Imprimir esta página
Concluye visita del Relator de la ONU para la libertad de expresión , David Kaye a Guerrero, se reunió con periodistas, reporteras y reporteros, representantes de radios comunitarias, quienes hablaron sobre la situación de violencia, agresiones y contexto en el que trabajan. Concluye visita del Relator de la ONU para la libertad de expresión , David Kaye a Guerrero, se reunió con periodistas, reporteras y reporteros, representantes de radios comunitarias, quienes hablaron sobre la situación de violencia, agresiones y contexto en el que trabajan. Foto: Tlachinollan CDHM

Exponen reporteros condiciones en que trabajan ante relator de ONU

Escrito por  Arturo de Dios Palma Dic 03, 2017

Los periodistas estamos bajo fuego, le dicen al visitador sobre la Libertad de Expresión

 “Gobernantes, servidores públicos y grupos criminales, pareciera que nos tienen bajo la mira”

“El común denominador es la impunidad, la protección y complicidad de autoridades con agresores”


Chilpancingo, 2 de diciembre. Reporteros de Guerrero se reunieron con el relator sobre la Libertad de Expresión de la Organización de la Naciones Unidas (ONU), David Kaye, donde le expusieron las condiciones en que se ejerce el periodismo en un contexto de violencia generada por los grupos delictivos. 

“Nunca como ahora la libertad de expresión había estado en peligro, ni los periodistas se habían visto tan amenazados.

En estos días, los periodistas trabajamos literalmente bajo fuego. Gobernantes, servidores públicos, grupos criminales y hasta sindicalistas, pareciera que nos tienen bajo la mira”, le dijeron los reporteros en un documento que le entregaron al relator. 

Este sábado en la Casa Diocesana, en Chilpancingo, el relator de la ONU se reunió con reporteros de distintas regiones de Guerrero. 

En un breve discurso, David Kaye dijo que tanto el gobierno federal como el estatal deben castigar las agresiones contra de los reporteros. Además, los llamó a respetar la libertad de expresión y el ejercicio periodístico. 

Después, el relator se reunió en privado con un grupo de reporteros, quien en su mayoría ha sido agredidos por grupos armados, policías, funcionarios públicos. 

En el encuentro participó el corresponsal de Proceso, Ezequiel Flores, quien ha sido intimidado por hombres armados y por militares; el reportero del periódico El Sur, Zacarías Cervantes, quien apenas hace 15 días siete hombres armados lo sometieron durante 20 minutos y sólo le quitaron su celular. 

Alejandro Ortiz, que en lo que va del año ha sido agredido en cuatro ocasiones; el corresponsal de La Jornada, Sergio Ocampo, a quien en mayo unos 100 hombres armados le quitaron su camioneta en un retén que instalaron en la carretera que comunica a la región de la Tierra Caliente. 

Además, estuvo la corresponsal de El Sur en La Montaña, Antonia Ramírez, a quien guardaespaldas del gobernador, Héctor Astudillo Flores, la agredieron por no tener “la apariencia de reportera”. 

Al relator los reporteros de Guerrero le entregaron un documento firmado por las distintas organizaciones de periodistas.

En el texto le presentaron un informe sobre las agresiones que ha sufrido este año. “Tan sólo en este año, aquí en Guerrero se han perpetrado 34 agresiones en contra de 43 periodistas, la mayoría por parte de servidores públicos.

El común denominador en todos los casos ha sido la impunidad, la protección y la complicidad de las autoridades con los agresores”. 

Y agrega: “El trabajo de los reporteros se desarrolla en condiciones de mucho riesgo. Guerrero es uno de los cuatro estados más peligrosos del país para ejercer el periodismo: el periodista hace su labor en medio de 29 grupos de civiles armados, entre bandas de delincuentes y autodefensas, de acuerdo a informes de Seguridad Pública.

Pero paradójicamente, el 71.8 de las agresiones documentadas por organizaciones de periodistas en el estado, provienen de servidores públicos”.