El dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, estuvo en Taxco, en una asamblea informativa, como parte de la gira que realizó por Guerrero y culminó en este municipio. El dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, estuvo en Taxco, en una asamblea informativa, como parte de la gira que realizó por Guerrero y culminó en este municipio. Foto: Raymundo Ruiz Avilés

En la cuna de la minería, López Obrador da un repasón a las empresas extractivas

Escrito por  Raymundo Ruiz Avilés Dic 04, 2017

El líder nacional de Morena pone fin en Taxco a su gira de asambleas informativas

Mineras de grandes capitales se están enriqueciendo a costa de obreros mal pagados, señala


Taxco, 3 de diciembre. “El soldado es pueblo uniformado. No estamos en contra de los soldados, ni de los marinos, ni de los policías; muchos de ellos son hijos de campesinos, que además la mayoría de la tropa está con nosotros”, expresó el dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, a su paso por Taxco, como parte de su gira informativa por Guerrero.

Después se refirió a los jóvenes: “queremos becarios sí, sicarios no”.

En su cierre de gira que hizo a Guerrero, en Taxco, llamó a la sociedad a unirse al “verdadero cambio”, porque dijo que “Morena es un instrumento de la sociedad para la transformación de México. Morena no tiene dueño, todos somos dueños; por eso, bienvenidos todos, incluso los priístas, que muchos están con nosotros”.

Antes de su arribo, en la vía pública y fuera del recinto, el ex candidato del PRD a la presidencia municipal de Taxco Servando García Pérez, molesto, le arrebató y arrugó un ejemplar a una persona que compartía el semanario El Espectador y le prohibió que se repartiera el medio de comunicación en esa parte de la calle, con el argumento de que “no se trataba de un evento del PRI, sino del Morena, como para andar repartiéndolos”.

Así mismo, ante mil personas simpatizantes y militantes de Morena y militantes de PT, PAN, PRD, PRI y sectores sociales, se comprometió: “tan luego triunfe nuestro movimiento”, a entregar ayuda al sector juvenil, del que más de 2 millones no estudian, ni trabajan, y “hemos sido cómplices del abandono de ellos, pero los vamos a contratar como aprendices en talleres de artesanías, empresas, comercio y campo, creando una ley de tutores para que los dueños de los talleres y empresas puedan capacitar con un sueldo de 3 mil 600 pesos mensuales por cada joven que se le enseñe. Todos los jóvenes tendrán garantizado el trabajo y el estudio, con becas”.

En cuanto a su llegada a Taxco, que fue acompañada por el coordinador general de Morena en Guerrero, Félix Salgado Macedonio, y el dirigente estatal de Morena, Almícar Sandoval, entre diputados, diputadas y líderes estatales y locales del movimiento, López Obrador calificó a la ciudad como “una joya” de las más importantes que tiene el país, por su cultura e historia.

En el tema laboral denunció que se está saqueando la riqueza del pueblo y que mineras representadas por grandes capitales de inversionistas y empresarios, como Germán Larrea Mota, presidente de Grupo México, que tiene tres huelgas en el país, entre ellas Taxco, se están enriqueciendo a costa de los obreros mal pagados, pero eso se va a terminar.

A los mineros les dijo que habrá un apoyo para defender la fuerza y la autonomía laboral y sindical. De ahí saltó a los maestros y les aseguró que cancelará las reformas educativa y laboral cuando “triunfe nuestro movimiento”.

Hizo un recuento de lo que ha venido diciendo a su paso por el estado: que a “los soldados y policías” él no les bajará los sueldos, porque a ellos los “están desinformando; por el contrario, se van a mejorar los sueldos, así como de las enfermeras, de los mineros, de los maestros y de la clase obrera”.

Se manifestó por no seguir el camino para “enfrentar la violencia con la violencia; no se puede apagar el fuego con el fuego”.

Denunció que el estallido “de odio, inseguridad y de violencia se desató porque los gobernantes se dedicaron a saquear, a robar y dar el mal ejemplo; cuando al pueblo se le canceló el futuro a millones de mexicanos, sobre todo a los jóvenes”.

Dijo que no es con medidas “coercitivas como se debe combatir la violencia; no es con cárceles, soldados o marinos, no es con masacres”.