Cambio de estrategia

Escrito por  Nov 21, 2017

Hasta donde se sabía, era la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) la que se encargaba de armar las estrategias en el combate al crimen organizado, pero la reunión del jefe del Ejecutivo estatal con directivos de los partidos Revolucionario Institucional y Verde Ecologista sobre el Pacto por la Seguridad para “diseñar una nueva estrategia amplia, ágil y que involucre a todos en esta responsabilidad” mueve necesariamente a pensar que algo está ocurriendo.

Fue al cumplir dos años como gobernador del estado cuando Héctor Astudillo Flores comenzó a hablar del Pacto por la Seguridad, que, explicó, comenzará a partir de 10 acciones, y en él se espera que participen legisladores, alcaldes, organismos empresariales y sociales, iglesias y partidos políticos.

Un auténtico enigma se encierra en cuál será la participación cada uno en ese pacto, pues en las reuniones que se han llevado a cabo con partidos políticos y grupos religiosos no ha quedado clara, pero igualmente misterioso resulta cómo se manejará en el Grupo Coordinación Guerrero, que se encarga del combate a la violencia.

Es un hecho que, a pesar de los esfuerzos de las fuerzas armadas y la participación policiaca, los logros alcanzados en las tareas de seguridad no han rendido los resultados que devuelvan a los guerrerenses la paz y la tranquilidad tan anheladas.

Si en la lucha contra la delincuencia participan –o deben participar– los tres niveles de gobierno, es el gobernador quien, en la calle, recibe el reclamo ciudadano por la falta del orden y la paz prometidos.

Tal vez ha sido por ello que se decidió a emprender nuevas maneras de lograr la seguridad a la que aspiran los guerrerenses, para lo cual está involucrando a los diversos sectores de la sociedad.

Según anuncio del mandatario, las reuniones para concretar el pacto concluirán en diciembre, al final de lo cual quedará claro cuál será el papel que cada parte desempeñará.

Es obvio que el gobernador busca lograr con la participación ciudadana lo que hasta ahora no ha sido posible obtener con la actuación de militares y policías, no obstante el cambio continuo de estrategias. n