La Jornada Guerrero - Lunes, 29 Enero 2018

Presidente de Torex Gold destaca actuación del gobierno estatal para levantar bloqueo

Denuncia dirigente sindical engaños para justificar la entrada de policías estatales a la mina


Ciudad de México, 29 de enero. La empresa minera Media Luna, informó que desde el 18 de enero reinició las laboras de extracción, por lo que recuperaron 12 mil 100 onzas de oro.

Dio a conocer públicamente que la trituración de mineral almacenado en El Limón comenzará a principios de esta semana, y la minería se reanudará poco después a medida que equipos adicionales y supervisores regresen al complejo de mina El Limón-Guajes.

Dijo que con “la ayuda de las comunidades de Nuevo Balsas y Valerio Trujano, la mina complejo El Limón-Guajes se ha reiniciado y ha estado en el modo de aceleración continua, detrás del bloqueo, desde 12 de enero. El equipo de puesta en marcha de la planta de procesamiento ha incrementado los niveles de producción muy bien, con una producción que actualmente alcanza rutinariamente entre 12 mil tpd y 13 mil tpd. Los niveles de recuperación de oro también han mostrado una alza. Se han vertido 12 mil 100 onzas de oro; se envió oro y se han recibido los ingresos de los primeros envíos. Minería en Guajes Pit ha estado activo desde enero 18 y la minería en El Limón Sur de pozo recomenzó el día 24 Enero.El acceso a El Limón ha sido restaurado y las inspecciones están en marcha”.

Lamentó el aumento de tensión y violencia en las comunidades. “El 24 de enero, Quintín Salgado murió en Nuevo Balsas por desconocidos. Salgado había sido empleado de la compañía durante cuatro años, hasta 2014. La empresa no tiene forma de saber quién estuvo detrás del asesinato. Entendemos que él era bien conocido por las autoridades y que la investigación continúa. Es realmente triste que los mineros y sus sindicatos de apoyo, hayan elegido explotar estas tragedias humanas para promover sus agendas políticas”.

Publicado en Sociedad y Justicia
Martes, 30 Enero 2018 00:05

El fiscal cuestionado

La muerte del turista chileno Martín Javier ocasionada por un impacto de arma de fuego en el centro nocturno Baby Lobster durante una riña en la que hubo además cinco heridos, echó por la borda el lema que en sus anuncios y campañas promocionales desplegaban los responsables de la actividad turística en el sentido de que la seguridad de los paseantes está garantizada.

El hecho, aun siendo la excepción, debe ser explicado conforme ocurrió la tragedia; no se justificaría de ninguna manera la exageración; pero eso no significa que sí sea valedero minimizar el suceso.

Apegado a su estilo, el titular de la Fiscalía General del estado, Xavier Olea Peláez, declaró: “nosotros queremos decirles que Acapulco, que recibe más de un millón de turistas al año, y hoy, pues, aconteció esta circunstancia que es muy lamentable”, lo cual  puede derivar en diversas interpretaciones desafortunadas.

Olea Peláez ha sido blanco de frecuentes críticas por asumir posturas que nada tienen que ver con el aspecto jurídico al cual debería constreñirse en su desempeño de fiscal, en vez de recurrir a declaraciones que, como en este caso, ofrecen la percepción de querer o minimizar lo acontecido o proteger la imagen de una autoridad o un gobierno que debió haber dispuesto medidas tendentes a evitar la muerte del chileno.

Publicado en Editorial

Archivo

« Enero 2021 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31