El Plan de Reconstrucción para la CDMX

Escrito por  Esthela Damián Peralta Dic 19, 2018

El pasado domingo 16 de diciembre, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, presentó el plan de reconstrucción de la capital del país, el cual establece que los apoyos no se verán obstaculizados por la burocracia y que los damnificados no se convertirán en deudores; esos son dos de los puntos cruciales del proyecto.

Respecto a las personas afectadas por los sismos del año pasado, se restituirán todas las viviendas afectadas y no quedará ninguna familia sin atender.

La Comisión de Reconstrucción contará con varios canales de comunicación para atender y escuchar a los damnificados. Habrá ventanillas únicas de atención, organización de atención territorial y módulos, la línea Locatel, grupos de trabajo interdependencial, reuniones con personas damnificadas, recorridos y asambleas, y un portal con información sobre la reconstrucción.

Se instalarán 30 módulos de atención en colonias de mayor afectación, cada lunes en las alcaldías Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza y Miguel Hidalgo; los martes se instalarán en Benito Juárez, Coyoacán e Iztacalco; mientras que los miércoles se colocarán en Iztapalapa.

Durante los días jueves se brindará atención en la alcaldía de Tláhuac; los viernes, en Milpa Alta, Xochimilco, Álvaro Obregón, Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Tlalpan.

El gobierno de la Ciudad de México dará atención a las necesidades de cada persona, por lo que serán censados los inmuebles que aún no han sido revisados.

Se continuará la entrega de apoyo monetario para renta otorgando 4 mil pesos mensuales en una tarjeta que se habilitará en enero de 2019.

Para la reconstrucción de viviendas de hasta 65 metros cuadrados, las autoridades harán el pago de los proyectos ejecutivos, estudios complementarios y supervisión de obra.

Quienes deseen apoyo para reconstruir viviendas de mayores dimensiones podrán incorporarse a un programa de redensificación, en el cual no participarán instituciones bancarias para el otorgamiento de financiamiento.

La Comisión para la Reconstrucción, junto con las personas damnificadas, analizará y aprobará los proyectos técnicos y de comercialización de manera transparente; el gobierno apoyará con crédito puente a tasa cero para garantizar la recuperación de la vivienda digna, sin costo financiero, para las personas damnificadas.

El gobierno y los interesados elegirán y contratarán a las empresas constructoras a partir de un padrón previamente seleccionado y supervisado por la mesa técnica.

Se busca simplificar los trámites para que los damnificados puedan reconstruir o reparar daños en sus inmuebles de manera rápida, así como acabar con la corrupción y transparentar el uso de recursos.

Ahora se sabe que la anterior administración invisibilizó por motivos políticos los daños causados por el sismo del año pasado, principalmente en la zona oriente de la Ciudad de México.

En año y medio prácticamente no hubo inversión para la reconstrucción por la pasada administración, y es falso que se hayan destinado 8 mil millones de pesos a ese rubro en el actual ejercicio fiscal.

De hecho, buena parte de esos recursos se utilizaron para programas sociales que no tenían nada que ver con el sismo, por lo que se revisa cuánto dinero en realidad se destinó a ese proceso, además de que la Contraloría General deberá abrir una investigación.

La administración de Miguel Ángel Mancera se concentró en la atención de vivienda multifamiliar; sin embargo, sólo se intervinieron 99 inmuebles, de los cuales sólo tres están en proceso de recuperación por conducto del Instituto de Vivienda.

En estos momentos se estima que la reconstrucción total en la capital del país llevará unos dos años y costará unos 7 mil millones de pesos, de los cuales alrededor de 6 mil serán para la recuperación y rehabilitación de viviendas.

A 10 días de iniciado el actual gobierno se cuenta ya con un censo con un total de 26 mil viviendas con algún tipo de daño, de las cuales cerca de 17 mil requieren algún tipo de intervención.

En 2019 se destinarán 4 mil 500 millones de pesos para viviendas, de los cuales ya se cuenta con 2 mil 300 millones en el Fideicomiso para la Reconstrucción y en el presupuesto del próximo año se asignarán 2 mil 200 millones para el Fondo de Reconstrucción.

También se orientarán 500 millones de pesos a escuelas, monto que fue incluido en el presupuesto de la Secretaría de Obras y Servicios, mientras el Sistema de Aguas hará trabajos de rehabilitación de infraestructura hidráulica dañada por el sismo.

La zona oriente de la ciudad es la que mayor daño sufrió por el sismo, con 20 mil 658 viviendas unifamiliares con algún tipo de afectación en Iztapalapa, Tláhuac y Xochimilco, donde prácticamente no intervino la autoridad.

Ciertamente hay una gran deuda con los damnificados de esas alcaldías, donde hubo un manejo político de la situación, por lo que se cuenta con los lineamientos para la recuperación de viviendas, y de ser necesario serán reubicadas.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, se comprometió a restituir todas las viviendas dañadas, sin convertir a los damnificados en deudores de la banca. n