Asesinan a balazos a dos trabajadores de la minera Media Luna la noche del sábado Foto: Raymundo Ruiz Avilés

Asesinan a balazos a dos trabajadores de la minera Media Luna la noche del sábado

Escrito por  Arturo de Dios Palma y Raymundo Ruiz Avilés Nov 21, 2017

Piden sindicalistas canadienses a su primer ministro que exiga que se eviten más muertes

El sindicato minero acusa del crimen a presuntas “bandas armadas de matones de la CTM”

Dos trabajadores de la minera Media Luna que respaldaban el paro laboral, fueron asesinados a balazos la noche del sábado cerca de la comunidad de Atzcala, municipio de Cocula, cuando se trasladaban a su comunidad Tonalapa del Río, del municipio de Iguala. 

El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana informó que la noche del sábado “bandas armadas de matones de la CTM” agredieron a trabajadores en paro de la mina Media Luna. 

En un comunicado el sindicato explicó que en un retén que presuntos integrantes de la CTM tenían instalado en la población de Azcala, Cocula, en las inmediaciones de la mina, asesinaron dos trabajadores mineros, los hermanos Víctor y Marcelino Sahuanitla Peña. 

Hace 17 días un grupo de trabajadores de la mina Media Luna se declaró en paro por no permitirles cambiar de sindicato. Los trabajadores estaban agremiados a la CTM y pretenden unirse al sindicato nacional minero. 

“El paro es porque se niegan a pertenecer a un sindicato de la CTM que no defiende sus derechos y los traiciona, los ofende, los agrede y los amenaza constantemente (…) y que está sometido totalmente los intereses de la empresa, por lo cual decidieron desde un principio afiliarse al Sindicato Nacional de Mineros”, dice el comunicado.

El sindicato responsabilizó a la empresa Media Luna, a la CTM y a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social “de esta perversa y cobarde agresión”. 

“La represión sucedió cuando estaba en proceso de negociación la solución al conflicto entre el Sindicato Nacional de Mineros y la empresa canadiense Torex Gold Resources, matriz de la que opera en la Media Luna, Guerrero”. 

Y agrega: “Lo que realizaron las bandas armadas de matones de la CTM se inscribe en las peores prácticas de la represión a obreros mineros y pobladores, por lo cual el sindicato exige que se investigue y castigue penalmente a las tres instancias involucradas (Torex Gold, CTM y STPS) para que no quede impune esta vil y cobarde agresión”. 

Asimismo, el sindicato demandó al gobierno, a Enrique Peña Nieto, al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong que “se ejerza todo el peso de la ley contra los autores intelectuales y materiales de esta agresión”.

En el comunicado, el sindicato indicó que un grupo del Ejército alcanzó a detener a los agresores, pero de inmediato los dejaron en libertad. 

“La patrulla militar que intervino en esta agresión fue la número 0827327, de la Zona Militar con asiento en Iguala, Guerrero, cuyos miembros se presume tuvieron participación y responsabilidad en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, y estuvo bajo el mando del teniente Erik Mondragón Serrano.

En el momento de la agresión había miembros de la Gendarmería presentes, los cuales escoltaron a los agresores y se los llevaron del lugar para después soltarlos en la zona conocida como El Arenal”. 

Exigen respetar derechos de trabajadores 

El Sindicato de Trabajadores del Acero de Canadá (United Steel Workers), a través de su presidente Ken Neumann urgió hoy al primer ministro canadiense Justin Trudeau, a que en las negociaciones comerciales exija normas laborales que eviten muertes de trabajadores que reclaman por sus derechos, como lo sucedido el sábado en la minera Media Luna, cuando fueron asesinados dos paristas en Guerrero. 

“Urgimos al gobierno canadiense a intervenir ante las autoridades mexicanas y la compañía, para que se reconozcan los derechos básicos de los trabajadores mexicanos y evitar violencia en el futuro”, reclamó. 

A través de un comunicado, el grupo de trabajadores del acero aprovechó para condenar el asesinato de dos trabajadores de la minera Media Luna, de la canadiense Torex Gold Resources, a manos de un grupo armado, que pone de relieve la amplia represión de los derechos laborales básicos. 

Neumann condenó que en México no se respeten los derechos laborales y se sigan violentando las garantías de seguridad, por el hecho de manifestarse para pedir la autonomía de organizarse sindicalmente. 

Los trabajadores de esa mina, ubicada en el estado de Guerrero, iniciaron una huelga a principios de noviembre para reclamar el derecho a formar un sindicato, luego de que Torex impusiera lo que USW calificó como de “ilegal sindicato de protección” que no representa legítimamente a los trabajadores de la mina. 

El sábado, condenó, “tras una escalada de las tensiones, un grupo armado atacó a los huelguistas, en un bloqueo de ruta cerca de la mina, en el que dos hermanos, Víctor y Marcelino Sahuanitla Pena resultaron muertos”. 

“El gobierno mexicano y esta compañía canadiense, deben asegurar que este conflicto se resuelva sin más derramamiento de sangre”, pidió. Recordó que Canadá, México y Estados Unidos están renegociando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y es momento de que se amplíe la seguridad y los derechos laborales para los trabajadores. 

Condenan asesinato de mineros 

Integrantes del Sindicato Nacional Minero, condenaron el asesinato de dos personas y la agresión que sufrieron trabajadores que están en paro laboral de la minera Media Luna la noche del sábado, cuando un grupo armado atacó a paristas que se encontraban en un retén cerca de la comunidad de Atzcala. 

Los obreros sindicalizados, por medio de Sergio Beltrán, secretario del Interior y Exterior del Sindicato Nacional Minero, demandaron al presidente de México, Enrique Peña Nieto; al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; y a los efectivos del Ejército y la Marina que “presumiblemente protegieron a los agresores, según constancias de los propios trabajadores, para que se ejerza todo el peso de la ley contra los autores intelectuales y materiales de esta agresión”. 

El Sindicato Minero Nacional exige “adicionalmente, que a esa empresa le sea retirada la concesión bajo la cual opera en México, ya que al actuar contra la ley y la paz social, no es merecedora de seguir teniendo dicha concesión en México, país cuyas leyes no respeta sino que viola”. 

La represión ocurrió en la población de Azcala, municipio de Cocula, Guerrero, vecina de la mina Media Luna, donde los trabajadores habían instalado un retén, y provocó una reacción contraria a la que los represores esperaban.

Los trabajadores de Media Luna están indignados, junto con los pobladores de la región por estos hechos, y están exigiendo que ya no se haga el recuento sindical que estaba en perspectiva, sino que la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo se le otorgue de inmediato al Sindicato Nacional de Mineros, organización a la cual aspiran a pertenecer desde el inicio de este conflicto.