En actividad escolar, reconocen a los habitantes que aún portan vestimenta tradicional de la comunidad indígena


Ometepec, 26 de enero. La escuela primaria intercultural bilingüe, Agustín de Iturbide, del pueblo amuzgo de Cochoapa en Ometepec, organizó una actividad en la cual reconoció a los adultos que todavía conservan el traje típico de la localidad, así también hizo que participaran sobre la leyenda, conocida por las demás comunidades de los municipios cercanos, sobre el motivo de la escasez de agua en esta población, una historia contada de generación a generación.

Los maestros, dirigidos por el director de la institución, Francisco Carpio Ramírez, citaron a los habitantes a presenciar una obra donde representaron la leyenda y como testigos de la veracidad de la historia estuvieron los adultos, en su mayoría de la tercera edad, que todavía conservan su vestimenta original, a quienes sentaron en la mesa de honor, como una muestra de la cultura que se quiere preservar, en el caso de la vestimenta, dijo Francisco Carpio.

Fueron los niños de la escuela quienes en la obra personificaron los protagonistas de la leyenda de La Culebra a hicieron –con el apoyo de sus maestros– las viviendas (redondos) hechas con zacate, los cerros, el arroyo, los árboles, la culebra y los tacuates (brujos) de Zacatepec, Oaxaca; luego realizaron la obra con expresión amuzga, mostrando cómo fue que los tacuates se llevaron a la culebra que se encontraba viviendo en medio del cerro del Diablo y del Tecomate y, que el motivo fue por la molestia porque en su paso por la comunidad no se le vendió ni regaló tortillas, según se cuenta.

Actúan varias culturas en esta tradición, dicen los pioneros


Ometepec, 24 de octubre. La Danza del Tigre que se lleva año con año en la comunidad amuzga de Cochoapa, del municipio de Ometepec, es una tradición que va en aumento en cuanto a las asistencia se refiere, y cada vez, el 24 de octubre, la comunidad es visitada por habitantes de comunidades de los diferentes municipios de la región de Costa Chica, “se debe a la originalidad de la danza”, dijo Mauricio García Santiago, quien lleva 30 años personificando a María Catarina o ‘la vieja’, como es conocida la esposa de Manuel Peña: el viejo (otro personaje de la danza).

Mauricio recuerda cómo hace 30 años, los únicos que se interesaban en ver la Danza del Tigre eran los propios pobladores; sin embargo, a través del tiempo se han ido acercando habitantes de otra comunidades y, ahora, la danza logra juntar a cientos de varios municipios de la región, hace que los que están fuera de su pueblo regresen en esta fecha para observar las travesuras de “el tigre, el perro, el viejo y la vieja”, que empieza el 22 y culmina el 24, “cada vez llega más gente de fuera, porque damos lo mejor de nosotros en la danza”, afirmó.

Explicó que el origen de la danza que se tiene en la comunidad es que, hace cientos de años, un tigre se acercaba a la población y empezaba a comerse las gallinas, marranos y todo animal doméstico comestible; sin embargo, algunos pobladores que se alebrestaban eran calmados por otros, quienes decían que era normal, porque el pueblo estaba en el bosque; pero lo intolerable llegó cuando el felino devoró a dos niños, y fue cuando los habitantes se organizaron. Dijo que Manuel Peña (el viejo en la danza) era el que se ofreció matar al animal junto con su perro Aza-bache, también le ayudaría su esposa, María Catarina (la vieja), “la batalla representa las veces que se reunieron para planear la muerte del tigre, y finalmente lo matan y distribuyen la carne y todo lo servible de su cuerpo, como el cuero”, contó.

Archivo

« Abril 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30