Automóviles clásicos y modificados se exhibieron en el Festival Acabug en el Centro de Convenciones. Automóviles clásicos y modificados se exhibieron en el Festival Acabug en el Centro de Convenciones. Foto: Rubén Vázquez Santiago

Los coches son un miembro más de la familia, dice aficionado de Festival Acabug

Escrito por  Héctor Briseño Dic 04, 2017

Hay participantes de otros estados y de municipios de Guerrero


Los coches se convierten en un miembro más de la familia, señaló Rubén Aguilar, miembro del club The Buggy Volks, de la ciudad de México, quien fue uno de los participantes en la novena edición del Festival Acabug, efectuado en el jardín sur del Centro Internacional Acapulco el domingo.

En entrevista junto a su Buggy 1971, el aficionado a los vehículos adaptados subrayó que “venimos especialmente del Distrito Federal a Acapulco, inclusive este buggy lo arreglé especialmente para este evento”.

Recordó que “con mi Volkswagen buggy tengo ocho años, desde un principio, en la tarde, fue meterle mano, a transformarlo, arreglarlo y modificarlo”.

Rubén Aguilar describió que “es una pasión ya familiar, venimos cuatro carros de The Buggy Volks, somos puras familias”.

Entre las modificaciones realizadas a su vehículo, explicó que “se trata de un motor mil 600 ya reparado para que dé más revoluciones, se le puso el chip cromado y polea graduada, trae aros (rings) especiales, que son más anchos, de 12 pulgadas, con llantas anchas”.

Expresó que “se le invierte mucho tiempo y cariño más que nada”, y confesó que “ya no lo vendo, es un amor por los carros, más que nada pasa a ser parte de la familia, si le duele algo nos duele a nosotros”.  

Alrededor de 200 vehículos fueron inscritos por sus conductores en esta actividad organizada por Acapulco Volks Autoclub, en un encuentro organizado por acapulqueños, gratuito para el público aficionado, que año con año rinde honores a los famosos bochos, así como otros modelos, principalmente de Volkswagen.

El festival fue inaugurado por el director del Instituto del Deporte de Guerrero, Román Bello Vargas.

Este festival es una atracción turística para Acapulco

Uno de los organizadores, Andrés González Cipriano, detalló que “se trata de un encuentro de vehículos de la marca de Volkswagen y allegados, como Audi, BMW, algún Porche, lo hacemos año con año, tratamos de hacerlo una tradición y que no se pierda”.

Resaltó que “representa una atracción turística para Acapulco, queremos apoyar al puerto, a la hotelería, traer turismo y hablar bien de Acapulco, viene gente de fuera, de Zacatecas, Monterrey, Guadalajara, ciudad de México y Cuernavaca”.

En la exhibición pudieron observarse bochos, safaris, buggys, combis, cabrios, jettas, entre otros, de conductores procedentes también de municipios como Taxco y Chilpancingo.