Alianzas

May 21, 2018

A estas alturas del desarrollo del sistema político mexicano, a nadie deberían sorprender las alianzas entre partidos de idearios y programas aparentemente opuestos e irreconciliables, básicamente de derecha y de izquierda.

Y no es sólo porque en un sistema democrático y civilizado están ausentes las estridencias, sino porque esta práctica de aliarse se lleva a cabo en México desde hace décadas, aun cuando desde entonces han sido señaladas con dedo acusatorio por críticos de todo signo.

La llevaron a cabo los entonces destacados militantes del PRI que constituyeron la Corriente Democrática de ese partido, con Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, Porfirio Muñoz Ledo e Ifigencia Martínez a la cabeza, cuando el sumamente impopular gobierno de Miguel de la Madrid se ocupaba de sentar las bases del neoliberalismo en México y desmontaba el Estado mexicano malbaratando a diestra y siniestra empresas que, a decir verdad, nunca debió poseer y operar el gobierno.

Entonces a la izquierda le pareció correcta e histórica esa decisión, de salirse del PRI y ponerse al servicio de fuerzas políticas progresistas y opuestas al neoliberalismo. Los que defeccionaron del partido entonces oficial se colocaban del lado correcto de la historia.

Más recientemente, la creación de Morena dio oportunidad a militantes del PRD de renunciar a este partido, con cuya praxis ya no coincidían. Y también notables militantes del tricolor acabaron por arribar al partido que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

También el que fue el partido de izquiera más grande de México, el del sol azteca, y otro de centro izquierda más pequeño, Movimiento Ciudadano, decidieron pactar una alianza con el partido de la derecha mexicana por excelencia, el PAN, para la elección federal de 2018, con la intención de que esa unión pudiera adquirir rango nacional y se replicara en cada elección local donde fuera posible.

En 2017 hubo siete asesinatos menos que en 2016 en el estado, informa el Ejecutivo


El gobernador Héctor Astudillo Flores consideró prudente que los actores políticos se restrinjan a hacer proselitismo sólo dentro de los plazos que fija la ley, para evitar riesgos, y recordó que él había advertido en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) que podría haber hechos de violencia en el proceso electoral.

Entrevistado por reporteros cuando acudió la tarde de ayer a visitar el nuevo hospital general de El Quemado, el mandatario dijo que “nadie está exento (de esta violencia), ningún partido político; esto no es un asunto de partido político, este es un asunto de una circunstancia: que lamentablemente la violencia, que es nacional, no es de Guerrero, pues está presente en todos los ámbitos político-partidistas”.

Astudillo Flores sostuvo que “todos los partidos políticos tienen que poner su parte; el gobierno, más; pero los partidos políticos hay que cuidar mucho cada uno de los pasos que se van a recorrer en la ruta para llegar al 1º de julio”.

En menos de una semana fueron asesinados el alcalde perredista de Petatlán, Arturo Gómez Pérez, quien era aspirante a la relección; el empresario priísta Adolfo Serna Nogueda, quien aspiraba a la candidatura por la alcaldía; y el perredista Marino Catalán Ocampo, quien aspiraba a la candidatura por la alcaldía de Zihuatanejo.

“Los términos para hacer campaña, precampaña, están en la propia ley y en la propia Constitución, para decirlo con una gran claridad. Yo creo que estos acontecimientos deben obligarnos a reflexionar y hacer un llamado no solamente a nosotros mismos, sino a todo el gobierno federal y a todas las instancias, porque no es un asunto que se presenta solamente en Guerrero; este es un tema que yo he presentado ante los gobernadores del país y lo presenté ante el presidente de la República el día 18 por la noche que me recibió en Los Pinos. Sin duda, no me equivoqué: yo advertía que podía haber algunos actos de violencia, y esto, el que yo lo haya vislumbrado, ni me hace mejor, ni me hace que lo resuelva, el problema, lo que tenemos que hacer es en conjunto, tal y como lo planteé en la reunión de gobernadores, es promover armar una serie de acciones en donde podamos primero cerrarle el paso a esto”.

Validó que el principio de uniformidad en materia de coaliciones implica que los partidos que deciden asociarse por esa vía deben respaldar, como unidad, la totalidad de candidaturas que sean objeto del acuerdo

Consideró que el INE precisó adecuadamente que cuando se alude al concepto “tipo de elección”, se refiere al proceso electoral federal o local que se celebre y no al cargo por elegir


La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó, por unanimidad de votos, el Acuerdo INE/CG504/2017 mediante el cual el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó el instructivo que deberán observar los partidos políticos nacionales que busquen formar coaliciones para las elecciones a la Presidencia de la República, senadurías y diputaciones por el principio de mayoría relativa, en sus diversas modalidades, para el proceso electoral federal 2017-2018.

Al resolver el SUP-RAP-718-2017, interpuesto por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el TEPJF estimó, siguiendo diversos precedentes, que la autoridad administrativa definió adecuadamente que cuando la ley alude al concepto “tipo de elección”, debe entender que se refiere al proceso electoral federal o local que se celebre y no al cargo por elegir.

Archivo

« Mayo 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31