Caravana Migrante

Escrito por  Esthela Damián Peralta Oct 24, 2018

Miles de personas salieron de Honduras con destino a Estados Unidos huyendo de la violencia y la crisis económica. El pasado 17 de octubre, un primer grupo de la caravana migrante llegó a la frontera de Guatemala con México.

Llegaron a la Casa del Migrante en la diócesis de San Marcos, en Tecún Umán. La Casa del Migrante ha acogido personas desde hace más de 25 años.

En una publicación se difundieron varias fotografías que muestran a mujeres, hombres y niños en el refugio.

La Caravana del Migrante, formada –según la ONU– por unos 3 mil hondureños, se dispersó en varios grupos desde su salida de la ciudad de San Pedro Sula el sábado 13 de octubre.

Mientras miles de migrantes retomaban su ruta para atravesar Guatemala y México y llegar a Estados Unidos lo antes posible, el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, aseguró que el ingreso “masivo” y sin control de hondureños era un “riesgo” para su país.

El gobierno hondureño, por su parte, aseguró que esta caravana está liderada con fines políticos y partidarios, una acusación que rechazan los migrantes, que aseguran que sólo buscan huir de la violencia y la pobreza para tener un futuro mejor.

Para algunos, es un ex diputado hondureño, periodista comunitario, un activista social defensor de los migrantes. Para otros, es el organizador de la caravana que salió de Honduras y que generó una crisis en la frontera sur de México.

Oriundo del departamento de Yoro, Bartolo Fuentes fue en su juventud un líder estudiantil. Desde la década de 1980 se le conoce como militante de la izquierda hondureña. Fue uno de los defensores de la huelga general de 1954 que derivó en un cambio en la legislación laboral del país centroamericano.

El gobierno hondureño alega que Bartolo Fuentes es el organizador de esta oleada masiva de migrantes y que tiene motivaciones y tintes políticos.

En 2013 fue elegido diputado por el opositor partido Libertad y Refundación (Libre), al que pertenece el ex presidente hondureño Manuel Zelaya; sin embargo, ya no ocupa el cargo.

Fuentes también trabaja como periodista comunitario. Es editor y director de la revista Vida Laboral y del sitio web Honduras Laboral, enfocados en temas de derechos laborales y humanos.

Casado con la también periodista Dunia Montoya, ha trabajado en temas migratorios y partió con la Caravana Migrante que inició el viaje a Estados Unidos desde Honduras el pasado 12 de octubre.

De acuerdo con la cancillería del país centroamericano, durante varios años Bartolo Fuentes ha promovido movimientos migratorios irregulares, bajo engaño y falsas promesas para los connacionales.

Sobre la actual oleada, el gobierno insiste en que Fuentes incluso facilitó autobuses para trasladar a más hondureños.

Welsy Vásquez, diputada del oficialista Partido Nacional, acusa a Fuentes de ser un “coyote” de migrantes.

En su página de Facebook, Bartolo Fuentes fue registrando el avance de la actual caravana, así como testimonios de los migrantes. Fue detenido en Guatemala y expulsado a Honduras, donde el gobierno pide que se abra una investigación en su contra.

El ex diputado calificó de “absurdas” las acusaciones de que él organizó la Caravana Migrante.

Ante este panorama, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, refrendó su apoyo a los migrantes que llegaron en caravana y pidió que se garantice su seguridad.

En ese sentido, señaló que pidió tanto al gobernador Manuel Velasco como al electo, Rutilio Escandón, que se mantengan pendientes para que se proteja a los migrantes y se garantice que tendrán dónde dormir, así como protección para las familias, mujeres y niños en su paso por Chiapas.

Esto ante el rechazo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que migrantes lleguen a territorio estadunidense para buscar mejores condiciones de vida.

Durante su gobierno, que inicia el próximo 1º de diciembre, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, prometió que se entregarán visas de trabajo a los migrantes centroamericanos que deseen permanecer en el país.

Sería la primera vez que México aplica una estrategia como ésta.

López Obrador dijo que abordó el tema en su última llamada con el presidente Donald Trump, cuando conversaron sobre el acuerdo que sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y que México quiere que se abrevie como T-MEC.

Actualmente México, como muchos otros países, tiene un sistema de permisos para extranjeros contratados para laborar en el país. Es para todas las nacionalidades y debe renovarse periódicamente.

Para el caso específico de Centroamérica, se expiden tarjetas de visitante de trabajador fronterizo, que les permite entrar y salir del país por la frontera sur durante toda su vigencia.

Ofrecer permiso de trabajo a los centroamericanos será un cambio en la política de migración mexicana.

Desde el 2 de julio, López Obrador planteó a Donald Trump la idea de un plan de desarrollo regional para evitar la migración. Fue en la primera llamada que realizaron al día siguiente de la elección presidencial en México.

En todos los momentos, el eje de la propuesta es un cambio en la relación que México mantiene con sus vecinos del sur desde hace tres décadas.

Algo que quiere empezar a cambiar López Obrador. El plan es que nadie se vea obligado a emigrar, y si ya toman la decisión, que tengan opciones en México. n