México huérfano

Escrito por  Raúl Sendic García Estrada Ago 31, 2018

Después de 12 años de guerra contra las drogas y después de 250 mil víctimas mortales, son infinidad las familias destrozadas por la violencia, que han perdido a uno o varios seres queridos, quedando las víctimas sobrevivientes en condición de indefensión muchas de las veces absoluta, viviendo momentos traumáticos que no han podido superar.

Infinidad de familias viven en condiciones económicas adversas, víctimas de la violencia criminal, muchas familias perdieron a uno de sus miembros y su situación ha cambiado, viven sumergidos en una profunda pobreza, se señala que existen en México alrededor de 50 mil huérfanos de los cuales no se tiene registro o padrón de cada uno de ellos, particularmente en los estados donde existe una presencia fuerte del crimen, así lo señaló la Red de Derechos Humanos de la Infancia en México, en su informe Infancia y Conflicto Armado.

Las víctimas sobrevivientes de la violencia viven la mayor parte de ellas en condición de marginación social, de pobreza, sin atención directa de las autoridades, es urgente establecer los mecanismos para dar atención y apoyo a los niños que se encuentran hoy en condición de orfandad por el homicidio de alguno de sus padres.

Es urgente que la sociedad se sensibilice para proteger a los menores, que se atienda a las víctimas del delito de las que no existe un registro o padrón oficial de menores que perdieron a sus padres como consecuencia de la violencia criminal y la guerra contra el narcotráfico.

La Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Legislatura que terminó en la Cámara de Diputados, tiene en su poder un documento donde se expone que de 2006 a la fecha, ya suman 50 mil huérfanos.

En julio del año pasado, la diputada Guadalupe González Suástegui, integrante de la Comisión de la Juventud, señaló la necesidad de que el Estado mexicano fortalezca las acciones que garanticen los derechos de los menores de edad que han quedado en orfandad a causa de la violencia del crimen organizado, además de impulsar un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente para exhortar al Sistema Nacional de Protección de Niños y Niñas, Adolescentes a impulsar y fortalecer las acciones que garanticen el ejercicio, protección y restitución de los derechos de los menores de edad.

Teniendo como objetivo, abordar la vulnerabilidad de las y los niños que pierden a sus padres por la situación de violencia, ya que dichos actos propician y ponen a los niños en una situación de inestabilidad familiar, por lo cual se hace necesario impulsar acciones eficientes para que niñas, niños y adolescentes, que son víctimas indirectas de la violencia, sean tomados en consideración, ya que en muchas ocasiones se encuentran en el desamparo.

En el libro Los huérfanos del narco se recogen infinidad de historias y testimonios, de niñas y niños, de adolescentes, que lo han perdido todo, que han sido desplazados sin ilusiones o intensamente deprimidos, son los huérfanos que perdieron a sus padres por la violencia y los llamados levantones, por tortura o asesinato, son víctimas de la violencia que carcome nuestro país.

Los huérfanos del narco es un libro de investigación conmovedora sobre la forma en que sobreviven los desamparados, los seres que perdieron a sus familiares y con esa pérdida desgarradora se desprendieron de toda esperanza. Es una reflexión de historias de la realidad en que viven niños que jamás volverán a tener el abrazo amoroso de su madre asesinada, el testimonio de los padres debieron alejarse un día y para siempre al hijo cargado de ilusiones, hoy desaparecido o hallado torturado salvajemente, las revelaciones de madres que han ahogado con su propio llanto ante la impotencia de ver a sus hijos desollados.

Solo como cifra fría y cruel, de una más de las víctimas de esta guerra que fractura a México, es la voz de los niños vivos en el dolor y muertos en su seca alegría.

Un testimonio real de lo que pasó en Ayotzinapa, en Culiacán, en Tamaulipas, un libro necesario para darle voz a los niños desposeídos para exigir conciencia, una obra de Jaime Valdez Cárdenas, un periodista de amplia credibilidad, que fue asesinado en esta guerra del narco en México. n