Se mantienen fuera de la puerta 3 de la extractora con sus hijos


Cocula, 4 de diciembre. En el plantón que mantienen los trabajadores de la minera Media Luna, en la comunidad de Real del Limón, las mujeres, muchas de ellas acompañadas por sus hijos, también defienden la fuente laboral de los obreros que se han movilizado.

El trabajo es arduo para las familias, a las que les han suspendido los salarios a quienes tomaron la decisión de hacer notar su decisión, por manifestarse en consecuencia de cambiar el sindicato impuesto por el que se ellos han decidido: el de Napoleón Gómez Urrutia.

Desde muy temprano, las esposas de los trabajadores en paro suben con sus hijos e hijas a estar fuera de la puerta 3 de la extractora.

Muchas provienen de Atzcala, lo mismo que de Real del Limón, Fundiciones y otras pocas de Nuevo Balsas.

Sin pensar en lo árido del lugar, y el peso de los rayos del sol que se compaginan con las altas temperaturas, las mujeres bajo un plástico largo que sirve de recubrimiento, reciben los víveres que son enviados por varias personas y sectores.

Hay un comal, calentador, y el agua para consumir que es trasladada en enseres para mantener refrescante el líquido, se envuelven con la pesadilla de la tierra blanca y los bancos de polvo amarillezco que se generan por algunas ventoleras.

Archivo

« Enero 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31