La Jornada Guerrero - Jueves, 04 Enero 2018

Todo subió y los artículos están más caros; traemos poca mercancía, pero es más seguro que se venda, se quejan


Tecpan, 4 de enero. Desde la tarde del jueves 4, Herculano Barrera Perdomo comienza a armar el pequeño local en el espacio que las autoridades le cedieron en la calle Reforma de Tecpan, para vender sus juguetes la noche del 5 de enero. Sin embargo, este año el surtido del local es poco, porque asegura que el precio de los juguetes incrementó debido al alza del precio de la gasolina y otros insumos, “por lo que la venta este año no creo que sea tan buena”.

En su pequeño puesto, ofrece juguetes económicos como camiones de plástico, muñecas, pelotas, carritos y juegos de té o herramientas, así como prendas de ropa para niños.

El hombre, según contó, llegó de la Ciudad de México el martes, a donde se trasladó, como lo hace la mayoría de los que venden juguetes en esta fecha, para comprar los productos que este año ofrecerá a la gente que, la noche del 5 de enero, se aglomera en la calle Reforma, que es donde se colocan todos los vendedores de juguetes por esa noche.

“El año pasado traje el doble de mercancía, hoy solamente me alcanzó para comprar algunas cosas porque los precios subieron mucho, y la verdad no sale comprar juguetes que quizá no se vendan, mejor comprar poco, pero seguro”, manifestó el comerciante mientras abría dos cajas de cartón.

Publicado en Sociedad y Justicia
Viernes, 05 Enero 2018 00:05

Aumentos y engaños

Mueven a indignación, más que a confianza o seguridad, las declaraciones de algunos funcionarios porque, si bien su trabajo consiste en proteger la economía de la población, su actuación está marcada por la falta de credibilidad y su ineficacia.

El delegado de Transportes en Acapulco, Juan Barrios Hernández, declaró que su dependencia no permitirá que los transportistas elevan sus tarifas argumentando el incremento en el precio del combustible, porque ningún aumento ha sido autorizado.

Gobiernos vienen y gobiernos pasan y los transportistas nunca han requerido de ninguna autorización para subir sus tarifas de acuerdo con criterios que ellos mismos determinan.

Cuando creen conveniente, las suben sin que los usuarios se quejen porque saben a conciencia que Transportes no actúa; hasta hace poco tiempo –y probablemente sigan igual- sus inspectores no tenían asignado salario alguno, por lo que al desempeñarse como honorarios se han dedicado a atracar a los conductores que incurren en faltas.

Publicado en Editorial

Archivo

« Abril 2020 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30