El plantel se afectó hace 3 años y sigue sin ser reconstruido, reclama la directora

En Tlapa, exigen al municipio la construcción de aulas nuevas y seguras para los niños indígenas


Tecpan, 30 de septiembre. Los alumnos de tres grupos de la escuela Primaria Emiliano Zapata de la comunidad de San Luis San Pedro, en Tecpan, reciben clases en las instalaciones de un viejo aserradero, debido a que sus aulas, que fueron dañadas por  los sismos de abril y mayo de 2014, siguen sin ser reconstruidas por el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed), denunció la directora de ese plantel, Blanca Serrano Ayvar.

Los daños que causaron los temblores en aquel año a los salones de clases, abundó, fueron reportados al Instituto Guerrerense de Infraestructura Física Educativa (Igife) y al Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed), el cual envió a una constructora para la reconstrucción del inmueble, pero ésta se fue un día y no regresó.

Dijo que cuando se consultó a la dependencia federal el motivo del retiro de la compañía, la explicación fue que no llegó a acuerdos con las autoridades, y de esa fecha a la actual nadie ha venido a reparar las aulas que, además, se deterioraron aún más por el movimiento telúrico del pasado 19 de septiembre.

En ese sentido, dijo que la dirección de la escuela, ante el estado peligroso del edificio, decidió acomodar a los 80 estudiantes en las instalaciones de lo que fue hace más de 90 años un aserradero dentro de la misma institución educativa, donde reciben clases actualmente, “porque en los salones dañados existe el riesgo de que se caiga la losa o las paredes, en caso de que se registre un nuevo sismo”, asentó.

Agregó que la última noticia que tuvieron de las autoridades educativas fue que la escuela fue beneficiada con un millón 700 mil pesos que hasta la fecha no llegan a ese plantel.

Hay 500 solicitudes de revisión en Acapulco; se contrató personal capacitado, dice

No se han encontrado fallas graves que pongan en riesgo a los alumnos, enfatiza el alcalde


El alcalde Evodio Velázquez Aguirre informó que aumentaron a 500 las solicitudes de revisiones de escuelas tras el sismo del 19 de septiembre y que se contrató a un grupo de 10 estructuristas para hacer las supervisiones.

Indicó que el martes entregó a la Federación el censo de daños por el huracán Max, para que las afectaciones sean tomadas en cuenta en el Fondo Nacional de Desastres (Fonden), así como en las acciones de la Sedatu, Sedesol y el gobierno del estado.

En cuanto a los daños por el sismo del 19 de septiembre, dijo que aún se están cuantificando los últimos y que esperaba que el 1 de octubre esté lista la evaluación total de las escuelas afectadas, ya que el 2 de octubre es el plazo para entregar los daños y puedan ser cuantificados en el Fonden.

Enfatizó que debido a la gran demanda de revisiones de escuelas se tuvo que contratar personal capacitado para poder dictaminar lo más pronto posible: “teníamos 97 (solicitudes) el primer día, el segundo día subió a 280, tercer día 300 y tanto, hoy estamos a un poco menos de 500 solicitudes”.

“Hemos desdoblado un gran equipo de trabajo con 10 estructuristas que están yendo lo más pronto posible a las escuelas a revisar, hasta el momento no ha habido fallas graves de escuelas que pongan en riesgo a los alumnos, no ha habido colapsos, pero no hemos acabado”.

Informa que hubo 120 derrumbes carreteros por las lluvias


Un total de cinco escuelas dañadas por el terremoto tendrán que ser totalmente reconstruidas, mientras que 52 suspenderán actividades al sufrir daños que requieren una evaluación, informó el gobernador Héctor Astudillo Flores. Indicó que el resto de planteles regresarán a clases con normalidad.

Tras encabezar la reunión del comité de Protección Civil, señaló que hubo 120 derrumbes en carreteras, pero no por el sismo, sino por las lluvias. Estos derrumbes se detectaron principalmente en los municipios de Tetipac, Pilcaya e Iliatenco, señaló.

Las cinco escuelas dañadas son las primarias Herlinda García, en Iguala; Gregorio Torres Quintero, en Iguala; Nicolás Bravo, en Chilpancingo; Siervo de la Nación, en Chilpancingo; y Rafael Ramos, en Cuetzala del Progreso.

Son las únicas 52 escuelas, de las 12 mil 300 que existen en el municipio, que suspenderán actividades en los próximos días, explicó el gobernador. “Mañana se regresa a clases, salvo las escuelas que hemos mencionado que son 52, 52 de los 12 mil 300 planteles, de las cuales por cada región se encargarán de dar a conocer cuáles son”, precisó.

“El mencionado tsunami nunca dio señales”, dijo, en referencia a la alerta que se emitió el mismo día del terremoto, según el cual podría haber olas de cuatro metros en Acapulco, Zihuatanejo y prácticamente toda la zona costera del estado. También precisó que hubo afectaciones en varios puntos del estado, en los sistemas de agua y drenaje, pero no fueron originados por el movimiento telúrico sino por las lluvias.

La reunión del comité de protección civil se llevó a cabo en el Centro Acapulco, encabezado por el propio gobernador y con la participación de funcionarios estatales como el secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Rafael Navarrete Quezada, el secretario de Finanzas, Héctor Apreza Patrón; el de Salud, Carlos de la Peña Pintos, además del rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña Almazán.

El mandatario explicó que la secretaría de Protección Civil y la Universidad Autónoma de Guerrero están haciendo las valoraciones de los edificios públicos para ver cuáles han sido en ellos los efectos del sismo del 7 de septiembre. “Vamos a darle puntual seguimiento, todos los días, a cada uno de los temas que se han tratado acá que tienen que ver acá con las escuelas, con las carreteras y con todos los temas que se han tratado aquí también”, señaló el mandatario.

Por otra parte, en el tema de las lluvias, señaló que de acuerdo con el pronóstico, al menos habrá dos días sin que llueva, lo cual servirá para desahogar las presas, que en este momento tienen una importante presencia de agua y así poder estar preparados para las próximas lluvias que “van a llegar, seguramente después del miércoles, o el jueves o viernes”.

Expresó que se instalaron centros de acopio de víveres para ayudar a los damnificados de Oaxaca, Tabasco y Chiapas, principalmente en Acapulco (zócalo, Centro Acapulco y Parque Papagayo) y en Chilpancingo (en el quiosco), y la Uagro instaló otros en sus escuelas.

“Continuarán los recorridos para verificar el estado de los planteles en el municipio”

Cuarteaduras en techos y paredes, hundimientos de pisos y daños en bardas perimetrales, el saldo


Tecpan, 8 de septiembre. Varias escuelas del municipio de Atoyac registraron afectaciones, como cuarteaduras en techos y paredes, hundimiento de pisos y daños en las bardas perimetrales, por el sismo de 8.2 grados que se registró la noche del pasado jueves con epicentro en Chiapas, informaron autoridades educativas en esta región y la dirección de Protección Civil (PC) municipal.

Consultados por separado, el jefe de los Servicios Estatales de Educación, Gilberto Abarca Ojeda informó que varias escuelas estatales de prescolar sufrieron daños por el movimiento telúrico, como el jardín de niños Cuauhtémoc, en el centro de la ciudad, –que fue hecho hace 60 años-, donde PC clausuró el baño porque quedó en mal estado y se cuartearon dos paredes de la barda perimetral; en el jardín de niños Vicente Suarez se cuarteó una pared; en el kínder Benito Juárez, de la comunidad de El Ticuí, se movieron las láminas del techo y en el kínder de la comunidad de Arenal de Gómez se cuarteó la barda perimetral.

Archivo

« Julio 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31