Exigen que se atienda la gran deficiencia de material, medicamentos y de personal

En el hospital general Raymundo Abarca Alarcón se atiende gente de casi toda la zona Centro, aseguran


Chilpancingo, 25 de enero. La base trabajadora del hospital general Raymundo Abarca Alarcón de Chilpancingo exigen a las autoridades estatales atienda la gran deficiencia de material, medicamentos y personal de este nosocomio. 

El 7 de noviembre se firmó una minuta de acuerdo para dar por enterado a las autoridades la escasez de medicamentos en el hospital, donde se atienden ciudadanos de casi toda la zona Centro del Estado. 

“Hemos tenido que cancelar hasta operaciones, por la falta de anestesia” expresó uno de los médicos presentes “ya no podemos estar pidiendo desde sábanas hasta medicamentos a los pacientes”. 

Mencionaron que desde marzo del 2017 las enfermeras del nosocomio denunciaron en conferencia de prensa la escasez que sufrían de medicamentos y fueron ignoradas. 

Actualmente el hospital no cuenta ni con los materiales básicos, que van desde soluciones, yeso, material para placas, jeringas, catetes, sábanas, camillas hasta personal médico y un drenaje ideal para los baños. 

Lamentaron la falta de apoyo del Sindicato de Salud, que fue invitado a la reunión sostenida este jueves en el auditorio audiovisual del hospital, pero hicieron caso omiso. Por su parte la Secretaria general del Sindicato de Salud y diputada federal, Beatriz Velez, sostenía a la par una reunión y desayuno con medios de comunicación y medios digitales, a los cuales les entregó diversas dádivas. 

Hay pacientes, hasta un bebé, recién operados, señalan quejosos con el procedimiento

Este lunes entra en operación el nuevo inmueble que será inaugurado por el presidente Peña Nieto


Personal médico, pacientes y familiares de personas enfermas internas en el hospital general de Acapulco, ubicado sobre la avenida Ruiz Cortines, en la parte alta del puerto, acusaron falta de ética y cuidados, entre otras irregularidades, en el traslado de trabajadores y de personas enfermas al nuevo hospital, ubicado en la localidad del Quemado, en la periferia, que entrará en funciones a partir de este lunes.

Sin embargo, la propia delegada sindical del nosocomio pidió a trabajadores no salir a comprar a los alrededores del nuevo hospital, y que lleven su propia comida.

Ante la prisa por trasladar definitivamente las funciones del nosocomio a las nuevas instalaciones, que se espera sean inauguradas por el presidente de la República Enrique Peña Nieto, se puso en riesgo la vida de pacientes, señalaron trabajadores inconformes con los procedimientos de la autoridad estatal.

Testimonios refieren que sin previo aviso y durante la madrugada del sábado, responsables del traslado intentaron obligar a familiares a aceptar el transporte de sus pacientes sin importar su estado de salud.

La mañana del sábado se mantenía un adulto de 50 años en estado de coma, con craneotomía descompresiva, de nombre Antonio, quien fue atropellado, en el piso cuatro, en el cual ya no funciona el aire acondicionado, por lo que un enfermero pasante mantiene las ventanas abiertas.

“Ya no hay nada ni nadie, solo un médico”, señaló su primo, Jorge Reyes Torres.

Médicos advierten que seguirán otorgando sus servicios aunque sea cerrado

Usuarios, vendedoras y dos galenos protestan contra el traslado al nosocomio de El Quemado

También desalojaron la oficina de la subdelegación 07 del SNTSA por no apoyar su movimiento


Trabajadores y usuarios del hospital general de Acapulco, ubicado en la avenida Ruiz Cortines, protestaron y cerraron las oficinas de gobierno del nosocomio para exigir al gobierno del estado que no sea cerrado y trasladarlos al nuevo hospital general de El Quemado.

Desde las 12 de la tarde, unos 20 usuarios y vendedoras que se instalan afuera del hospital, así como dos médicos protestaron con cartulinas y al grito de “No al cierre”, en la explanada del hospital y después subieron a las oficinas de gobierno, donde golpearon las puertas y sacaron a los trabajadores, así como al director del hospital, Félix Edmundo Ponce Fajardo.

