Educación naval

Escrito por  Eduardo López Betancourt Mar 23, 2019

El pasado 12 de marzo se publicó en el Diario Oficial una nueva ley que establece los parámetros de la enseñanza pública que se imparte por las instituciones de la Secretaría de Marina. Se trata de la Ley de Educación Naval, que se avoca en particular a la instrucción que se da en la Universidad de ese orden.

Esta enseñanza, según el artículo 1º del nuevo ordenamiento, está orientada al conocimiento, difusión, aplicación de la ciencia, la doctrina y cultura naval, a fin de contribuir con el desarrollo marítimo nacional.

La Universidad Naval no es una institución autónoma como otras universidades, sino que depende orgánica y administrativamente de la Oficialía Mayor de Marina y doctrinariamente del Estado Mayor General de la Armada. Las enseñanzas que imparte no se limitan solo a personal militar, sino a los llamados “discentes”, que pueden ser militares o civiles, mexicanos por nacimiento en igualdad de género, e incluso extranjeros. La oportunidad de efectuar estudios en el Sistema Educativo Naval, de acuerdo a los lineamientos normativos y requisitos que se establezcan en las convocatorias que emita la Rectoría, se dará sin discriminación.

Aunque se trata de una universidad, no se limita a la enseñanza superior. De acuerdo con la ley ha de impartir diversos niveles, los cuales son el adiestramiento; capacitación; enseñanza media Superior, y Superior.

Los objetivos del Sistema Educativo Naval en todos sus niveles, según están señalados en el artículo 10 de esta ley, son desarrollar en los discentes de la Armada de México una formación académica integral de calidad que provea los valores y competencias en cumplimiento a las atribuciones de la Secretaría y sus funciones, con sujeción a los principios doctrinarios navales vigentes.

Igualmente, se busca que la enseñanza naval prepare profesionistas competitivos con una formación naval, científica, tecnológica, incluyente, humanista y de calidad ciudadana; para esto, se ha de fortalecer la educación naval, implementando en el proceso educativo estrategias educativas innovadoras de acuerdo a los avances tecnológicos vigentes, con el propósito de realizar eficaz y eficientemente las actividades educativas.

La enseñanza naval también buscará fomentar la doctrina y cultura naval de México en los civiles y militares nacionales o extranjeros. Particularmente interesante es este concepto de cultura naval, que de acuerdo con la ley se refiere a las tradiciones y costumbres que se han forjado como rasgo de identidad, reflejados en la memoria histórica a través de hechos heroicos, así como en los valores en el actuar del marino.

En síntesis, esta ley resulta relevante al establecer los lineamientos orgánicos de la Universidad Naval, que es la institución dedicada a la formación e instrucción del personal de una de las instituciones más sólidas y con más prestigio y respetabilidad en el Estado mexicano, como es la Secretaría de Marina. La universidad aparece así como baluarte de la gran tradición, historia y filosofía institucional de este cuerpo.  n