Que una mujer haga historia

Escrito por  Sergio Ferrer Feb 09, 2021

El abuelo materno de Erika Valencia Cardona, diputada local de Morena, fue Moisés Cardona Sosa, quien tuvo una panadería y en su tiempo apoyó a la colonia San Antonio, cuando los pobladores estaban en la construcción de su iglesia, por lo que, cuando falleció, los vecinos pidieron que fuera enterrado en aquel lugar santo. Su abuela hacía un rico chocolate que combinaba con un pan con nata, que anhela como un bello recuerdo de su infancia, me dice al recordarlos.

Su abuelo paterno, Maurilio Valencia Hernández, oriundo de Xalatzala, egresado de Ayotzinapa, recibió en esa comunidad nahua al presidente Lázaro Cárdenas. Al ser un maestro útil a su comunidad, le hicieron honor colocando su nombre a una escuela.

El corazón de La Montaña es el principal municipio de la región: Tlapa de Comonfort, un lugar con un pasado prehispánico que puede ser recordado en su mural del Códice Azoyú ubicado en el ayuntamiento, como un relato de aquellos tiempos imborrables. Que tiene en sus ruinas de Contlalco recuerdos silenciosos del pasado de la región.

Tlapa tiene su lugar en la Independencia y en la Revolución. Ya en la historia reciente, el municipio de mayoría indígena ha sido gobernado por alcaldes de diversos partidos, que “salen con grandes propiedades y mucha lana”, según dicen personas en las calles que aseguran haber sido sus vecinas o conocer de primera mano el historial de los políticos que han gobernado.

Pero Tlapa nunca ha tenido a una mujer como presidenta municipal. Recién la diputada local por el distrito 27, Erika Valencia Cardona, anunció su registro para buscar ser candidata de Morena a la alcaldía. En las redes hubo muestras de respaldo y confianza; pero también en la otra casa, ataques desde perfiles falsos, acusaciones sin sustento y hasta editoriales de pequeños medios que arremeten sin pruebas contra la mujer presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género.

Esto nos obliga como ciudadanos a indagar más sobre las propuestas para éste y cualquier municipio, a no llevarnos por la corriente de gente que ocupa estrategias de todo tipo para engañar a la población. Cierto es que se debe pedir a las personas que aspiran a gobernar, trabajo, respeto a los electores y cumplir sus promesas. Desde luego que debe ser así, pero también tenemos que discernir de toda la propaganda basura que, además de malinformarnos, puede crear polarización.

Regresando con la diputada, Valencia Cardona es una mujer que se integró al movimiento estudiantil #YoSoy132, agitación ciudadana que nació en la Ibero y se esparció por todo el país, que mostró a una juventud dispuesta a alzar la voz ante las mentiras de medios masivos de comunicación y una imposición por demás evidente.

Después de ese proceso, Erika fue de las fundadoras del Movimiento de Regeneración Nacional siendo la primera presidenta del Consejo de Morena en Guerrero. En 2015 fue candidata a diputada local por el partido Morena en el distrito 27, con cabecera en Tlapa. Continuó los trabajos de su partido junto al maestro César Nuñez Ramos, a quien recuerda con mucho cariño y respeto, por sus principios y gran trabajo, según ha comentado, siendo parte del Plano Amlo.

Para 2018, Erika volvió a participar por la diputación local del distrito 27 y obtuvo el triunfo contundente con una votación de más de 25 mil votos. A su llegada al Congreso, se convierte en presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género, donde ha impulsado iniciativas a favor de las mujeres en materia de paridad y para frenar la violencia política contra ellas.

Erika es parte de seis comisiones más y es coordinadora de reformas legislativas del sistema estatal para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres. Es de esas personas cuyas jornadas de trabajo son extensas y parece no detenerse con tal de cumplir su trabajo con ética y responsabilidad.

Es una de las legisladoras locales con más trabajo en la actual legislatura del Congreso de Guerrero; en su historial tiene más de 30 iniciativas, de las cuales 20 han sido aprobadas; ha gestionado 80 obras públicas, principalmente en materia educativa, como la construcción de aulas y techados para escuelas de diversos niveles.

Es importante que las leyes de paridad nacional y estatal, que otorgan igualdad de derechos a las mujeres en la política, se hagan realidad. En Tlapa en 2015 se registró un candidato hombre; en 2018, igual, por lo que ahora, según diversas proyecciones, Morena debería llevar a una mujer como candidata para el municipio. Una mujer de principios, incorruptible, que lleve a su partido al triunfo, pero que también cumpla las expectativas ciudadanas genuinas.

Erika es arquitecta. En algunas pláticas me comentó algunas proyecciones referentes a la necesidad de obra pública para Tlapa, de dar a la población más acceso a la cultura, a impulsar un desarrollo con bienestar para el municipio; de promover la participación ciudadana, de dar un giro a la manera de hacer política, de gobernar; de trabajar de manera transparente, sin mentir, sin robar y sin traicionar. n