Andrés Manuel López Obrador en San Luis Acatlán. Andrés Manuel López Obrador en San Luis Acatlán. Foto: Misael Damián

Voy arriba en las encuestas porque la gente ya no aguanta: AMLO

Escrito por  Misael Damián Dic 02, 2017

“Becarios sí, sicarios no”, dice el dirigente nacional morenista en referencia a la violencia


Ometepec, 1º de diciembre. El dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, dijo que la tercera es la vencida y está seguro que se va a lograr arribar a la presidencia de la República porque la gente ya está cansada, “está harta de este régimen de corrupción, de injusticias, de privilegios, la gente quiere un cambio verdadero”.

Insistió en que Morena está arriba en las encuestas no solamente por la terquedad, la perseverancia o el trabajo de él, sino porque la gente ya no aguanta, “es la misma necesidad que está llevando a muchos alzar la cabeza, buscando la salida”, que por ello está creciendo mucho Morena.

Nuevamente dijo que unos 100 son los que deciden y aplastan todo un pueblo, que son los que se creen amos, “son los mueven los hilos, impusieron a Calderón, a Peña y ahora quieren imponer a otro pelele, a otro títere; sería trágico que se impusieran”, pero que en esta ocasión no lo lograrán, dijo que el pleito no es con los partidos políticos, sobre el crecimiento de Morena se refirió el resultado aparecido en el periódico Reforma, donde José Antonio Meade aparece con 17 por ciento, y él 31, afirmó.

Indicó que lleva años que lo han distinguido los principios de no mentir, no robar y  no traicionar al pueblo, “me pueden llamar Peje pero no soy lagarto”, dijo que la gente debe tener confianza que sí se puede mejorar la situación en el país y no se conforme a la mala vida en que está, “que el que nace pobre muere pobre, y que además lo aceptemos que así nos tocó vivir, que es el destino, que es la mala suerte que así lo quiere Dios, no. Dios no quiere que el pueblo sufra, la pobreza es por la corrupción”.

Expresó que él está convencido que se puede lograr el renacimiento de México, acabando con la corrupción y los privilegios, y el dinero que se ahorre sacar del atolladero al país; abundó que el problema no es la falta del presupuesto, pues, tan solo en este año se autorizará 5 billones, 300 mil millones de pesos, pero que a pesar de que ese el dinero de todos, no se informa al pueblo de México, “si se repartiera, alcanza para entregar 13 mil pesos mensuales por familia”.

Dijo que cuando se acercan las elecciones entregan migajas, “de 5 billones, se roban los políticos corruptos 500 mil millones al año; no hay ninguna banda que robe tanto”, afirmó.

También arremetió contra los ex presidentes presidenciales que reciben 5 millones mensuales, que cuando él llegue se acabará todo eso, y que “no es venganza, es justicia”.

López Obrador habló prometiendo diversos apoyos a la gente una vez que llegue a ser presidente de la República; se les dará becas y trabajos a los jóvenes, pues, hay 2 millones 600 mil jóvenes ninis, se les ha dado la espalda, por ello muchos se desviaron al mal camino, “se les empujó y tomaron el camino de la delincuencia, vamos a atender a los jóvenes, 300 mil van  recibir becas de 2 mil 400 pesos mensuales y 2 millones 300 mil van a ser contratados”, quienes recibirán un sueldo mensual de 3 mil 600 pesos, y trabajarán como aprendices en talleres, empresas, comercios; para que se capaciten, proyecto que tendrá un costo de 110 mil millones al año, “nos va a alcanzar y nos va a sobrar”.

Dijo que atender el problema de la violencia solo con el uso de la fuerza, no funciona, “74 homicidios diarios”, expuso que por los sismos hubo 400 muertos, mientras que por la violencia en cada semana pierden la vida 500 personas, que por ello México ocupa el segundo lugar en este rubro en el mundo, “tenemos que entender que no se puede apagar el fuego con el fuego, no se puede enfrentar el mal con el mal; tenemos que entender que la paz, la tranquilidad son frutos de la justicia. Becarios sí, sicarios no”, se desata la violencia si se abandona el campo, si se abandona a los jóvenes.