El dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, comenzó su gira de Guerrero en San Marcos, acompañado de Félix Salgado Macedonio, coordinador estatal del partido; Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, presidente del Comité Ejecutivo Estatal, y otras personalidades. El dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, comenzó su gira de Guerrero en San Marcos, acompañado de Félix Salgado Macedonio, coordinador estatal del partido; Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, presidente del Comité Ejecutivo Estatal, y otras personalidades. Foto: Raúl Aguirre

Para AMLO pugnas por candidaturas: Morena va con mujeres, define

Escrito por  Roberto Ramírez Bravo Dic 01, 2017

Al que no le guste, que se vaya, advierte el dirigente nacional al iniciar su gira


San Marcos, 30 de noviembre. El inicio de la gira del dirigente nacional del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, fue de definiciones. Una: en los municipios donde salió género mujer en el sortero, será mujer la coordinadora. “Nada de que es costumbre en Guerrero y no permiten que sean mujeres”, dijo.

Otra: aclaró que a Félix Salgado Macedonio, coordinador de organización en el estado, quien llegó con él y se fue con él como único acompañante en su camioneta, “ganó la encuesta, no lo impuso nadie”.

López Obrador también lanzó un mensaje a los que andan –como es en el caso de Acapulco, con el ex aspirante Javier Solorio Almazán– coqueteando con que si no son candidatos de Morena, pueden serlo del Partido del Trabajo. “Nada de que Morena va a llevar en su momento sus candidatos y el PT sus candidatos, no. Va a haber uno de los partidos y de los ciudadanos, uno solo”, advirtió. En la próxima elección, dijo, “no hay de que tú no te preocupes, tú ya estás seguro en el PT porque estás bien parado con los dirigentes”.

A nivel nacional, definió que lo primero que haría al llegar a la presidencia, sería “acabar la reforma educativa”.

También tendió el puente por primera vez a quienes en otro momento fueron cuestionados dentro de Morena y, en el templete, destacó citándolos por sus nombres a los asistentes del llamado grupo Maceca: a Marcial Rodríguez Saldaña, secretario general; al enlace nacional César Núñez Ramos, y al consejero Rubén Cayetano García, a quien citó como enlace en el distrito; al diputado federal Roberto Guzmán Jacobo, a quien elogió; a la diputada local María de Jesús Cisneros, todos integrantes del mismo grupo.

La asamblea informativa que se llevó a cabo en este municipio, la primera de un recorrido que ayer abarcó también Tecpan y Coyuca de Benítez, y que este viernes continúa en Xochistlahuaca, Ometepec y San Luis Acatlán, también sirvió para las reapariciones: ubicados en lugares estratégicos, los ex perredistas de Acapulco y la Costa Chica, y figuras como el ex fiscal durante el gobierno de Rogelio Ortega, Miguel Ángel Godínez Muñoz, el ex rector interino de la Universidad Autónoma de Guerrero, Alberto Salgado.

Desde antes de que ocurriera, se pensó que la gira de López Obrador sería un punto de definición en torno a las candidaturas. Tal vez por eso desde temprano se apostó en el hotel donde se realizaría el evento, el médico acapulqueño Javier Solorio Almazán, intenso promotor de que en el puerto se revierta la definición de género definida hasta ahora para mujeres, a fin de que él pueda convertirse en el candidato. A codazos, se colocó a su lado y lo acompañó al templete, donde no pudo quedarse junto a él y tuvo que conformarse con estar exactamente a sus espaldas.

Pero en efecto, López Obrador dio una definición en torno a las candidaturas para los municipios, no tal vez la que el médico esperaba. Dijo que por estas candidaturas, los guerrerenses “andan hasta codeándose, hasta a mí me dan mis codazos para meterse”, pero advirtió de entrada que “no luchamos por cargos, luchamos para transformar al país, entiendan” y dijo que “no se hace política aquí en el viejo molde de la política: que yo tengo buenas relaciones, tengo buenas influencias, tengo buenas agarraderas, me voy a colar; se van a ir por un tubo, porque aquí no es así”.

De una vez dio la definición: donde se sorteó y salió género mujer, no habrá cambios. “Nada de que es la costumbre en Guerrero y no permiten que sean mujeres. Mentira. Que de una vez se sepa: las mujeres son más responsables, y al que no le guste, que se vaya”, dijo.

“Nada de que nos tocó mujer y no hay. Sí hay, cómo no”, agregó. Sus expresiones sobre este punto generaron coros de aprobación entre el auditorio. Solorio, casi invisible en el templete, no sabía dónde meterse, pero terminó literalmente haciéndose chiquito cuando López Obrador dijo que tampoco podrán, quienes no queden en Morena, ser candidatos del PT.

El dirigente nacional de Morena informó que al llegar a la presidencia revertirá la reforma educativa y someterá a revisión todas las demás reformas, dijo que no se va a privatizar nada porque en los últimos años la privatización ha sido sinónimo de robar. Cuestionó la existencia del Frente Ciudadano por México, al que calificó como un fraude porque no es frente, no es ciudadano, y menos es por México.

Antes que él, en el presídium, Salgado Macedonio advirtió a los asistentes que ésta es la última oportunidad histórica de cambiar al país y los invitó a mantenerse unidos “como muéganos” y expresó a “todos aquellos que andan confundidos en otros partidos políticos” que el frente PRD-AN no está buscando la presidencia, sino evitar que llegue López Obrador. “¡Jálense de este lado, no hay más!”, clamó.