El secretario de Finanzas, Héctor Apreza, informa durante su comparecencia que aún se tiene un adeudo de más de dos mil millones de pesos. El secretario de Finanzas, Héctor Apreza, informa durante su comparecencia que aún se tiene un adeudo de más de dos mil millones de pesos. Foto: Dassaev Télles Adame

La deuda pública del gobierno estatal se redujo nueve por ciento, indica Finanzas

Escrito por  Citlal Giles Sánchez Nov 18, 2017

Comparece el titular de la dependencia, Héctor Apreza, ante comisiones del Congreso

El funcionario rechaza que en Guerrero los recursos se estén otorgando con intencionalidad política


Chilpancingo, 17 de noviembre. En los últimos dos años, la deuda pública del gobierno estatal se redujo 9 por ciento, lo que equivale a unos 233 millones de pesos, destacó el secretario de Finanzas y Administración, Héctor Apreza Patrón.

Este viernes se desarrolló la última comparecencia, correspondiente al secretario de Finanzas y Administración, Héctor Apreza Patrón ante las comisiones de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública.

Apreza Patrón destacó que al inicio de la administración recibieron una deuda pública de 2 mil 254 millones de pesos, la cual se ha logrado disminuir en un 9 por ciento, pues a la fecha se tiene una deuda de 2 mil 21 millones de pesos.

De hecho resaltó que Guerrero está calificado entre los estados que tienen un excelente manejo de deuda y una gran capacidad de endeudamiento al que no se ha recurrido.

Durante los 20 primeros meses de esta administración, informó que los recursos que ingresaron a las arcas estatales, incluyendo a los municipios, ascendieron a 103 mil 919.1 millones de pesos; de los cuales 3.8 por ciento son de gestión propios y 96.2 por ciento por fondos federales.

Por otra parte informó que la Secretaría a su cargo ha ejercido estos dos años 29 mil millones de pesos, es decir 14 mil 500 cada año y la mayor parte se destina al pago de servicios personales, como es el pago de la nómina.

Detalló que en el gobierno del estado se tienen 140 mil trabajadores; la mayor parte son de la Secretaría de Educación Pública, a través del FONE, donde se paga a 89 mil trabajadores; la Secretaría de Salud tiene 21 mil trabajadores que son pagados por fondos de la misma dependencia; mientras que la Sefina maneja el presupuesto para pagar 17 mil 512 trabajadores.

“Esto nos representa un severo problema porque Sefina paga sólo13 por ciento del recurso humano y cuando vienen los cierres de año, las dependencias ejercen una presión de gasto muy fuerte y solo tenemos control en la Sefina para el 13 por ciento del personal”, dijo.

Sin embargo recalcó que en materia de justicia social, los pagos de aguinaldo, vacaciones, prestaciones están garantizados tanto para el personal en activo como para los trabajadores del Issspeg, jubilados, pensionados.

“Y los vamos a pagar con ahorros que hemos tenido, y tenemos la confianza de la SHCP y seguro tendremos un anticipo de aportaciones”, aseguró.

En el caso de los atrasos a los pagos del Issspeg “estamos casi a punto de ponernos al corriente con jubilados y pensionados del Issspeg; hace falta 55 millones de pesos para poder cubrir todos los adeudos pasados y el gobernador se comprometió que en diciembre estaría dando una aportación extraordinaria para poder cubrir ese monto faltante”.

Asimismo informó que el adeudo que tienen los ayuntamientos al Issspeg es de 467 millones.

Otro problema dijo, son los juicios laborales, los cuales dijo, aunque no los han resuelto, sí se han enfrentado varios.

Dijo que han ahorrado al estado mil 536 millones e incluso mencionó que cuando llegaron a la administración había dos expedientes que estaban en ejecución de pago uno por 97 millones y otros 917 millones. Finalmente hubo un ahorro de más de 900 millones de pesos.

El secretario respondió a la diputada de Morena, María de Jesús Cisneros Martínez a quien le aseguró que las retenciones que hace la SHCP de 200 millones de pesos, son por la falta de pago que administraciones pasadas no hicieron “y no es la federación la que se cobre a lo chino; son pagos que no se hicieron en su oportunidad porque esos recursos se usaron en administraciones pasadas para el pago de plazas sin techo presupuestal”.

Sobre las observaciones que hizo la ASF por 429 millones de pesos, Apreza Patrón informó que fueron por una auditoria que por primera vez se aplicó a los recursos del gasto corriente, pero aclaró que todas las solventaciones fueron entregadas en tiempo a la ASF y ésta ya las aceptó.

Finalmente Apreza Patrón rechazó que los recursos se estén otorgando con intencionalidad política “y se demuestra precisamente en Acapulco, municipio que en este periodo de dos años de gobierno ha recibido mil millones de pesos tan sólo de recursos extraordinarios”.