Imprimir esta página

Violencia, violencias

Escrito por  Raúl Sendic García Estrada Ene 25, 2019

La definición de violencia como tema y problema de estudio es una cuestión compleja y muy antigua, multidimensional a escala planetaria, con impactos descomunales en contra del ser humano, por lo cual es de urgencia estudiarla, comprenderla y eliminarla.

La violencia se ha convertido en una prioridad en las áreas de investigación académica en el aspecto educativo, con tareas políticas y gubernamentales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la violencia como el uso intencional de la fuerza física, amenaza contra uno mismo, otra persona, grupo o una comunidad que tiene como consecuencia un traumatismo, daños sicológicos, problemas de desarrollo o la muerte.

El investigador francés Jean Claude Chesnais señala que la violencia en sentido estricto; la única violencia medible e incontestable es la violencia física. Es el ataque directo corporal contra las personas, lo que la define es el uso material de la fuerza, la rudeza voluntariamente cometida en detrimento de alguien, entendida como la fuerza abierta o escondida, con el fin de obtener de un individuo o un grupo eso que no quieren consentir libremente.

Thomas Platt habla de al menos siete acepciones del término violencia, de las cuales señala por su precisión que es una fuerza típica empleada para causar daño.

La crueldad y la violencia es abordada por Montaine, quien estudia la crueldad entre los vicios ordinarios, pero advierte que si complementamos durante un período prolongado con la deshonestidad y la crueldad, nos volveremos misántropos, la crueldad es una de las expresiones de la violencia extrema que se constituye con una especie de enigma que atrae y que horroriza y se constituye como un enigma que al mismo tiempo que atrae, horroriza comprenderla.

Ante la crueldad de la violencia es preciso que los individuos no puedan permanecer indiferentes, se trata de una de las manifestaciones posibles del ser humano, que puede retar e interpelar la violencia en un universo de sentido común, en la pretensión de entenderla como aquello que somete, que duele y atemoriza.

En la actualidad los niveles de violencia y barbarie en nuestro país, aumentan en número y en formas aberrantes en las que se representa la teoría de Shklar se refiere a la presencia de las formas de violencia que han existido desde tiempo atrás que se le ha relacionado directamente con las actividades de grupos delictivos y que han sido toleradas e ignoradas, lo cual ha contribuido a la escalada violenta que hoy vivimos y a la cual se les ha denominado “las violencias de siempre”.

Dentro de un proceso de debilitamiento y descomposición social, además de dichos procesos, manifiestos en instituciones de seguridad y procuración de justicia que tienen poca capacidad para investigar delitos, con lo cual se ha incrementado la impunidad frente a una exponencial criminalidad que afecta a gran parte de la sociedad.

Las políticas sociales y económicas no han logrado reducir las desigualdades y la inclusión de sectores de la población en el desarrollo social, económico y humano, por lo tanto se viven momentos de violencia estructural, que se manifiesta en los niveles de violencia exacerbada.

Es preciso estudiar los orígenes y las causas que generan la violencia, valorar, calificar y cuantificar las relaciones violentas que se califican desde situaciones de creencias, valores, políticos, sociales, culturales y morales, para llegar a un análisis preciso del origen y los factores que contribuyen a las relaciones violentas. Analizar la multicausalidad de la violencia, estudiar los problemas de la violencia de forma concreta, desde la violencia familiar hasta el acoso escolar y los factores que causan la violencia.

El estudio de la violencia pasa por la revisión de los campos, dinámicas y características que generan o favorecen la violencia, de la pluralidad de sus formas y representaciones, ya que la violencia alude actos, comportamientos, que están insertados en las relaciones y contextos diferentes, entre el agresor y la víctima.

Los campos y las consecuencias de la violencia se encuentran considerados tanto individuales como sociales, desde la violencia doméstica hasta la violencia criminal o a la violencia de estado, es importante estudiar las consecuencias emocionales y psicológicas, económicas, sociales, familiares, los costos sociales humanos y económicos que generan las afectaciones a la salud pública, al desarrollo económico y social.

No existe un concepto para definir la violencia son una serie de particularizaciones, un fenómeno estrechamente vinculado con la historia de los seres humanos y las relaciones de poder.

La violencia tiene una fuerza vital dentro de las sociedades modernas que se hace necesario estudiar, desde la sociología y la antropología de la violencia con sus estructuras sujetos, interacciones y acciones simbólicas. n