Los inconformes cerraron las oficinas de gobierno y también desalojaron y cerraron la oficina de la subdelegación 07 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud. Pidieron que los dos hospitales funcionen y los médicos advirtieron que seguirán otorgando servicio en el hospital de Ruiz Cortines aunque sea cerrado.

Uno de los médicos, José Martín Aguirre Caro, declaró que 70 trabajadores, entre médicos, enfermeras y administrativos, se ampararon ante la ley contra el trasladado al nuevo hospital y otros 50 se están amparando.

Agregó que no quieren trasladarse al Quemado por la inseguridad y porque muchos usuarios son de escasos recursos y gastarían más en pasajes.

Proponen al gobierno estatal que ambos funcionen y que se contrate más personal

Se manifestaron con cartulinas en la explanada del nosocomio y bloquearon la avenida Ruiz Cortines


Trabajadores y usuarios del hospital general, ubicado en la avenida Ruiz Cortines, protestaron y bloquearon la avenida contra el cierre y el traslado al nuevo nosocomio en El Quemado.

A las 10 de la mañana de ayer, los trabajadores, usuarios y vendedores que se instalan afuera del nosocomio se manifestaron por unos minutos en la explanada del hospital con cartulinas y gritando consignas como “no al cierre”, “que no se cierre el hospital”, y bloquearon por cinco minutos la avenida Ruiz Cortines.

En conferencia de prensa previa a la manifestación, los trabajadores se quejaron de que el nuevo hospital, que empezará a operar el 18 de diciembre, está muy lejos, por lo que tendrán que gastar más en pasajes, además de que muchos pacientes dejarán de recibir atención médica por trasladarse hasta allá y temen por la inseguridad.

El médico Javier Flores Juárez, acusó que el gobierno dejó de remodelar el hospital de Ruiz Cortines para dejarlo caer intencionalmente y decir que ya no funciona.

Indicó que el nosocomio cuenta con mil 400 trabajadores, y de estos el 95 por ciento está inconforme con el traslado.

Aclaró que no se oponen a la operación del hospital de El Quemado, sino a que se cierre el hospital de Ruiz Cortines que ha funcionado durante más de 30 años y su ubicación es idónea para habitantes de unas 40 colonias de las zonas urbana y suburbana.

Consideró que deben funcionar los dos hospitales, dado la gran demanda que hay en la ciudad, la cual genera la suspensión o postergación de algunas cirugías por falta de quirófanos.

Realiza el gobernador y el secretario de Salud un recorrido por las instalaciones

El centro hospitalario tendrá capacidad para 300 camas y tiene estándares internacionales de calidad


El Quemado, Municipio de Acapulco.- Para el próximo 18 de diciembre entrará en operación el Hospital General de El Quemado, anunció el gobernador Héctor Astudillo Flores, tras efectuar un recorrido por las instalaciones de este nuevo centro hospitalario, el cual tendrá capacidad de 300 camas, lo que permitirá duplicar la capacidad que tiene el actual nosocomio de la avenida Ruiz Cortines.

Acompañado del secretario de Salud en la entidad, Carlos de la Peña Pintos, Astudillo Flores explicó que este hospital cuenta con una inversión de 826 millones de pesos y es parte de los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que destinó la Federación para ayudar a mejorar la infraestructura luego de las fuertes lluvias e inundaciones que dejaron "Ingrid y Manuel"

Durante su visita a esta unidad, el mandatario guerrerense detalló que adicionalmente se llevaron a cabo obras por parte del gobierno del estado, como la introducción de una tubería especial que permitirá al hospital contar con servicio de agua de manera ininterrumpida, con una inversión de poco más de 17 millones de pesos, garantizando así un servicio de calidad.

De igual manera, el nuevo Hospital General cuenta con los estándares internacionales de calidad para poder dar atención a los pacientes, además de que es un edificio moderno con equipo de primera. Puntualizó: “Será algo muy importante para todos nosotros, para el gobernador es un acto muy importante”, a la vez que anunció que luego de su puesta en marcha, se realizará un evento de inauguración al que estará invitado el presidente Enrique Peña Nieto.

El gobernador manifestó que para mayor seguridad de los empleados, habrá dos autobuses que los transportará de manera directa a esta unidad hospitalaria, además de que se están haciendo algunas adecuaciones en vialidades, para dar mayor celeridad al tráfico vehicular y sobre todo, poder atender emergencias con mayor prontitud.

Archivo

« Julio 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31