco, Veracruz y Campeche.

Publicado en Artículo
Miércoles, 10 Octubre 2018 00:15

Tiempos de cambio

Si de comisiones tuviéramos que hablar, habría que puntualizar necesariamente que entre las 18 que le tocaron en el Congreso local a Movimiento Regeneración Nacional (Morena), una reviste particular importancia: la de Vigilancia y Evaluación de la ASE (Auditoría Superior del Estado), que será presidida por Jesús Villanueva Vega, e integrada además por Aracely Alhelí Alvarado González, Arturo López Sugía, Perla Edith Martínez Ríos y Zeferino Gómez Valdovinos.

La Auditoría Superior del Estado tiene, entre otras funciones, fiscalizar los recursos de los municipios, y depende, precisamente, de la Comisión de Vigilancia y Evaluación.

La ASE reporta a la Comisión de Vigilancia, que se encarga a su vez de analizar los informes y, de ser necesario, los lleva al pleno del Congreso para su discusión y dictaminación.

A pesar de ello, los recursos de los municipios todos se manejan en la opacidad.

En el proceso del cambio de poderes municipales, numerosas fueron las voces de las autoridades entrantes en el sentido de que hubo manejos irregulares consistentes, sobre todo, en dejar vacías las arcas de las alcaldías.

No obstante, ni la Comisión de Vigilancia y Evaluación, ni la ASE, aportaron alguna información respecto a cómo entregaron los alcaldes salientes.

Publicado en Editorial

Archivo

« Octubre 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31