Incomunicación del aeropuerto, palabras mayores

Escrito por  Oct 15, 2019

La grillería sindical y la ineficiencia administrativa mantienen a la Secretaría de Educación Guerrero con el estigma de ser una de las dependencias más problemáticas de la administración estatal.

Las expresiones de inconformidad lo mismo de docentes que de padres de familia y trabajadores de la dependencia son tan frecuentes, que ya se toman como algo normal.

Los responsables del área ni se inmutan ante las manifestaciones públicas de malestar, toma de instalaciones y bloqueos de vialidades.

Cuando docentes y administrativos cimbran las calles reclamando su exclusión del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto operativo (Fone), funcionarios del gobierno estatal salvan la situación aduciendo que no es asunto suyo, sino del federal; pero tampoco les falta ingenio para escabullirse cuando las protestas son por irregularidades atribuibles a la administración local.

En esta tesitura, ayer, el aeropuerto internacional de Acapulco estuvo incomunicado vía terrestre durante cinco horas por bloqueos viales efectuados por docentes.

El sistema de inteligencia del gobierno estatal seguramente detectó la protesta desde su organización; no obstante, ni la Secretaría General de Gobierno ni la de Educación movieron un dedo para evitar el bloqueo; bien pudieron adelantarse reuniéndose con los líderes magisteriales para escucharlos y proponerles, pero prefirieron que estallara el conflicto en vez de conjurarlo, creando a Acapulco lo mismo que al gobernador Héctor Astudillo Flores, un problema de imagen.

Hicieron aparecer al jefe del Ejecutivo a nivel nacional como un mandatario incapaz de resolver los problemas de su entidad.

Las demandas de los manifestantes no son nada nuevo: pago de adeudos, recategorizaciones, incorporación al Fone, entre otras que han venido arrastrando y que la SEG ha dejado eternizarse.

Tan poca importancia dio el gobierno al conflicto ayer que, en vez de que cuando menos hubiera sido el titular de la SEG el que diera la cara a los manifestantes, enviaron a platicar con ellos al director de Administración Personal de la secretaría, Genaro Sánchez Espinoza.

Residentes y visitantes que tuvieron que caminar para llegar al aeropuerto y aquellos que perdieron su vuelo, probablemente deseen saber quiénes fueron los funcionarios responsables de que los profesores hayan bloqueado, para enviarles en gratitud y reconocimiento un ramo de flores.

Total: si los conflictos están fuera de su esfera de competencia no resuelven y cuando son de su responsabilidad, tampoco. n